El OnePlus 8T es torturado hasta el extremo. ¿Es tan resistente como se espera?

Móviles

El OnePlus 8T es una de las últimas apuestas de OnePlus para rematar un 2020 que no olvidaremos nunca. El dispositivo se perfila como un terminal de gama alta debido a su cerebro, con el Snapdragon 865 a la cabeza, pero que sigue sin dar el salto a los 64 megapixels, algo que OnePlus no considera prioritario. Ahora podemos saber si el terminal es resistente, un aspecto fundamental para muchos usuarios.

Los móviles de gama alta tienen fama de ser menos resistentes. No obstante, en muchas ocasiones se demuestra lo contrario, como hemos visto en el Note 20 Ultra y otros dispositivos. El OnePlus 8T puede considerarse un dispositivo de gama alta, pero ahora podremos comprobar si su resistencia es también digna de esta etiqueta.

OnePlus 8T

OnePlus 8T: rayado, quemado y doblado

Para poder saberlo, nada mejor que el terminal haya pasado por las manos de JerryRigEveryThing, el famoso canal de Youtube experto en realizar duras pruebas de resistencia a los smartphones más populares del mercado. La última experiencia con OnePlus no fue la deseada, con un OnePlus Nord que se demostró demasiado endeble, y llegó a partirse incluso en la prueba de doblado.

En la primera de las pruebas, clásica en este canal, el terminal es rayado con un punzón sobre los elementos clave susceptibles a ser rozados o rayados con elementos del día a día. En este caso, vemos que la pantalla sufre daños al nivel acostumbrado y visto en otros terminales, es decir, en el nivel 6, con mayor incidencia en el nivel 7. Tanto el chasis como los botones del terminal son de metal, aunque la rejilla superior del altavoz se revela en plástico y eso se nota a la hora de sufrir los envites del punzón.

La bandeja de la tarjeta SIM se ha demostrado que está bien sellada contra el agua, lo cual tiene sentido, pero sorprende más al no ser un terminal con un grado de resistencia al agua específico. Como podemos ver en el vídeo, el OnePlus 8T tiene algunos problemas con el reconocimiento de huella dactilar, pese a que la zona de pantalla donde se posa el dedo no ha sido dañada.

Resiste a casi todo

Por último el terminal es sometido a las pruebas de quemado y doblado. En la primera sale indemne tras unos segundos bajo la llama de un mechero, aplicada directamente sobre la pantalla. Sin embargo, la “prueba de fuego” real es la que aplica toda la presión de los dedos para intentar doblar el dispositivo. El OnePlus Nord llegó a partir en esta prueba, pero el OnePlus 8T se muestra como un dispositivo más resistente, con cierta flexibilidad pero volviendo a su posición sin daños.

Escrito por David Girao

Fuente > JerryRigEverything (Youtube)