Guía de uso de Google Pay, cómo usar tu Android para pagar tus compras

Android

Los pagos móviles están a la orden del día, y son muchas soluciones las que podemos encontrar en el mercado, entre las que encontramos Google Pay. Algunos bancos proponen su propia solución creando aplicaciones propias con las que retener a los usuarios en sus propios sistemas, pero al final, hay dos plataformas que son las que están consiguiendo que el pago móvil se extienda cada día más.

Una de ellas es Apple Pay. La propuesta exclusiva de Apple de la que ya hablamos en su día y que se encarga de gestionar tarjetas de crédito, entradas de eventos, cupones y todo lo relacionado con pagos. Y la otra es de la que vamos a hablar hoy, ya que Google cuenta también con su propia solución que poco a poco comienza a ganar más usuarios en España gracias a los acuerdos con los bancos.

¿Qué necesito para usar Google Pay?

Los requisitos mínimos para usar Google Pay podría variar dependiendo del dispositivo, así que lo primero que tendrías que hacer es intentar instalar o actualizar la aplicación desde la Play Store visitando el siguiente enlace.

Descargar Google Pay de la Play Store

Una vez con la aplicación instalada, deberás de comenzar a introducir la tarjeta de crédito que quieres utilizar para hacer los pagos contactless. La aplicación reconocerá inmediatamente las tarjetas que tengas asociadas en tu cuenta de Google Play, así que no te asustes si ha adivinado los dígitos de tu tarjeta. Con esos datos podrás añadir rápidamente una tarjeta a tu cartera virtual de Google Pay, aunque deberás de tener en cuenta un detalle muy importante.

Bancos compatibles con Google Pay

Google PayA día de hoy la lista de bancos compatibles con el servicio de Google es bastante escasa. Apple ha sabido tomar bastante ventaja en este aspecto, ya que por ahora los únicos bancos que permiten usar sus tarjetas en Google Pay son BBVA y Openbank, encontrando también otros servicios con tarjetas compatibles como Edenred (Ticket Restaurant), American Express España, N26, Sodexo y Revolut.

También podremos incluir algunas tarjetas regalo y de prepago como la Travel Club, Tarjeta Más Cerca, la Tarjeta Prepago de Correos Regalo o una Mastercard. Si quieres conocer qué tarjetas se incluyen en los bancos compatibles será mejor que eches un ojo a este enlace oficial.

Añadir una tarjeta a Google Pay

El proceso es increíblemente sencillo. Si ninguna de las tarjetas ya registradas en la Play Store te sirven, sólo tienes que iniciar la aplicación, pinchar en añadir una tarjeta, y hacer una foto a la misma a través de la interfaz que aparece en pantalla. La aplicación se encargará de reconocer el número de tarjeta y lo único que te pedirá es confirmar el código de seguridad que se encuentra al dorso. En este proceso será cuando descubras si tu banco ofrece compatibilidad con Google Pay o no, pero teniendo en cuenta lo escasa que es la lista a día de hoy, puede que ya sepas la respuesta. De todas formas tienes una gran lista de servicios compatibles con tarjetas de fidelización, etc, así que échale un ojo que lo mismo te quitas un peso de la cartera.

Cómo usar Google Pay

Hacer uso de las tarjetas almacenadas de Google Pay es tan sencillo como buscar un establecimiento con posibilidad de pago contactless. Nuestro teléfono hará uso del NFC para establecer la transferencia de datos cifrada con el terminal TPV, y sólo tendremos que acercar el móvil al punto de venta para realizar el pago. Google Pay permite realizar el pago con sólo desbloquear la pantalla, así que sólo es necesario realizar el gesto y esperar la confirmación. Es tan rápido y fácil, que la primera vez sorprende.

¿Es seguro Google Pay?

La compañía quiere que estés completamente seguro sobre las transacciones que se realizan, y para ello dejan muy claro que en ningún momento se transfiere información de tu tarjeta en cada venta, sino un número cifrado único a cada comercio. Además, también debes de estar tranquilo sobre posibles robos, ya que gracias a la nube podrás cancelar las tarjetas almacenadas en Google Pay con sólo visitar la web del servicio.

Además, gracias a la web de Encontrar mi dispositivo de Google, podrás tener en todo momento la ubicación de tu teléfono, y en caso de pérdida total sólo tendrás que enviar la orden de borrado remoto para que todos tus datos sean inaccesibles (se perderán y la ubicación del teléfono dejará de estar accesible).

Escrito por Carlos Martínez