Análisis del Samsung Galaxy S22 Plus, el móvil perfecto para todos

Hoy ha caído en nuestras manos el ‘mediano’ de la familia Galaxy S22, y creednos que nos cuesta un mundo calificar así al espectacular Samsung Galaxy S22 Plus. Para nosotros, es un terminal mucho más interesante que el Ultra por dos motivos que encontrarás al final del análisis y que lo hacen una opción perfecta para los que buscan potencia, un buen apartado fotográfico y una pantalla de alabar.

Es un smartphone sin ningún tipo de fisuras para jugar a cualquier título que se pase por tu tienda de aplicaciones y disfrutarlo en una pantalla grande y nítida, pero es que, además, el agarre del dispositivo es realmente cómodo. Sus bordes rectos, algo más de lo que vimos en la anterior generación, ayudan a dar forma a un smartphone muy ergonómico pero, sobre todo, muy bonito.

Samsung Galaxy S22 Plus pantalla

Como verás en las fotos nosotros hemos probado el modelo de color rosa, pero también lo puedes comprar en color blanco, verde o negro desde 1.059 euros en la mayoría de distribuidores. Sabemos que no es el más asequible de la familia, pero si decides optar por su compra, vas a tener lo mejor de lo mejor en la palma de tu mano. Y si no nos crees, estas son sus características oficiales:

  • Pantalla AMOLED de 6,6 pulgadas / FHD+ (2400 x 1080 píxeles) / 120 Hz.
  • 157.4 x 75.8 x 7.6 mm / 196 g.
  • Procesador Exynos 2200 de 4nm a 2, 8 GHz
  • Memoria de 8 GB + 128 GB / 8 + 256 GB.
  • Cámara trasera de 50 Mpx f/1.8 (principal) + 12 Mpx f/2.2 (Gran Angular) + 10 Mpx f/2.4 (Teleobjetivo 3x con OIS) / Grabación de video 8K
  • Cámara delantera de 10 Mpx f/2.2.
  • Batería de 4500 mAh de 45W/ Carga inalámbrica de 15W / Carga inversa de 10W
  • Android 12 con One UI 4.1
  • Conectividad 5G / WiFi 6E / NFC/ GPS/ Bluetooth 5.2
  • USB Tipo C
  • Altavoces estéreo
  • Sensor de huellas en pantalla

¿Qué es lo que más nos gusta del teléfono?

Diseño continuista y acertado

El Galaxy S22 Plus y el S22 más pequeño comparten el mismo diseño general. Evidentemente, no vamos a engañar a nadie si decimos que nos recuerda a los nuevos teléfonos de Apple, o quizá más a smartphones como aquel iPhone 5s con los bordes muy planos, pero con una calidad en su construcción muy alta. Pero más allá de hablar de quién imita a quién, lo importante es que es un smartphone muy, pero que muy elegante y elegir estas líneas consigue que el teléfono se sienta más pequeño y fácil de sostener.

Samsung Galaxy S22 Plus trasera

Pese a ser un modelo Plus, no hay ningún momento en que pensemos que el teléfono es demasiado grande. De hecho, es incluso más pequeño que su homólogo del año pasado, ya que la pantalla también es algo más reducida. Eso sí, no hay muchos más cambios, pues se adopta el mismo diseño, con el encapsulado de cámara fusionándose con el marco de aluminio que tan bien le sienta al móvil.

Este es uno de los grandes puntos fuertes del smartphone, ser más pequeño y manejable que el S22 Ultra y ofrecer más pantalla que el S22 sin llegar a ser incómodo de usar.

Samsung Galaxy S22 Plus cámara

Más allá de eso, lo típico que podemos encontrar en un gama alta lanzado en 2022: USB Tipo C, ausencia de puerto para auriculares y una botonadura que se aloja en el perfil derecho. Lamentablemente, no hay slot para alojar una MicroSD en el mismo lugar que metemos la tarjeta SIM, por lo que es aconsejable comprar el modelo con más cantidad de almacenamiento posible, para evitar posibles problemas en el futuro.

Nunca recomendaremos utilizar un teléfono móvil dentro del agua, pero te alegrará saber que hemos usado el dispositivo bajo la lluvia y que, gracias a su certificación IP68, no le ha pasado absolutamente nada. Es resistente contra agua y polvo, pero mejor que no lo pongas a prueba. Además, la protección Corning Gorilla Glass del cristal delantero funciona bastante bien, lo hemos usado en el bolsillo sin funda y no hay rastro de arañazo alguno, por pequeño que sea.

Una pantalla para gozar

Samsung es especialista en desarrollar paneles para teléfonos móviles y, por si no lo sabías, muchos de los teléfonos de otras marcas tienen pantallas del fabricante coreano. Es por esto por lo que los dispositivos Galaxy S de la firma siempre suelen ser líderes en la industria y aquí el panel AMOLED de 6,6 pulgadas (más pequeño que el del S21 Plus) da el Do de pecho.

Samsung Galaxy S22 Plus en mano

Es un panel Infinity-O que, realmente, quiere decir que la cámara selfie de 10 Mpx se aloja en un orificio perforado bastante pequeño en la parte frontal. Pero más reducido aún es el bisel alrededor de la pantalla que hace que nos podamos centrar en el contenido sin mayor impedimento.

Con una resolución de FHD+ y una tasa de refresco de 120 Hz (que podemos configurar a 60 si se nos antoja), el S22 Plus rinde espectacularmente bien para la mayoría de las tareas. Si bien la resolución es bastante estándar, el tope de gama de la firma gana algunos puntos en otras áreas como en la visualización en exteriores, donde el brillo máximo de 1750 nits, que es muy alto, y el contraste que ofrece su tecnología AMOLED, permiten una cómoda visión de cada elemento en pantalla.

Este pico de brillo consume más batería, pero se puede configurar desde los ajustes de pantalla de One Ui 4.1, un software que permite personalizar el display al máximo, configurando la tasa de refresco, la navegación por gestos o botones, habilitar la protección ocular, ajustar el modo oscuro a nuestro gusto y un sinfín de opciones como las que Samsung nos tiene acostumbrados.

El mejor rendimiento de Samsung

En EE. UU., toda la gama S22 utiliza el nuevo procesador Snapdragon 8 Gen 1 de Qualcomm, pero en Europa, y por ende, en España, el smartphone funciona con una CPU Exynos que se queda un peldaño por detrás a nivel de potencia. Pero es que estar un poco por detrás cuando tenemos un rendimiento exagerado es algo que no vamos a notar en ningún momento.

Si acaso, solo hemos notado algún pequeño lag en aplicaciones como Facebook, mientras que otras mucho más exigentes como PUBG Mobile o CoD Mobile funcionan a la perfección. Esto nos hace pensar que el problema quizá esté más en el sistema operativo o en la misma app. Además, como decimos, no es algo exagerado sino que simplemente es algún fallo de fluidez que pasa una de cada 50 veces.

Cómo puedes ver en estas capturas extraídas de los bancos de pruebas que hemos ejecutado en el smartphone, el dispositivo está muy por encima en puntuación del tope de gama de la firma del año pasado, al menos en la prueba de varios núcleos. Y si recurrimos a AnTuTu, se rozan los 800.000 puntos, situando al smartphone en el puesto número 12 de los terminales más potentes del momento.

Aunque tiene un sistema de refrigeración, sí que es verdad que hemos notado que el S22 Plus se calienta algo más que el S22 Ultra, seguramente debido a tener unas dimensiones menores y a menos cantidad de memoria RAM. Aun así no es algo que moleste ni impida pasar largas sesiones de juego disfrutando de los títulos más potentes de Android.

Y si hablamos de jugar, nunca está de más de contar con la mejor conectividad del momento tanto en datos como en Red. El smartphone es compatible con 5G, por supuesto, y con Wi-Fi 6E, siendo el segundo móvil de la marca compatible con este nuevo estándar.

Ello nos va a permitir alcanzar velocidades de navegación superiores a los 2 Gbps, aunque en nuestro caso y debido a nuestra situación geográfica, solo hemos sido capaces de navegar a 1133 Mbits/seg, una velocidad que también está muy pero que muy bien y que nos da evidentes ventajas a la hora de jugar online.

Cámara muy ‘Top’

Muy sorprendidos, así nos hemos quedado al manejar la cámara del teléfono. Las nuevas y revolucionarias funciones de Nightography de la serie Galaxy S22, contar con un sensor un 23% más grande que el del S21+, y la tecnología Adaptive Pixel, nos permiten captar más luz y más detalle en las capturas y eso se nota, sobre todo, al caer la luz. Es entonces cuando su lente de 50 MP da la talla haciendo no solo grandes tomas nocturnas, sino retratos muy pero que muy bien iluminados.

Samsung Galaxy S22 Plus cámara

Podemos usar también el teleobjetivo de 3 aumentos cuando se hace de noche, así que no hace falta estar pegados al sujeto para conseguir grandes tomas. El disparo es muy rápido y los resultados son más que satisfactorios. Y si activamos la IA de Samsung es mucho más fácil hacer fotos perfectas en modo retrato gracias a la tecnología de mapa de profundidad estereoscópico de IA que, básicamente, hace que los detalles más diminutos también se muestren reflejados con total nitidez.

Bastan este par de ejemplos para demostrar como una imagen vale más que mil palabras.

Por el día, esto se nota sobre todo al hacer fotos a nuestra mascota, ya que la inteligencia del móvil permite separar el pelo de las mascotas u otros detalles difíciles de separar del fondo, para que el usuario siempre consiga la mejor foto posible.

Ya hemos dicho que el smartphone graba en 8K, pero si puedes registrar una gran calidad de grabación y luego el resultado está borroso, ¿de qué sirve? Aquí podemos aprovechar la nueva función de encuadre automático, habilitada por defecto, que detecta y sigue a un máximo de 10 personas y ajusta automáticamente el enfoque de la cámara.

Y además de poder aprovecharnos del OIS en su teleobjetivo (que es de 3 aumentos, mientras que la competencia suele quedarse en 2, como sucede con los Xiaomi 12 u OPPO Find X5), el Samsung Galaxy S22 Plus, al igual que su hermano pequeño, cuenta con la avanzada tecnología VDIS. La misma permite minimizar las vibraciones, para que consigas unas grabaciones fluidas y nítidas incluso cuando estás en movimiento.

En cuanto a la lente selfie, ningún reproche. Podemos jugar con un campo de visión más cerrado si solo vamos a hacernos un autorretrato o ampliarlo si queremos hacer selfies grupales. La calidad por el día es excelente, pero es cierto que cuando cae la luz hubiéramos echado de menos algo más de resolución en su sensor de 10 MP. Tampoco podemos tenlo todo.

Batería, el talón de Aquiles

Seguro que tras ver el listado de especificaciones, lo único que te ha «chirriado» un poco es la capacidad de la batería. La realidad es que este año las celdas caen 300 mAh en cada modelo en comparación con el equivalente de los S21 del año pasado. Igual que a vosotros, a nosotros también nos preocupaba el rendimiento de la batería en el S22 Plus ya que su celda de 4.500mAh, en apariencia, es inferior a la de 4.800 mAh del S21 Plus.

Lo bueno es que, sin llegar a ser una barbaridad, sí que es cierto que podemos superar un día de uso típico. ¿Y qué es un uso típico? Para nosotros, estar constantemente enganchado a las apps de mensajería, ver 4 o 5 vídeos de YouTube al caer la noche, hacer un par de llamadas y estar constantemente enganchados al 5G. No hay grandes diferencias respecto al S21 Ultra y esto, en parte, es debido al menor tamaño de pantalla, un procesador que gestiona mejor la energía y a una pantalla que presume de tasa de refresco adaptable para consumir menor energía según lo que hagamos con el teléfono.

La carga de 45W permite cargar por completo el smartphone en algo más de dos horas. No engañamos a nadie si decimos que, usando a diario un teléfono con carga de 65W, se nota que Samsung podría haber dado más de sí, al igual que en sus opciones de carga inalámbrica (que se queda en 15W, demasiado lenta). La firma coreana aún no quiere entrar en la guerra de las cargas hiperrápidas y no sabemos por qué. ¿Miedo a una degradación de la batería demasiado veloz?

Una compra muy acertada

Partiendo de la base de que la autonomía del smartphone no es la mejor, pero sí muy parecida a la del año pasado, este es el único punto que puede hacer que no quieras comprarte el móvil. Pero, a fin de cuentas, sabiendo que todos o casi todos cargamos el smartphone por la noche, y que el S22 Plus llega al final del día con aún un porcentaje de energía sin gastar, es algo que no puede ser definitorio para comprar o no el terminal.

Samsung Galaxy S22 Plus en mano

Hemos dicho que nos parecía mejor que el Galaxy S22 Ultra por dos motivos. El primero es que es un smartphone del que presumir. Hay quien dice que se parece excesivamente al iPhone, pero ¿acaso, los de Cupertino, no se han inspirado a su vez en otros terminales de Android? Para nosotros este diseño es espectacular, además de no ser ni muy pesado ni excesivamente grande.

En segundo lugar, su cámara nos ha sorprendido muy gratamente. Ya sabíamos que era buena, pero no que consiguiera capturar escenas de tanta calidad, sobre todo al caer la noche. A ello le sumamos que One UI ha mejorado muchísimo y ahora es una capa de personalización mucho más sencilla, tomando ideas de aquí y de allá para que la experiencia de uso sea la más satisfactoria de los últimos años (con algún que otro pero, como ese cajón de aplicaciones de deslizamiento horizontal). Y recuerda que el móvil va a poder cambiar de versión de Android hasta 4 veces.

A nivel de potencia, ya lo habéis visto rozando el Top 10 de AnTuTu con la punta de los dedos y su pantalla es descomunal.

Un acierto se mire por donde se mire.

¡Sé el primero en comentar!