¿Roblox es un peligro para los niños?
Daniel Caballero

Seguramente más de uno ha descubierto que sus hijos son grandes aficionados a ver vídeos en Internet de un videojuego que vio la luz hace bastantes años, estamos hablando de Roblox. Y lo cierto es que, aunque está considerado por muchos como una copia de Minecraft, nació 5 años antes que el famoso juego. Aunque como cada título, tienes muchas diferencias que lo hace diferente al resto.

Sin embargo, en los últimos años es cuando ha empezado a despegar más, dejando de estar algo menos bajo la sombra de Minecraft. Por esto mismo, es normal que muchos padres y madres se pregunten si realmente pueden estar tranquilos dejando jugar a sus hijos a este videojuego, el cual también está disponible para dispositivos móviles. Por lo que no será necesario que tengan que contar con un ordenador a mano.

Qué hay que saber de Roblox

Uno de los primeros aspectos a los que tendremos que echar un vistazo es si está calificado con una edad mínima para que los niños puedan jugar a él sin ningún tipo de problemas. En este caso, Roblox no cuenta con una edad marca, por lo que cualquier usuario puede crearse una cuenta, un personaje y comenzar a jugar, así como el hecho de unirse a grupos, hablar con la gente y formar parte de una comunidad.

Roblox

No obstante, como la mayoría de los juegos que cuentan con una parte online, este título cuenta con algunas precauciones de seguridad, sobre todo para los niños de menor edad. Sin embargo, en el caso de pasar a jugar online siempre se pueden encontrar a usuarios que no tengan muy buenas intenciones, por lo que habrá que prestar mucha atención en este aspecto. Por esto mismo, la compañía Common Sense Media que se encarga de hacer revisiones a diferentes fuentes de entretenimiento como cine o videojuego, lo clasifica adecuado para mayores de 13 años.

Además, estamos ante un título en el que cada usuario tiene la libertad de crear y realizar sus propios juegos, pues estamos ante uno de esos videojuegos en los que se pueden crear otros. Por esto mismo, los propios usuarios pueden vender, publicar, comprar e intercambiar diferentes elementos. Es por esto por lo que tiene un punto peligroso para los niños pequeños. Eso sí, se puede disfrutar gratuitamente de él, ya que cuenta con una versión free to play.

También hay que valorar que, en este tipo de títulos, y sobre todo de móviles, existen diferentes formas de conseguir habilidades especiales a la hora de crear sus juegos, armas u otros elementos exclusivos de una forma más rápida, es decir, por la vía de pago. Por esto mismo, lo ideal será usar los controles parentales que nos ofrece Roblox para restringir determinados puntos. Como el hecho de la interacción con otras personas o incluso añadir claves para que no jueguen cuando no estemos presentes.

¡Sé el primero en comentar!