Siri sabe dónde estás a través de un LED de infrarrojos oculto

SIRI-RAISE

Siri está dando más que hablar que cualquier otra de las funciones del iPhone 4S. Confirmado que no será portado a otro terminal Apple, desde iFixit han descubierto que la razón de ésto puede estar en el sensor infrarrojo escondido en el iPhone 4S que permite al servicio saber cuando el teléfono esta cerca de la cara.

Parece que al final sí que existe un condicionante de hardware que no permitiría a Siri funcionar en otro terminal que no sea el iPhone 4S. Los siempre hábiles miembros de iFixit han desmontado pieza a pieza uno de los nuevos smartphones de Apple encontrando un elemento que daría la clave de la incompatibilidad del mayordomo virtual de Cupertino con anteriores versiones de iPhone. En concreto, se fijaron en un pequeño componente negro junto al sensor de luz del que no había noticia y que, en un primer momento, no se sabía para que servía.

Un LED de infrarrojos que le dice a Siri si estás o no estás

Poco tiempo después, y gracias a las hábiles manos de los colaboradores de ese blog, han dado con la clave. El componente es en realidad un LED infrarrojo que sirve para que Siri conozca cuando nos pegamos el terminal cerca de la cara y así desconectarse.

Siempre está funcionando ¿será una de la causas de la poca autonomía del iPhone 4S?

En el vídeo que os mostramos a continuación, editado por los miembros de iFixit, da la clave de otra de las razones que podría estar en la casa autonomía mostrada por el iPhone 4S, y es que mientras que el sensor de proximidad tradicional sólo se activa durante las llamadas, el pequeño LED infrarrojo está permanentemente activado siempre que el teléfono esté en marcha. Recordemos que podremos convertir cualquier móvil en un puerto de infrarrojos.