Por qué no deberías estar con el móvil antes de dormir

Una costumbre que llegó con los dispositivos móviles, y más ahora que se puede hacer prácticamente de todo con un smartphone, es utilizar el teléfono antes de dormir mientras estamos en la cama . Y aunque está demostrado que a muchos usuarios esta simple acción no interfiere en su sueño. Además de que no nos afecta cómo tal ni el propio uso del móvil ni el brillo, sino otro factor más.

No obstante, es cierto es que estar acostumbrados a utilizarlo antes de ir a dormir puede llegar a afectar a la hora de conciliar el sueño. Por esto mismo se ha convertido en una asignatura pendiente el no usar el smartphone justo antes de irnos a descansar por la noche. Por tanto, es momento de conocer el verdadero causante que nos lleva a no dormir las horas suficientes por la noche (entre 7 y 9 horas).

El problema está en qué hacemos con el teléfono

La realidad es que en este aspecto no solo nos afectará la luz azul que emiten todas las pantallas de los dispositivos móviles, la cual puede ser dañino para nuestra visión. Si no que el verdadero problema se encuentra en qué contenido visionamos antes de irnos a descansar. Esto quiere decir que lo que verdaderamente afectará a nuestro bienestar y a la calidad del sueño será la información que recibamos del móvil.

movil noche

Ya sea jugar con el teléfono a nuestro juego favorito, ver una serie o película, influirá en mayor o menos medida a nuestro descanso. Básicamente porque al estar disfrutando de algo que nos entretiene, querremos seguir visualizando dicho contenido. Por ello, lo más recomendable es que si queremos usar nuestro smartphone antes de irnos a dormir, sea para utilizarlo como herramienta para relajarnos para cerrar el día y no como fuente de entretenimiento.

Básicamente porque el hacer esto antes de ir a dormir afectará a la glándula pineal, la cual es la parte del cerebro que se encarga de producir melatonina, la hormona que regula el ciclo de nuestro sueño. Y es que después de haber dado por sentada esta tendencia de revisar constantemente el móvil antes de irnos a descansar, lo único que conseguiremos es perder horas de sueño. Sin embargo, esta costumbre se puede cambiar con el objetivo de mejorar la calidad de nuestro descanso. Para ello, lo ideal será dejar el móvil al menos una media hora antes, y alejarlo de nuestra cama, para que nos cueste un poco más el hecho de volver a cogerlo. Además, otro factor que ayudará será el hecho de silenciarlo hasta la mañana siguiente.

¡Sé el primero en comentar!