¿Influye la tarjeta SIM en el rendimiento de tu móvil?

Solemos hablar en numerosas ocasiones de la importancia de los diversos componentes del teléfono, pero hay un elemento que también es determinante y que es habitual pasar por alto, como es la tarjeta SIM.

No emplear una de ellas implica que la gran mayoría de las posibilidades que otorga un smartphone se vean limitadas, puesto que resultaría imposible realizar llamadas o conectarse a Internet sin depender del WiFi. De ahí, que sea de vital importancia disponer de una para nuestro terminal.

Rendimiento menor

Con el paso del tiempo las tarjetas SIM han evolucionado, minimizando su tamaño hasta convertirse en un chip muy diminuto y casi inexistente. Es cuestión de tiempo que estos acaben desapareciendo, puesto que ya existen algunos modelos que prevén establecerla de forma virtual. Es por ello por lo que en unos años se adoptará esta medida para evitar posibles problemas por pérdida o hurto, aunque son muchas las dudas que surgen de por medio.

tarjetas SIM

Sin embargo, el cambio merecerá significativamente la pena, puesto que estas tarjetas podrían influir en el rendimiento del procesador del móvil. De hecho, se ha demostrado hace unos días que los chips incorporados en la CPU garantizan una mayor efectividad.

Las nuevas iSIM

No hace mucho Apple hizo oficial que sus próximos lanzamientos traerían consigo la novedosa eSIM, que es una alternativa virtual de la clásica tarjeta SIM. Mientras que, por otro lado, recientemente se ha popularizado otra vertiente conocida como iSIM, que añaden las propiedades necesarias dentro del procesador, pasando a formar parte de este.

Qualcomm iSIM

Qualcomm realizó una publicación donde anunciaba su unión con Vodafone y Thales para el desarrollo de este tipo de chip. Con base a la información de la compañía estadounidense, aquellos dispositivos que gocen de ella disfrutarán de un mayor rendimiento y un mayor espacio en el interior del móvil, puesto que no precisan de un módulo para su integración.

Las pruebas llevadas a cabo se ejecutaron con un Samsung Galaxy Z Flip3 conectado a la red de Vodafone. Por lo que se puede conectar a la conexión 5G sin problemas. Además, este viene acompañado de una CPU Snapdragon 888 que ejecuta el sistema de Thales. El resultado del examen ha sido positivo. Esta nueva rama de tarjetas SIM cumple a la perfección con todos los requisitos expuestos por la GSMA. Esta es una corporación de operadoras que se encarga de certificar toda clase de cuestiones relacionadas con los sistemas de telefonía.

Numerosas ventajas

Entre las diversas ventajas que promete esta clase de tarjeta se encuentran: una simplificación del diseño del terminal que se traduce en mayor espacio para el resto de los componentes; el aprovisionamiento de manera remota por parte del operador en cuestión, el cual solo tiene que activar su función; capacidad de conexión con varios dispositivos al mismo tiempo; y también el adiós a los errores si el teléfono no reconoce la tarjeta SIM.

Esto supone un gran paso tecnológicamente hablando y se espera que en un futuro esta vertiente se apodere de todo el mercado de los terminales. Por el momento, las empresas mencionadas anteriormente pretenden seguir desarrollando este chip, el cual aseguran que todavía no está del todo listo y que el camino hasta el final es largo.

Vía > Qualcomm

¡Sé el primero en comentar!