Las buenas ventas del Gear S2 confirman a Samsung que ha dado con el reloj perfecto

Como sabéis, desde ayer está disponible el Gear S2 en muchos mercados, entre ellos España, y por las primeras impresiones que van llegando parece que los coreanos han dado al final con la tecla tras varios smartwatch en el mercado desde hace dos años y experimentos con sistemas operativos, diseños, etc.

En Corea ya tienen cifras

El Gear S2 lleva más días a la venta en Corea que en nuestro país, por lo que ha dado tiempo para que trasciendan unas primeras cifras. Y son muy positivas hasta el punto de que en algunos establecimientos se está rompiendo el stock y no han podido atender a toda la demanda que se ha venido generando en los últimos tiempos.

Según informa Naver, el Gear S2 está vendiendo a una media de 2.000 unidades por día, lo que significa más del doble de lo que hizo su predecesor, el gigantesco Gear S con conectividad 3G. Si nos detenemos en los modelos concretos, el Gear S2 Clásico (que en España cuesta 379 euros) parece estar superando ligeramente al modelo estándar (349 euros), seguramente por esa correa de cuero que le confiere un mejor aspecto o ese bisel dentado que le imprime un aspecto más deportivo.

Samsung Gear S2

Aun así, todas las informaciones que llegan hablan de un empate técnico entre las ventas de uno y otro modelo por lo que queda claro que los clientes no están percibiendo una diferencia muy costosa entre los dos Gear S2. Al fin y al cabo apenas les separan 30 euros, lo que invita a animarse y optar por el más caro simplemente por una cuestión estética, cosa que en el Apple Watch no ocurre ya que la diferencia es de 250 euros (ni hablamos de la que hay con el Watch Edition).

Impulso a nivel mundial

Estas grandes cifras en lo que respecta al nuevo smartwatch de Samsung invitan a pensar que la expansión mundial a territorios como EE.UU., que se producirá el 6 de noviembre, puede convertir al Gear S2 en el auténtico Apple Watch Killer del panorama Android gracias a una combinación de buen diseño y mejores prestaciones por culpa de un chip Exynos que hace volar su instalación de Tizen. De momento, Samsung ya ha anunciado que está trabajando en nuevos colores para el Gear S2 de cara a los próximos meses así que solo falta comprobar si este arranque fulgurante se mantiene en el tiempo y le viene a dar la razón a los coreanos de que han dado en el clavo con este dispositivo.

¿Creéis que el Gear S2 puede ser el éxito masivo que dé un empujón a los wearables en el panorama Android? Contadnos.

También te puede interesar…