Probamos la resistencia al agua del Samsung Galaxy S8+ en vídeo

Escrito por Jorge Sanz
Samsung

El nuevo Samsung Galaxy S8 y S8+ sigue llegando poco a poco a sus afortunados compradores, y en nuestro caso estamos probando algunas de las características más desatacadas de este nuevo terminal. Una de ellas es la resistencia al agua del Samsung Galaxy S8+, que hemos puesto a prueba nosotros mismos y lo mostramos en sendos vídeos.

Hace sólo unos días nos hacíamos eco de una prueba donde se medía la resistencia al agua del Samsung Galaxy S8 frente al iPhone 7, en este caso hemos sido nosotros los que hemos cogido el móvil y, ni cortos ni perezoso, lo metemos debajo del grifo. A continuación podéis ver en vídeo cómo resiste el teléfono al líquido el elemento, aunque también os recomendamos pasar por el análisis a fondo que hicimos del equipo:

La resistencia al agua del Samsung Galaxy S8+ a prueba

Como sabéis el Samsung Galaxy S8+, la unidad que tenemos en nuestro poder en esta ocasión, cuenta con una certificación IP68, la más exigente entre los dispositivos móviles, y que permite que sean resistentes al agua y al polvo en su grado máximo. Esta certificación acredita que el nuevo buque insignia de Samsung tiene una resistencia fuerte al polvo, y que además puede permanecer sumergido durante 30 minutos a una profundidad de 1,5 metros. Y aunque no lo hemos forzado tanto, hemos probado la resistencia al agua del último de los móviles de Samsung en una prueba que perfectamente podría producirse en una jornada cualquiera de forma cotidiana.

En el primer vídeo podemos ver al Samsung Galaxy S8+ bajo el chorro de agua del grifo, que moja por completo el terminal. Como podéis ver este se puede seguir utilizando sin problema alguno, de la misma manera que cuando está completamente seco. La siguiente prueba nos permite comprobar qué pasa cuando se sumerge por completo el teléfono, en este caso en el lavabo. Como se puede comprobar la reacción del Samsung Galaxy S8+ es la que esperamos, y sigue funcionando perfectamente, eso sí, mientras la pantalla sigue húmeda la sensibilidad de esta se reduce levemente, pero vuelve a su estado original rápidamente.

En el segundo vídeo mostramos uno de los aspectos más interesantes relacionados con esta resistencia al agua, y que tiene que ver mucho con la seguridad. Y es que cuando el Samsung Galaxy S8+ se moja completamente, o al menos la parte cercana al conector USB Type-C, podemos ver un mensaje que nos advierte de que el móvil está húmedo y que es recomendable no cargarlo durante un tiempo prudencial. Todos sabemos que la electricidad y el agua no son buenos amigos, por lo que es un gran acierto por parte de los coreanos introducir uno de estos mensajes cuando se detecta la humedad en el móvil, de esta forma evitaremos desagradables accidentes que pueden poner en peligro nuestra salud y la integridad del teléfono.