¿Es fácil devolver un móvil comprado en la web de un fabricante?

Móviles

Si hay una reticencia clara en muchas personas a la hora de comprarse un móvil online, esta tiene que ver con las posibles trabas o inconvenientes llegado el momento de una posible devolución. Las tiendas físicas siguen generando la confianza, cercanía y comodidad en algunos casos, de poder bajar con el producto y realizar una devolución insitu. Pero cuando queremos devolver un móvil comprado en la web del fabricante, el proceso cambia radicalmente. No obstante, no hay que tener miedo, ya que el procedimiento está bien indicado y no es nada complicado.

Prácticamente todos los fabricantes cuentan con su propia tienda online para adquirir productos. Algunos de manera más discreta que otros para no perjudicar a sus distribuidores, comprar un móvil de Xiaomi, Samsung, Realme, OPPO, Huawei, Nokia, Alcatel o Motorola, es posible dentro de estas pasarelas de pago que nos enviarán el móvil a casa en pocos días previo pago. Pero, ¿qué pasa si algo va mal y queremos devolverlo?

El proceso de devolución

La buena noticia es que el proceso de devolución es similar en todas las marcas, que a su vez se tienen que regir por la ley vigente que defiende los derechos de los consumidores. No obstante, lo primero que tendremos que tener a mano es el contacto del Servicio Técnico de nuestra marca, ya que el obviamente la forma de contactar con cada una es diferente. Una vez nos hemos puesto en contacto con el fabricante para solicitar la devolución del producto mediante los cauces oficiales, tendremos que tener en cuenta varios aspectos.

Conseguir la RMA

Este es el código de devolución que nos facilitará la marca. Todas las devoluciones de productos requieren un número de autorización de devolución de mercancía (RMA), que servirá para tener controlada la devolución e imprescindible para proceder a realizarla. Tras contactar con la marca y antes de devolver el producto, nos facilitarán dicho código.

mensajero feliz

Preparar el móvil

Una vez tenemos la RMA el fabricante nos enviará un correo de recogida. Podremos dirigirnos al punto de correos más cercano o recibir la visita de un mensajero, algo que se nos será especificado. Antes de devolver el móvil será muy importante:

  • Empaquetar el móvil correctamente con caja y accesorios
  • Borrar todos los datos o realizar previamente una copia de seguridad
  • Usar el código de envío para rastrear el estado del envío

¿Y los costes de envío?

Salvo que el fabricante indique lo contrario, los costes del envío de la devolución pueden deducirse de nuestro reembolso, si se trata de una devolución para un producto defectuoso que se enciende y funciona correctamente después de la inspección correspondiente. Además y salvo que una vez más, las condiciones particulares de cada marca indiquen lo contrario, hay que diferenciar entre las políticas de devoluciones para reembolso y para reemplazo. Estas suelen regirse por las políticas de devoluciones estándar, que fijan un plazo dentro de los 15 primeros días del calendario, a partir de la fecha de la factura o la fecha de entrega, la que sea posterior.

Devoluciones que pueden ser rechazadas

No obstante, la marca también puede llegar a rechazar algunas devoluciones, aunque tengamos el ticket de compra y todo parezca en orden. Hay varios aspectos fundamentales que si no se cumplen, la devolución podría ser rechazada. Los más importantes son los siguientes:

  • Móviles no comprados en la web del fabricante
  • Cualquier móvil con un IMEI faltante, dañado, alterado o ilegible, o sin la etiqueta del número de serie, el modelo del fabricante o la etiqueta del número de pieza.
  • Una devolución sin el embalaje y los accesorios originales, incluyendo la caja, los manuales, los cables, así como todos los demás artículos incluidos originalmente con el terminal.
  • Si el móvil presenta daños físicos.
  • Si el móvil muestra signos claros de manipulación interna, personalización o haya quedado alterado de alguna manera su estado original.
Escrito por David Girao