Las fundas que jamás compraría para mi móvil

Las fundas que jamás compraría para mi móvil

Miguel Martínez

Los imanes alojados en los accesorios de nuestros móviles pueden ser muy útiles. Por ejemplo, las fundas para teléfonos con un imán en la parte posterior te permiten conectar el teléfono para montarlo en un coche. Esto puede ser útil si necesitas responder a una llamada de alguien, pero no quieres apartar los ojos de la carretera y no quieres usar un soporte con pinzas.

Debido al incremento de este tipo de fundas y carcasas en muchos comercios, son bastantes usuarios los que nos han planteado la pregunta: ¿Pueden los imanes ser perjudiciales para el teléfono? Todos sabemos que los mismos pueden llegar a estropear tarjetas de crédito o transporte y que no se llevan bien con otros productos electrónicos, pero ¿son igual de malos para los smartphones?

Los riesgos de las carcasas magnéticas

Si nos pides que nos mojemos, somos de esos que no recomendamos usar este tipo de accesorios debido a que pueden hacer que el smartphone funcione mal, tanto de forma momentánea como durante largos periodos de tiempo. No es que los actuales equipos se vayan a romper como sucedía con aquellos televisores antiguos que perdían color si se movía un imán por delante, pero sí que vamos a impedir que el teléfono funcione como debería.

Las fundas magnéticas que podemos utilizar con nuestros teléfonos suelen estar fabricadas con materiales como níquel, hierro y cobalto. Estos compuestos pueden frotarse involuntariamente contra el teléfono y generar campos magnéticos, afectando a las funciones que reaccionen a estos imanes.

fundas magnéticas móviles

Es más, no lo decimos nosotros, sino que son las propias marcas como Apple quienes advierten de que, al usar estos accesorios, el teléfono puede funcionar de forma poco óptima.

Los imanes internos de algunos accesorios para el iPhone crean campos magnéticos que pueden afectar a las cámaras traseras del teléfono. Para reducir el movimiento de la imagen y la correspondiente pérdida de nitidez, las lentes se mueven de acuerdo con el ángulo del giroscopio. Lo que sucede es que estos sensores de posición de la lente responden a los campos magnéticos y, si colocas un imán cerca de dichos sensores, el campo magnético producirá interferencias con ellos o los desactivará de forma temporal.

Pero ya no hablamos solo de que pueda afectar a la captura de fotografías. Otros sensores del móvil, como la brújula, pueden verse afectados por este tipo de magnetismos y generar problemas de ubicación del smartphone. Si eres un asiduo a las apps de navegación o similar, no te recomendamos elegir este tipo de complementos.

Además, no podemos olvidar el tema de la cobertura. Siempre vamos a tener más señal en nuestro smartphone si nos alejamos de imanes y otros elementos magnéticos en la medida de lo posible.

Funda oreja gigante

Y si, por supuesto que también te vamos a recomendar que huyas de carcasas como las de la imagen, es decir, todas aquellas horripilantes fundas con forma de apéndice humano, conejo de peluche o cualquier otra cosa que haga que los esfuerzos en diseñar móviles cada vez más elegantes caigan en saco roto.

¡Sé el primero en comentar!