Las marcas de telefonía móvil en 2012 ¿Qué novedades nos esperan?

Los fabricantes no paran y con la llegada de un nuevo año, con más motivo. Por ello hemos analizado para vosotros lo que nos ofrecerán las más importantes marcas de telefonía móvil para el año que viene, a la vez que esperamos vuestras impresiones al respecto.

Llega 2012, el año que esperemos sea, de una vez por todas, la puerta de salida a la crisis económica más profunda de las últimas décadas. Un año en el que las marcas volverán a apretar de lo lindo para dejar al consumidor con la boca abierta y diferenciarse de los demás. Todas ellas han batallado mucho y bien en este año que nos deja. Una marcas que no han parado de lanzar productos y de seguir demostrando que la telefonía móvil está en el grupo de cabeza de la electrónica de consumo. Por ello ahora que el nuevo año se nos viene encima conviene reflexionar sobre qué podrán hacer en el futuro más inmediato. Frotemos la bola de cristal.

Nokia

Ha sido un año complejo y difícil para la firma que lo cierra con la mejor noticia, la llegada de su primer Windows Phone, el Nokia Lumia 800. Un modelo competitivo y lleno de virtudes que está devolviendo a la firma al lugar que se merece. Para 2012 se espera la inminente salida del Nokia 900, de hecho parece cantado que el CES de Las Vegas sea el sitio adecuado. Una vez dado ese paso que es ya un secreto a voces Nokia deberá volver a sorprender al mundo. Es obvio que la gama de Windows Phone debería ramificarse, no necesariamente con modelos de gama alta, a la vez que la firma y Microsoft deben empujar la creación de aplicaciones, algo en lo que Apple y Android le sacan todavía algunos cuerpos de ventaja. Es decir, año de fuerte trabajo para Nokia, quien vive en estos momentos el mayor cambio estructural de su historia.

Motorola

Cortante y afilado ha sido el año de la firma Americana. Con sus Defy y Atrix caminó en 2011, sin olvidar las ventas ya residuales de los Dext y Milestone. Móviles que le permitieron algo más que hacer números más que interesantes con algunos operadores. Como broche de oro, el Motorola Razr ha vuelto a meter con todo derecho a la firma en la gama alta de los smartphones. Un modelo con medidas de récord. En 2012 la gama Razr deberá no solo tener sus variantes, sino que sus líneas de diseño se contagiarán por derecho a todos los nuevos modelos de la firma. Además en 2012 sabremos qué operador será el que al final lance al mercado al Razr, que se da por hecho que será Movistar, pero hay que esperar. No podemos olvidar la llegada de los nuevos tablet de la gama XOOM, que con un ADN estético muy Razr, con grosores y pesos ínfimos, tienen mucho que decir en el mercado. Año por tanto de diseño y de superación para Motorola, quien sin hacer ruido está de nuevo en el mercado con modelos verdaderamente potentes.

Samsung

Si hay una marca que ha hecho el año en España esa ha sido Samsung. Con su saga de Galaxys, desde el Samsung Galaxy S2, hasta el Ace, pasando por el Mini, ha arrasado en ventas y es el nuevo rey comercial. Los coreanos asustan en cuanto a la cifras de ventas, despliegue comercial y de marketing. Esto obliga a la gente de la división española a un 2012 de infarto. En el Mobile World Congress de Barcelona empezarán a lanzar sus misiles. El primero y más popular será el nuevo Galaxy S3, del que se asegura que tendrá uno de los primeros procesadores de cuatro núcleos. Ahí es nada. La idea será hacer como con el S2, mucho ruido, mucha marca y luego llenar el mercado con “hermanos pequeños” que aprovechen el tirón de imagen del gran smartphone. De paso, seguro que le dan una vuelta a sus famosos tablets para además de vender, evitar los eternos problemas legales con Apple. Como guinda veremos en qué queda el ejercicio Note, una nueva categoría que la firma se sacó de la manga en 2011 y que habrá que ver cómo funciona y si tendrá o no continuidad. Todo apunta que sí

LG

Aunque la marca a nivel global ha sufrido este año, la división española puede sacar pecho, ya que ha sido una de las mejores de la firma en el Viejo Continente. Para este año seguirán apostando fuerte en este sector, ya que la firma se gastará más de la mitad del CAPEX en la división de móviles. Además, intuimos que habrá no solo modelos de alto nivel prestacional, como ya pasó este año, sino que según hemos podido saber se buscará el “value for money”. Es decir, terminales que ofrezcan buenas prestaciones sin necesidad de gastar mucho dinero en ellos. Quizá el mejor ejemplo es el LG Optimus Black. Un terminal que sin ser un tope de gama, tiene ciertas prestaciones de nivel y un precio más que interesante. Por otro lado habrá que ver qué hace la firma con el LG Prada. Un terminal que con la adopción de Android abre un interesante interrogante y reinventa el terminal de lujo, compatible y global. Algo que no pudieron ofrecer los anteriores Prada. De memento sabemos de muy buena tinta que ya hay dos operadores que están negociando con LG para hacerse con los servicios de este modelo.

Mañana segunda parte del reportaje con HTC, BlackBerry, Sony Ericcson y Apple.

13 Comentarios