¿Te pueden multar por usar el móvil en bicicleta o patinete?

Una de las dudas que más se repiten con la llegada del buen tiempo y la mayor afluencia de las bicicletas o de los patinetes por las calles, tiene que ver con la posible multa. Ahora que prácticamente todo el mundo tiene un móvil y lo usamos tanto para comunicarnos, como para grabar vídeos o incluso para estar informados, podemos estar tentados de mirarlo mientras vamos en marcha.

Sin embargo, debes saber que, aunque no hayas necesitado sacarte ningún tipo de carnet o haberte sometido a un examen para conducir este vehículo; sí, te pueden multar por hacer uso del móvil mientras vas en bicicleta o sobre el patinete eléctrico. La Ley de Tráfico en España los incluye en sus normas de circulación y, por lo tanto, aunque no nos puedan retirar puntos, sí que puede verse afectado el bolsillo.

La misma multa en ambos casos

En cualquiera de los dos medios de transporte personales, nos vamos a encontrar con un castigo idéntico en caso de utilizar el móvil en marcha. Los dos están recogidos como un VMP (Vehículo de Movilidad Personal) y los agentes se pueden acoger al artículo 12.2.5B del reglamento de circulación para imponernos una multa de 200 euros. No importa además el lugar por donde estemos transitando, tanto si es un camino de tierra, el carril bici o por una calle. En todo caso, la infracción no dependerá tampoco de si somos mayores o menores de edad.

soporte movil bici

Estas leyes tratan de protegernos como usuarios y además a todas las personas que tan a nuestro alrededor, pues si no prestamos atención a lo que nos rodea, podemos provocar un accidente. La única manera legal de usar el teléfono móvil en una bicicleta o patinete eléctrico se basa en que estemos parados por completo.

Todos nuestros sentidos deben estar puestos en la conducción a manos de estos vehículos y por ello, cualquier uso del smartphone está castigado. La multa puede ser impuesta desde el momento en el que llevamos el teléfono sobre un soporte para la bicicleta y lo tocamos para comprobar la ruta a seguir, hasta cuando lo sujetamos con una mano. Un castigo que también se repite si nos lo ponemos en la oreja para hablar y cualquier otro momento en el que nos veamos obligados a utilizar nuestras manos con el smartphone o no centrar nuestra atención en la dirección que estamos tomando.

La historia se repite con los auriculares

Para todos aquellos que van en bici o en patinete eléctrico y al mismo tiempo escuchan la radio, música o un podcast, deben saber que la multa de 200 euros se repite. Ni siquiera con unos cascos que nos ofrezcan la capacidad de escuchar el ruido ambiente podemos salvarnos, dado que dejamos de percibir los sonidos de nuestro entorno al completo.

auriculares inalambricos

Esto podría desencadenar una situación peligrosa tanto para nosotros como para quienes están a nuestro alrededor a bordo de una moto, un coche o incluso para otros usuarios de bicicletas o patinetes que nos quieren adelantar en el carril bici. Al igual que ocurre con el smartphone, aquí no hay castigo con puntos dado que no es imprescindible para poder usar estos vehículos.

¡Sé el primero en comentar!