Los móviles van a subir de precio en Europa si el euro sigue bajando

Aunque en Europa aún tenemos la sensación de que el Euro sigue siendo una moneda de referencia frente al dólar, quien sigue la actualidad económica sabe que la situación actualmente no es esa. La paridad entre dólar y euro, es decir que valga lo mismo una moneda que otra, es una realidad que está haciendo a muchos fabricantes, como destaca Norberto Gallego, replantearse sus previsiones de futuro en relación a esto y con un sector que paga en dólares a sus proveedores, sobrevuela ya una posibilidad muy real, y que nos han confirmado diferentes marcas: los precios de los smartphones en Europa van a subir.

El euro ha perdido cerca del 13,1% del valor frente al dólar desde el primer día del año 2015. Y esto no significa que la moneda estadounidense esté especialmente fuerte, sino que la comunitaria se desploma por momentos. Hasta ahora, cualquier web que nos ofreciera un producto en dólares era una «ganga» para el comprador europeo, sin embargo, ahora importar productos es cada vez más caro.

Esto que a efectos de la calle tiene un impacto relativo, o al menos la gente lo ve así aunque no sea cierto, en el mundo de la tecnología y empresarial se ve con una preocupación realmente importante. En las últimas reuniones que hemos mantenido con diferentes fabricantes ya ha sido más de uno el que nos ha confirmad que la subida de precios no es algo que sea una «posibilidad», sino que se trata de una acción que deberán tomar en un futuro próximo para compensar la caída de márgenes.

Y es que como indicaba ya BQ, el primer fabricante europeo que ha subido los precios de sus productos debido a lo estrecho de sus márgenes con los costes de producción. La industria tecnológica, sea americana, europea o propiamente asiática, tiene sus fábricas en China, donde al fin y al cabo la moneda de pago es el dólar. A mayor fortaleza del dólar, más coste de producción ya que los precios en esta divisa no varían, pero el cambio destroza las previsiones que había hechas hasta ahora.

El euro no sólo se igualará al dólar, se pondrá por debajo

Entidades como el Deutsche Bank, destaca Gallego, en uno de sus últimos análisis, no sólo da como posible la paridad entre las dos divisas este año, sino que pronostica un futuro aún más complicado para Europa, con un cambio euro / dólar de 0,90 euros para 2016 y de 0,85 euros para 2017. No es algo que, por tanto, sea pasajero y parece que esta situación llega para quedarse durante bastante tiempo, y es algo que ya está reflejándose en los precios de las compañías que se han anticipado a esta situación para salvaguardar sus márgenes en el Viejo Continente.

money_smartphone_euro

Ya se han anunciado los primeros precios «inflados»

Llevamos tiempo en Europa quejándonos cuando se realizaba un cambio 1 dolar = 1 euro de los precios cuando la situación no era de paridad sino de todo lo contrario. En ese momento, la razón aducida siempre era la diferencia impositiva a los dos lados del Atlántico. Ahora, cuando aún no se ha llegado a esa situación real pero como indican todos los expertos, pasará, algunas como Apple se han adelantado a esa situación para mantener el margen que obtenían y buena prueba de ello son los precios del Apple Watch, que en EE.UU. parte de los 349 dólares y en Europa de los 399 euros o de su nuevo MacBook de 12″, con un coste de 1.299 dólares y un traslado a Europa a partir de los 1.449 euros. Por su parte, su gran rival, Samsung, ha puesto una etiqueta de precio también importante a su nuevo Samsung Galaxy S6, que recordemos parte de los 849 euros, quizás también con la vista puesta en mantener el margen de sus productos.

Sin entrar a cúal es la causa de esta situación con la moneda europea, los expertos señalan que está claro que las medidas tomadas por países como Alemania nos han llevado a ella, el resultado se va a notar en el bolsillo del usuario. Comprar marcas como Xiaomi o Meizu a través de la importación, que tan atractiva, va a ser mucho más caro. Por otra parte, en la calle, las marcas, como ya indicamos, se dirigen a una subida generalizada de los precios. Quizás no tengan que tomar las medidas tan drásticas y poco populares como la de BQ, subiendo precios de productos ya existentes, pero los que van a llegar, como ya se ha visto con Samsung o Apple, tendrán en su etiqueta ya sumado el posible efecto que les puede causar la depreciación del euro, algo que de aquí en adelante es una situación a la que nos vamos a tener que acostumbrar.

¿Cómo creeis que afectará esta situación a España, a parte de la subida de precios? ¿Seguiremos comprando tecnología a pesar de la subida de precios? ¿y la importación de marcas chinas? Tanto de este como de otros temas relacionados con el asunto, os invitamos a dejar vuestra opinión en los comentarios y a través de nuestros foros.