Ahora que llega el verano la temperatura de tu iPhone puede convertirse en un problema

Apple

El verano ha entrado en escena, de forma repentina. El sol y el calor se han apoderado de la Península y con éstos los termómetros ya superan los 35 grados centígrados en algunas regiones. Una situación que irá acuciándose en las próximas semanas y que no pasará inadvertida para algunos dispositivos electrónicos. En el caso de Apple, la temperatura de los iPhones se eleva por encima de lo normal y puede causar una serie de inconvenientes.

Si eres asiduo a los dispositivos de Apple, los avisos sobre la temperatura de los iPhone pueden no suponer una sorpresa para ti. Para aquellos que no conozcan de esta posibilidad, Apple ofrece una serie de recomendaciones para evitar que el smartphone no solo reduzca su rendimiento y autonomía, sino para evitar que se bloquee o se reinicie. Te contamos todos los detalles.

La pantalla del iPhone X deja de funcionar a bajas temperaturas

La temperatura de tu iPhone, un problema en verano

El sistema de refrigeración de un iPhone, el método por el cual se disipa el calor generado principalmente por el procesador, se ve afectado por la paulatina subida de las temperaturas con la llegada del verano. El mismo se vuelve menos eficiente y propicia que el calor generado en el interior no sea transmitido a otras partes del smartphone con la misma rapidez y eficiencia. Por consiguiente, el calor se hace notar en la mano.Advertencia en la pantalla por un exceso de temperatura de iPhone

El resultado es que iOS lanzará un aviso de advertencia sobre esa elevada temperatura alcanzada por tu iPhone. Esa misma que podrás reconocer mediante la captura de pantalla adjunta en este artículo.

Apple confirma que reduce el rendimiento de los iPhones con baterías degradadas

Los inconvenientes que puedes experimentar

Esta situación se ve potenciada si dejamos el iPhone -o iPad- en el coche, donde se condensa de forma notable el calor, o bajo la luz directa del sol -algo que puede suceder perfectamente en la playa o la piscina-, pero también si hacemos uso de apps exigentes con el hardware, principalmente funciones relacionadas con el uso del GPS, grabación de vídeo con la cámara o el uso de videojuegos, donde la gráfica del procesador trabaja a todo rendimiento.iPhone sobre la arena de la playa

Los efectos son varios. Los más “agresivos” es el reinicio repentino de tu iPhone, aunque por norma general, Apple dispone de una configuración que fuerza la reducción del rendimiento del smartphone para fomentar la bajada de temperatura del iPhone.

Del mismo modo, puedes apreciar que el brillo de la pantalla se reduce, incluso hasta el punto de forzar el apagado de la pantalla. La cobertura móvil puede verse afectada puesto que las antenas del dispositivo entrarán en un modo de bajo consumo, reduciendo la intensidad de la señal. En lo que a la cámara respecta, el flash puede dejar de funcionar.

¿Qué operador ofrece más GB en verano? Ofertas y promociones

Apagar el iPhone, la medida más rápida y efectiva

Las recomendaciones por parte de Apple para reducir la temperatura de un iPhone son un tanto evidentes, pero igualmente interesantes si no estás familiarizado con la tecnología. Lo principal, si el teléfono está muy caliente, es apagarlo. De este modo, no solo promoveremos que se enfríe, sino que evitaremos que el dispositivo siga generando calor.

Si no estás por la labor de apagar el iPhone, la opción pasa por alejar el smartphone de los rayos solares y mantenerlo en un lugar más fresco, para amortiguar los efectos del exceso de calor sobre los componentes del dispositivo. Del mismo modo, ten en cuenta el tipo de apps usadas en ese preciso instante, dado que su cierre desde la multitarea evitará que los procesos de esa app sigan generando altas cargas de trabajo sobre el procesador, principal foco generador de calor.

Escrito por Víctor Rodríguez