Cómo comprobar si tu cámara de tu móvil tiene estabilizador

Si hace unos años necesitábamos contar con una cámara profesional para capturar nuestros mejores recuerdos, lo cierto es que ya es cosa del pasado. Los teléfonos han avanzado tanto que cuentan con la suficiente tecnología como para tomar fotos a una calidad que muchos no se hubieran imaginado. Y no solo imágenes, sino también para la grabación de vídeos. Uno de esos avances que ha ayudado a que sea mejor el sensor de los móviles es el estabilizador.

Esta herramienta, que hace unos años no existía ni se le esperaba en los smartphones, llegó poco a poco, pero ahora está presente en una gran parte de teléfonos. Empezó a llegar a los móviles de gama más alta, ahora ha pasado a estar presente en casi todos los terminales, independientemente de la gama en la que se encuentre el dispositivo. Por eso mismo, es hora de que descubramos si el nuestro tiene estabilizador de imagen en su cámara o no.

¿Cómo lo averiguo?

La mayoría de las cámaras de los teléfonos suelen contar con una estabilización óptica, aunque está claro que también son muchos los fabricantes de smartphones que optan por la electrónica. Pero, ¿qué diferencias hay entre ambas? Eso es algo que veremos más adelante. Ahora, es importante conocer qué tipo tiene nuestro terminal, en caso de que sí cuente con esta tecnología.

estabilizador de imagen óptico

Para empezar, el hecho de poder saberlo será realmente fácil, tan solo deberemos indagar entre las especificaciones que el propio fabricante nos da acerca del smartphone. Si no lográis encontrarlo desde su página web oficial, podréis hacerlo directamente en las fichas que tenemos en MovilZona, en las que encontraréis al detalle cada característica de los smartphones.

Sin embargo, también puedes optar por alguna de las aplicaciones que existen en Google Play para averiguar si el móvil que tenemos en nuestro poder cuenta o no con esta tecnología. Incluso, la app que os recomendaremos os dirá el tipo que tiene y si está en funcionamiento o apagado. El software se llama Información del dispositivo, y aquí os dejamos el enlace:

Una vez os descarguéis este software, tan solo deberéis entrar en él y dirigíos al apartado de Cámara. Ahí, deberéis buscar la sección de ‘Modos de estabilización de vídeo’, donde os dirá si está apagado o no. Luego, seguid navegando por ese mismo menú hasta encontrar el tipo de tecnología que tendrá el sensor de vuestro teléfono.

App Información del dispositivo

Y lo mejor de esta app es que nos ofrecerá todo tipo de información del dispositivo. Por lo que podremos revisar cada una de las características del smartphone. Además, este software totalmente gratuito, aunque el principal inconveniente que nos encontraremos al utilizarlo es que nos saltarán de vez en cuando alguna pestaña publicidad.

Para qué sirve

Ahora que ya hemos podido descubrir si tiene o no esta tecnología nuestro teléfono, tenemos que saber para qué sirve exactamente y si merece la pena contar con esta tecnología en el smartphone. Para empezar, un estabilizador puede ayudarnos a tomar no solo fotografías mientras que nos movemos al compensar la vibración que podemos ejercer, sino también a la hora grabar vídeos.

Y es que, esta funcionalidad puede ayudar tanto en la toma de capturas como de vídeo. Incluso, también nos servirá para mejorar la calidad de las imágenes que saquemos con la cámara del móvil cuando la luz sea baja o directamente sea de noche.

estabilizador óptico

Sin embargo, y como veremos justo a continuación, resulta importante mencionar que existen tres tipos de estabilizadores para los smartphones en la actualidad que se diferencian en los resultados y la tecnología aplicada sobre estos. Eso sí, alguno será mejor que otro, por el simple hecho de que su función nos dará un mayor soporte.

Qué tipos hay

Como os decíamos antes, existen varios métodos para conseguir la estabilización en una cámara, concretamente tres. Cuando hablamos de los smartphones, tenemos que hablar de los siguientes tipos: óptica, electrónica e híbrida. Por lo tanto, es el momento de que pasemos a ver en qué consiste cada una de estas tecnologías que podemos encontrar en los sensores de los móviles.

Óptica

El primer tipo de estabilizador a mencionar es el más famoso de todo, es conocido como óptico u OIS. Además, este es el que está presente en los smartphones más enfocados en el contenido multimedia y, al tener un coste más elevado, lo solemos encontrar en los terminales que pertenecen a la gama alta o smartphones de mayor precio.

En este caso consigue una imagen estable gracias a un sistema avanzado de prismas, los cuales consiguen mantener la foto en el sitio a pesar de nuestros movimientos o vibraciones que podamos tener a la hora de sacar una captura o cuando grabamos cualquier tipo de vídeo. Otro de los inconvenientes de este tipo es que aumenta el peso del teléfono.

Electrónica

Por otro lado, en los smartphones más económicos nos encontraremos que su cámara cuenta con uno electrónico (EIS). Una función que consigue mejorar la imagen a través de inteligencia artificial que compara lo que estamos grabando con lo que se esperaba para compensar esos movimientos indeseados. Por lo que, el principal inconveniente que esto presenta es que el vídeo o imagen pasa a ser recortado, dando sensación de mayor estabilidad. Además, esto provoca que la resolución final de lo que hemos captura sea menor que el original.

estabilizacion estabilizar móvil grabar video

No obstante, esta funcionalidad no requiere de ningún tipo de sistema de hardware, sino que se aprovecha de los diferentes sensores que cuenta el smartphone como el acelerómetro, para poder reconocer y corregir los diferentes movimientos involuntarios que podamos hacer con la cámara del terminal.

Híbrida

Vamos con el último tipo, y el más reciente de todos, los sistemas híbridos. Estos prometen combinar lo mejor de ambos mundos con el objetivo de acabar ofreciendo la mejor calidad posible en comparación de los otros.

El híbrido intenta combinar las capacidades propias de un óptico con las ventajas que aporta uno digital. Por eso mismo, en estos últimos años, son cada vez más las marcas de terminales que deciden por integrar este sistema dentro de sus smartphones. Sin embargo, por mucha promesa, no es para nada superior al resto de sistemas. Aunque, es una tecnología que deberemos tener muy en cuenta en unos años.

¡Sé el primero en comentar!