Vivo Xplay 3S, el primer smartphone con resolución 2560 x 1440 píxeles

Escrito por Carlos González Villamil
Android

La “next-gen” comienza a llegar de la mano del Vivo Xplay 3S, el primer teléfono inteligente en incorporar una pantalla de 6 pulgadas con resolución 2560 x 1440 píxeles. Sabíamos de la llegada de esta resolución a comienzos del próximo año 2014 en el CES 2014 y MWC 2014, pero el Vivo Xplay 3S ha llegado antes que la competencia y no sólo con una sorprendente resolución, sino también con otras características técnicas que lo sitúan en la cima de la telefonía móvil, a donde comenzarán a llegar la competencia en los eventos anteriormente mencionados.

Se podría decir que estábamos quedándonos “estancados” en dos componentes del hardware de los teléfonos inteligentes de la gama alta: la memoria RAM y la resolución máxima de pantalla. Pues bien, el Vivo Xplay 3S llega para cambiar esto, concretamente el aspecto marcado acerca de las pantallas, puesto que la memoria RAM ya la había superado el Samsung Galaxy Note 3 con sus 3 GB. Estamos hablando de un teléfono inteligente que deja atrás la resolución FullHD 1920 x 1080 píxeles y nos acerca la resolución 2 K 2560 x 1440 píxeles, la antesala de la resolución 4 K.

cuerpo vivo xplay 3s

Vivo Xplay 3S, ¿la cima de la telefonía móvil o un derroche de hardware?

Antes que nada, mencionaremos las especificaciones técnicas del dispositivo. Cuenta éste con 6 pulgadas de pantalla con resolución 2 K 2560 x 1440 píxeles, procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2,3 GHz, GPU Adreno 330, memoria RAM de 3 GB, cámara delantera de 13 megapíxeles y trasera de 5 megapíxeles, y 32 GB de memoria interna. Además, cuenta con altavoces en estéreo, sonido con certificación DTS y, obviamente, conectividad con redes 4G LTE. Además de todo lo anterior, nos encontramos con un singular panel táctil en la parte trasera de este teléfono inteligente de gama “Premium”.

Tras reconocer de manera rápida este hardware tan puntero, viene la duda de si realmente es necesario llegar a este punto o no lo es. Y bien, teniendo en cuenta que el teléfono inteligente que nos ocupa funciona con Android, la respuesta fácilmente puede ser un rotundo sí. Y es que, aunque no sea estrictamente “necesario” para nosotros, Android es un sistema operativo móvil que requiere de un hardware bastante más potente que Windows Phone o iOS, motivo por el cual los terminales con este SO ofrecen unos componentes de mayor potencia. Dado que los fabricantes no pueden encargarse de la optimización del sistema operativo desarrollado por Google, es completamente normal y lógico que año a año continúen incorporando en sus dispositivos un hardware cada vez más potente. Ahora bien, ¿qué ocurre con la batería de nuestros teléfonos inteligentes? En el caso del Vivo Xplay 3S, nos quedamos con 3200 mAh.

Fuente: phonearena.com