¿Por qué se bloquean mis aplicaciones en Android?

Android

Las aplicaciones son el pilar fundamental de cualquier móvil. Sobre estos desarrollos de software se sustentan todas las funciones importantes de nuestro dispositivo, ya sea con aplicaciones propias del sistema, o con aquellas de terceros que son vitales para nuestro día a día. Por eso mismo, puede resultar muy frustrante cuando las aplicaciones se bloquean sin que podamos encontrar un motivo o una solución. Por suerte, hay métodos para evitar que ocurra y solucionar el problema.

Hay multitud de motivos que pueden provocar que una app se bloquee en nuestro móvil Android. Puede deberse a un problema compatibilidad con el sistema operativo, o a que alguna otra app esté interfiriendo en su correcto comportamiento. En muchas ocasiones también se debe a un problema relacionado con los permisos. Por suerte, las soluciones para que todo vuelva a la normalidad son igual de variadas.

Evitar el bloqueo de las apps

Reiniciar el móvil

Un simple reinicio puede solventar el problema. Cada vez es más habitual no reiniciar ni apagar el móvil durante largos periodos de tiempo. Pueden darse problemas con la caché o determinados archivos de la aplicación, que pueden corromperse con el tiempo. Un reinicio nos llevará alrededor de 30 segundos y resuelve en problema en la mayoría de ocasiones. Si la aplicación está tan bloqueada que no nos deja hacer nada, tendremos que mantener pulsado el botón de encendido durante al menos 15 segundos para que el móvil se reinicie.

¿Actualizaciones al día?

Dos comprobaciones que tendremos que hacer de forma obligada. En primer lugar, comprobar si tenemos actualizaciones pendientes de sistema operativo. Estas actualizaciones suelen mejorar la compatibilidad con muchas aplicaciones y ahí puede estar la solución. Para comprobarlo tocamos en Ajustes/Sistema/Actualizaciones del Sistema.

actualizacion android

Por otra parte, puede ser la propia aplicación la que tenga una actualización pendiente que corrija errores conocidos que estén afectando a su correcto funcionamiento. Para comprobarlo tendremos que abrir Google Play y tocar sobre el menú de la izquierda. Ahora pulsaremos sobre “Mis aplicaciones y juegos” y buscamos en la lista de aplicaciones si aquella que nos está dando problemas tiene una actualización pendiente. En caso afirmativo pulsamos sobre actualizar.

Forzar la detención de la aplicación

Es una solución que puede resultar temporal, ya que si la app tiene algún problema más grave, es posible que vuelva a aparecer. Para forzar la detención de la app conflictiva tendremos que acudir a Ajustes/Aplicaciones y seleccionar aquella que está dando problemas. Después pulsaremos sobre “Forzar Detención”. Después reiniciamos el móvil y volvemos a iniciar la app para ver si el problema ha desaparecido.

Borrar la caché de la app

Esta solución permite liberar espacio al borrar datos almacenados en la caché, se trata de otra solución temporal, ya que, con el tiempo, se volverán a almacenar nuevos datos y podrían volver los problemas. Dentro de las mismas opciones de la app, tendremos podremos pulsar sobre “Borrar la caché”.

Mi Fit borrar cache

Echa un ojo en Google Play

Si has descargado la app desde el bazar de aplicaciones de Google, es muy probable que no solo tú tengas este problema. Si miras en las opiniones y comentarios de la app, es posible que encuentres la solución o al menos otros usuarios que tienen el mismo problema. En muchas de estas opiniones, el desarrollador de la app ofrece información al respecto. Por ejemplo, puede ser un problema conocido y que estén subsanando para corregir en una actualización futura.

Desinstalar la aplicación

Es la solución final en muchos casos. Al desinstalar la app se borrarán todos los datos guardados, la caché, permisos aceptados (o no) y posibles conflictos con los archivos del sistema que estén provocando su bloqueo. Tan solo tendremos que mantener pulsado su icono y pulsar sobre “Desinstalar” A continuación tendremos que proceder de nuevo a su instalación para ver si el problema ha desaparecido.

Escrito por David Girao