Qualcomm retira sus declaraciones sobre el A7 de 64 bits del iPhone 5S

Un portavoz de Qualcomm ha desacreditado las declaraciones de Anand Chandrasekher, su máximo responsable de Marketing que, hace una semana, afirmaba que el A7 de 64 bits de Apple era símplemente «un truco de marketing». Ahora afirman que esta tecnología el camino que toda la industria de telefonía móvil está siguiendo de cara al futuro.

La semana pasada, el máximo directivo de marketing de Qualcomm, Anand Chandrasekher, realizaba unas duras declaraciones durante una entrevista, afirmando que el chip A7 de 64 bits del iPhone 5S era una maniobra de marketing y que no aportaba beneficios reales a los usuarios. Desde este momento, ni Qualcomm ni Apple, que por otra parte trabajan mano a mano ya que la primera es el proveedor de los módulos de conectividad utilizados en iPhone y iPad, habían hecho declaración alguna.

Una semana más tarde, según informa MacWorld, es Qualcomm quien matiza y, en la práctica, desacredita las palabras de Anand Chandrasekher de hace unos días. Según informan en la revista especializada en Apple, un portavoz les ha comentado que «las palabras del CMO de Qualcomm sobre los procesadores de 64 bits no son acertadas. El ecosistema de hardware y software móvil se está moviendo en la dirección de los 64 bits que en trasladará la evolución y las experiencias de usuario que hay ya en este tipo de tecnología en los ordenadores, así como permitirá que los procesadores móviles y su software funcionen en nuevas clases de dispositivos«.

chip a7 iphone 5s

El futuro del mercado móvil va hacia los 64 bits

Quizás en la primera generación de terminales con procesadores de 64 bits no se vea tanto el cambio, pero incluso ahora algunos desarrolladores ya están aprovechando las capacidades que da el A7, como es el caso de Algoriddim y sus aplicaciones djay y vjay, con funciones que sólo puede manejar este tipo de procesadores. Por su parte, los primeros test de rendimiento del iPhone 5S dieron cuenta de la potencia bruta que esconde el chip A7, duplicando en capacidad al iPhone 5 y a la mayoría de terminales punteros del mercado. Si bien es cierto que la tecnología de 64 bits para los procesadores muestra su verdadero potencial a partir de encontrarse con 4GB de RAM y el iPhone 5S sólo tiene, que sepamos, 1G B.

Y es que, le gustara o no a Chandrasekher, Apple ha abierto la era de los 64 bits en la telefonía móvil y será uno de los elementos que progresivamente, a lo largo de 2014, irá apareciendo en todas las propuestas de gama alta de los diferentes fabricantes, tanto Android como de otras plataformas. Y para Qualcomm, eso significa un negocio muy importante en el que, sin duda, están muy interesados en que no se vea sólo como «un truco de marketing».