Comparativa: Chromecast frente a Apple TV ¿son competencia real?

Apple

En la presentación del miércoles, Google sorprendió a propios y extraños con el lanzamiento por sorpresa de Chromecast, un dispositivo diseñado por y para compartir todo el contenido que queramos desde tablets, móviles y ordenadores en cualquier televisión. Evidentemente, la comparativa es inevitable con el Apple TV y su función AirPlay pero ¿son realmente competidores?

Pese a que las propuestas en el mercado de los setbox multimedia es más amplia de lo que parece, Apple con su Apple TV ha conseguido, sin mucho esfuerzo aparente, configurarse como el paradigma de este nicho. Aunque siempre lo han denominado como un “hobby” desde Cupertino, es uno de sus productos más exitosos, sobre todo tras su tercera generación en la que no sólo se añadió la posibilidad de ver contenido en 1080p, sino que también llegó con ella AirPlay y las funciones de mirroring. Es por ello que,al ver el Chromecast presentado el pasado miércoles por Google, la primera idea que viene a la cabeza es que el gigante de internet también busca pelear con Apple y su setbox en este sentido pero ¿tanto se parecen las dos propuestas?

Diferente enfoque

Empecemos por una de las diferencias más evidentes y que puede que muchos pasen por alto pero es la que mejor explica el distinto enfoque entre ambas propuestas: Apple TV tiene su propio mando y el Chromecast no. Este detalle, da cuenta de que estos productos no son lo mismo y no están destinados al mismo tipo de usuarios.

chromecast_dongle

El Chromecast está pensado sólo como un dispositivo “puente” entre el resto de nuestros gadgets y la televisión. En cambio, el Apple TV tiene en su ADN el servir también de fuente de contenidos y la función AirPlay no deja de ser una más de sus características. Es por ello que más que comparar ambos dispositivos, habría que comparar Chromebook sólo con la función AirPlay de Apple. Ésta hace el mismo trabajo, pero reduciendo su compatibilidad únicamente a iPhone, iPads y ordenadores Mac mientras que Chromecast es compatible con casi cualquier producto en el que pueda funcionar Android o Chrome.

Compatibilidad

El Chromecast está diseñados, sobre todo, para todos aquellos que tiene una televisión de las que aún no son SmartTV. En caso contrario, es muy probable que muchas de las funciones que ofrece, incluso de las que se pueden encontrar en el Apple TV, estén ya incluidas en el televisor. Con esa base, el precio de Google para su producto es realmente agresivo, 35 dólares frente a los 99 dólares/109 euros que cuesta el AppleTV.

apple_tv-q410-angled-lg

Como hemos dicho antes, esta diferencia de precio radica en su diferente enfoque, que también tiene su traslado en la compatibilidad y la versatilidad de cada producto. Para empezar, el Apple TV no necesita ningún tipo de dispositivo más para funcionar y ofrecer, el mismo, numeroso contenido (y fuera de España mucho más gracias a acuerdos con Hulu o Netflix) gracias a sus aplicaciones propias. El Chromecast, pensado como hemos dicho para ser el “puente” entre el móvil, tablet o PC y la televisión, por eso no tiene su propia interfaz ni tampoco tendrá dispositivos “compatibles” como altavoces. Su función es simplemente mostrar el contenido lanzado desde otros dispositivos, o sus aplicaciones, en la TV nada más.

Streaming

Apple TV, por otra parte, muestra una importante diferencia que equilibra la balanza, y es el acceso desde el setbox al contenido almacenado en el ordenador de la casa. Si activamos la función “Compartir en casa” de iTunes, tendremos acceso desde la TV a toda la biblioteca de música y películas del gestor multimedia de Apple, incluso en Windows. Mientras, en el caso de Chromecast es al revés, hay que lanzar el contenido desde el dispositivo remoto, no hay forma de acceder.

Por otra parte, casi cualquier aplicación multimedia de Apple en iOS y MacOS (sobre todo esto estará potenciado en Maverick) ya viene con la posibilidad de enviar el streaming de contenido al AppleTV, Chromecast tiene todavía ese camino por hacer. Por ello, de partida, Google insistió en el SDK que se lanza al mismo tiempo que el dispositivo.

El comodín de Google en este aspecto es el navegador Chrome y la posibilidad de que cualquier contenido multimedia en él sea lanzado al Chromecast, lo que lo hace virtualmente universal. Por su parte, los usuarios de MacOS y iOS no sólo pueden ver las páginas por las que van navegando en el televisor, sino hacer un mirroring total de lo que muestra su pantalla. Hay que señalar que, no todos los productos Apple pueden usar todas las funciones de AirPlay por igual. Por ejemplo, el iPhone 4 o los iMac de 2010 no pueden utilizar la función de mirroring.

Conclusiones

La conclusión que nosotros sacamos al comparar ambos productos es que en realidad no le va a quitar uno al otro ningún mercado, es más, es probable que alguien consiga la experiencia más enriquecedora combinando los dosGoogle no ha hecho “su Apple TV”, ha hecho justo un producto diferente, que se cuela en el hueco que el setbox de Apple no tiene, o no quiere tener, cubierto.

Es decir, en realidad no son competidores, son complementarios y para muestra sólo hay que ver la tabla muy explicativa tabla que The Verge ha publicado en la que se ve cómo Google ha estudiado donde están las “cruces” de Apple para cubrirlas con su Chromecast.

Chromecast vs AppleTV

 

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)