Continuum for Phones promete convertir tu móvil Windows 10 en un PC de sobremesa

Windows Phone

Entre las muchas novedades propuestas por Microsoft en su evento BUILD 2015, hemos tenido ocasión de conocer Continuum for Phones. ¿Qué significa? La máxima expresión en convergencia entre plataformas ya que Microsoft pretende convertir sus smartphones con Windows 10 en todo un PC. Tan solo será necesaria una conexión HDMI y un monitor compatible para ejecutar la interfaz del sistema operativo en una pantalla secundaria y disfrutar de todas las prestaciones del nuevo sistema operativo.

Lo cierto es que el concepto de este proyecto no es nuevo ni en la compañía ni en el sector. En primera instancia conocimos la misma propuesta de Microsoft a la hora de fusionar las versiones de escritorio y tablet de Windows. Dentro del sector Ubuntu for Android propuso exactamente la misma idea que el gigante del software, aunque en aquella ocasión el protagonista era una distribución Linux, Ubuntu.Interfaz de Continuum for Phones de Windows 10

Móvil y PC en un solo dispositivo

Ahora Microsoft lo vuelve a hacer, pero traspasa la idea a los smartphones, a los futuros smartphones de alta gama con Windows 10. Y es que Continuum for Phones plantea la fórmula de tal manera que tan solo sea necesario un cable HDMI y un monitor con esta interfaz para convertir el dispositivo móvil en todo un PC de sobremesa. De este modo se traslada la interfaz del terminal a la del monitor de forma automática, de tal modo que se visualiza una versión adaptada del sistema operativo desde la que se puede disfrutar de todas las prestaciones típicas de un ordenador o portátil con Windows. En uno de los vídeos promocionales la firma se ha valido de la usabilidad de Excel, una de las herramientas de su popular suite ofimática, además de la aplicación fotos.

Orientado a dispositivos de alta gama

Lo cierto es que Continuum for Phones pinta estupendamente bien, pero no todo será perfecto. Tan solo los smartphones de alta gama serán aptos para ejecutar esta clonación de pantallas. Y es que el rendimiento del equipo debe ser lo suficientemente potente como para mover la interfaz del sistema en la propia pantalla del smartphone y enviar en tiempo real la imagen que se transmite al monitor secundario. Ni tan siquiera los Nokia Lumia 930 o Lumia 1540 estarán capacitados para ofrecer la experiencia de uso adecuada para disfrutar de Continuum for Phones, por lo que es de esperar que la firma presente en los próximos meses nuevos modelos de alta gama que se adecuen a las nuevas exigencias de hardware de esta interesante herramienta.

Escrito por Víctor Rodríguez