La gran asignatura pendiente de los Google Pixel

El mercado de los smartphones está repleto de oportunidades de todo tipo. Gracias al gran número de fabricantes que existen, puedes apostar por la telefonía de muchas y grandes formas. Pero si quieres gozar de una experiencia Android lo más pura posible, debes apostar por hacerte con un Google Pixel.

Los móviles de la compañía estadounidense ofrecen una manera única de disfrutar el sistema operativo que ellos mismos han desarrollado. Este es el principal motivo por el que su software se encuentra totalmente limpio, ya que no hay capas de personalización de por medio que lastren en cierto modo su funcionamiento óptimo.

No hay duda de que son unos terminales con unas propiedades maravillosas. Ejemplo de ello son las características del Google Pixel 6. Sin embargo, estos teléfonos tienen una asignatura pendiente desde hace muchos cursos y que en este último lanzamiento ha sido muy criticada. Se trata nada más y nada menos que de la carga rápida, la cual percibe unas velocidades que se alejan de la media.

Pobre velocidad

Esta problemática no es ninguna novedad. Desde hace un tiempo se ha visto cómo los smartphones de la gran G vienen acompañados de una carga rápida excesivamente pobre. Solo hay que echar un vistazo a sus especificaciones para darse cuenta de este hecho.

Una muestra fehaciente de este rasgo son las prestaciones del Google Pixel 5. Entre ellas se incluye una batería de 4.080 mAh. Una cifra que no está nada mal, pero el problema aparece en su lenta carga rápida de 18W. Por otro lado, si uno se dirige a los anterior modelo Pixel 4, puede comprobar que el número sigue siendo exactamente el mismo.

Distintos modelos del Google Pixel 5a

Estas cantidades no estarían mal si se tratase de un móvil de gama de entrada, pero estamos hablando de unos terminales que no se caracterizan por su bajo precio. Por no hablar de su reciente lanzamiento, que percibe una capacidad de solo 30W aparentemente.

Si tenemos en cuenta que la mayoría de las alternativas actuales de la gama media opta por una velocidad de carga de hasta 65W, resulta incomprensible por qué la responsable del principal motor de búsqueda mundial no mejora este apartado.

El problema del Google Pixel 6

Entre los numerosos problemas que ha presentado el último Google Pixel de la empresa americana, los usuarios han manifestado su descontento en especial con una carga rápida que no se corresponde con sus especificaciones.

Supuestamente, el buque insignia de la compañía cuenta con 30W de carga veloz, tal y como hemos mencionado un poco más arriba. Son muchas las personas que han mostrado cómo a la hora de realizar la carga la velocidad máxima alcanzada es de 22W.

Google Pixel 6 Pro

Esto ha generado crispación entre aquellos que adquirieron el terminal de Google. Principalmente, porque no solo su cantidad inicial sigue siendo pobre para un smartphone de tales garantías, sino también porque la cifra real se aproxima en exceso a sus predecesores. Una cuestión que no ha hecho mucha gracia a los fans.

Es de esperar que el próximo tope de gama de la firma apueste por incrementar esta faceta, dado que es una prioridad en el mundo tan acelerado en el que vivimos. El tiempo es oro, y eso es algo que deben tener claro los fabricantes.

¡Sé el primero en comentar!