EMUI vs HarmonyOS. ¿Cómo cambian los sistemas operativos de Huawei?

Lleva cerca de dos años en desarrollo pero no ha sido hasta este 2021 cuando las versiones estables han comenzado a llegar a los primeros teléfonos de Huawei compatibles con el sistema. Gracia a ello podemos ahondar en las diferencias o, más bien, en todo lo que se parece, HarmonyOS a EMUI.

Hoy por hoy las versiones más recientes de cada software son EMUI 11, basada en Android 10, y HarmonyOS 2.0, como software propio creado a partir de cero. No obstante, son muchos los usuarios que no ven tantos cambios en el nuevo software respecto a lo que ya conocían en sus móviles y, sobre todo, respecto al sistema operativo de Google. ¿Es cierto que ambos sistemas son tan parecidos?

El nacimiento de Harmony OS

Huawei HarmonyOS

HarmonyOS, por mucho que lo niegue la marca, nació como un plan B a las pocas semanas de que se produjera el cataclismo en la empresa de ser baleados por el Departamento de Gobierno de EE.UU. Esta decisión implicó que Google, a pesar de no querer, se viera obligada a dejar de colaborar con Huawei y, por consiguiente, impedirle usar una versión Android licenciada y los GMS.

Pronto Huawei comenzó a lanzar versiones de EMUI basadas en Android AOSP que no fueron bien acogidas por los usuarios al carecer de servicios importantes y compatibilidad con las apps de Google. Fue entonces cuando la marca decidió dar vida a su sistema operativo propio, llevándolo primero a dispositivos inteligentes y, recientemente, a dispositivos móviles.

Por eso es ahora cuando podemos advertir las grandes diferencias que existen entre EMUI y HarmonyOS.

Parecidos entre los dos sistemas de Huawei

Huawei vs harmonyOS

Huawei dijo que HarmonyOS todavía conserva su capacidad para ejecutar aplicaciones Android porque protege las aplicaciones y servicios de los usuarios existentes de teléfonos móviles y tabletas de Huawei en EMUI, pero es de esperar que esto llegue a su fin llegado un determinado momento.

No obstante, ambos sistemas son bastante parecidos y no hay más que echar un vistazo a las grandes características de HarmonyOS para darnos cuenta de que casi todas ellas ya están presentes en los actuales smartphones de Huawei:

  • Nueva pantalla de inicio
  • Widgets de servicio
  • Panel de Control
  • Centro de soporte
  • Carpeta inteligente
  • Fuentes HarmonyOS
  • Compartir
  • Centro de tareas
  • Mejor rendimiento
  • Seguridad colaborativa

Todas ellas son versiones de funciones ya existentes en los móviles antiguos de la marca, pero hay algunas diferencias que sí habría que destacar.

Diferencias entre softwares

En un primer vistazo podemos ver como HarmonyOS 2.0 es bastante parecido a EMUI 11, basado en Android 10, pero las claves están en el desarrollo del software. Aunque las funciones, apps y opciones de configuraciones sean, en apariencia, idénticas a lo que ya conocíamos en nuestros móviles de Huawei, la realidad es que, «por debajo» es donde encontramos los grandes cambios del sistema.

Nuevas funciones

Entre las nuevas funciones que vemos en el software está la herramienta «Super Dispositivo». Esta característica está impulsada por las capacidades distribuidas de HarmonyOS y permite a los usuarios combinar diferentes dispositivos para formar uno grande en el móvil que controle a todos, creando un mapa claro y fácil de ver de cada terminal de confianza que podemos conectar al teléfono. Esto se complementa con las opciones de Hogar Inteligente del sistema operativo, que permite acercar el teléfono al electrodoméstico seleccionado para acceder a todas sus características de IoT.

P40 HArmonyOS

También hay una nueva app, denominada App Guard que está habilitado de forma predeterminada para garantizar que todas las aplicaciones se sometan análisis profundos en busca de comportamientos extraños.

No se basa en Linux

La diferencia fundamental entre HarmonyOS y EMUI, basado en Android es el hecho de que no incluye Linux en su núcleo. Huawei ha desarrollado un micronúcleo completamente nuevo para su sistema operativo por lo que, realmente, se parece más al software Fucsia, también desarrollado por Google, que se basa en el micronúcleo Zircón.

Un micronúcleo es más pequeño en tamaño que un núcleo monolítico (como Linux) lo que, expresado en cristiano, significa que se requiere una cantidad mínima de código para ejecutar el sistema operativo. El micronúcleo de Huawei tiene aproximadamente 1/1000 de la cantidad de código que está presente en el núcleo Linux, ya que solo incluye programación de subprocesos. El resto de servicios, como sistemas de archivos, controladores de dispositivos, controladores de red, etc., se ejecutan en el espacio de usuario.

Huawei afirma que su micronúcleo ofrece un rendimiento hasta 5 veces más rápido que Fucsia.

Más rapidez que EMUI… ¿Seguro?

Relacionado directamente con el punto anterior llegamos a una de las claves que Huawei está vendiendo como diferencial respecto a Android y, por ende, a su anterior sistema operativo basado en el software de Google. HarmonyOS utiliza la programación de tareas y la gestión de datos distribuidos para mejorar su rendimiento y ofrecer una mayor velocidad.

Curiosamente, uno de los primeros vídeos que se filtraron demuestra lo contrario, que EMUI 11 es capaz de evitar tareas más rápido que el nuevo software de Huawei, pero no nos queda más que conceder el beneficio de la duda, ya que aquello era una versión muy temprana del sistema operativo de la marca china. Huawei argumenta que su HarmonyOS «estable» puede superar a Android al evitar trabajar con código redundante y evitar los problemas de fragmentación.

La compañía afirma que las últimas versiones de Harmony han mejorado hasta un 25,7% de mejora de la latencia de respuesta y un 55,6% de mejora en la fluctuación de latencia.

Sin acceso root

Aunque a día de hoy es algo que ya apenas se usa, somos muchos los que alguna vez hemos concedido acceso root a nuestro teléfono para personalizar el equipo a nuestro antojo. Esto no va a ser posible en los teléfonos de Huawei que funcionen con su nuevo software pues hace ya dos nósticos que la marca anunció que su sistema operativo no admitirá el acceso root en los dispositivos con el fin de mejorar la seguridad general del micronúcleo y de los dispositivos.

HarmonyOS 2.0

Además, Huawei afirma que ha implementado diferentes «métodos de verificación» para aumentar la seguridad de su micronúcleo que, a su vez, logrará mantener intacta la privacidad del usuario.

Apps propias, como las de Google

En Android y versiones de EMUI con los GMS podemos usar aplicaciones conocidas por todos como Google Maps, Google Fotos, Google Play Store, etc… Desde el primer momento que los móviles de Huawei perdieron el acceso a los servicios de Google la marca comenzó a trabajar en sus alternativas para el ecosistema de EMUI.

Ahora estas apps, como son Huawei Maps, o App Gallery siguen presentes en HarmonyOS, aunque su funcionamiento es realmente parecido al de sus homólogas de Google.

La polémica respecto a Android

Desde que la primera versión del software de la firma china viera la luz, ha habido infinidad de acusaciones de que HarmonyOS no deja de ser una copia de Android. Las últimas noticias al respecto tienen que ver con un rumor asociado a China Mobile, quien ha acusado a Huawei de piratear Android:

Como Huawei HarmonyOS piratea Android y no está certificado por Wi-Fi Alliance, los dispositivos con HarmonyOS instalados para conectarse a la red a través de WIFI tendrán velocidades de red lentas y conexiones caídas.»

ecosistema harmonyOS

Pronto tanto China Mobile como Huawei han desmentido estas declaraciones pero es cierto que los usuarios siguen pensando que el software tiene excesivos parecidos con Android y que no parece otra cosa más que una versión de EMUI con sutiles diferencias.

Huawei ha declarado por activa y por pasiva que HarmonyOS no es un competidor de Android y que se centrará en seguir llevando el sistema operativo a más dispositivos alejados de los móviles como pantallas inteligentes, altavoces inteligentes, etc… creando un ecosistema propio.