Consejos para aumentar la duración de la batería del iPhone 4S

Consejos para aumentar la duración de la batería del iPhone 4S

Víctor Rodríguez

A pesar de haber solucionado los problemas de autonomía experimentados por el iPhone 4S con una actualización de software, Apple ha elaborado una lista de aspectos a tener en cuenta para minimizar el consumo de energía en su smartphone. Entre los consejos podemos ver que la firma presta mucho interés en desactivar el servicio push y la geolocalización.

Todo aquel que exprima mínimamente las opciones y funcionalidades que ofrece un smartphone sabe que la vida de la batería no se extiende más allá de las 24 horas. De ahí en adelante dependerá de la intensidad y tiempo de uso de las aplicaciones. Apple, muy cuidadosa y sensibilizada con este tema, se veía afectada con un problema de software en el iPhone 4S. Aunque ya ha sido corregido, la firma ha querido ampliar el soporte técnico referente a esta parcela ofreciendo información adicional con una serie de consejos para alargar la autonomía.

Si bien el potente hardware y las ultra-brillantes y extensas pantallas táctiles suponen un alto porcentaje del consumo energético de los actuales smartphone, también influyen negativamente algunos hábitos del usuario que pueden ser corregidos, o mejor dicho, optimizados. Así pues os proporcionamos una serie de consejos que Apple ha publicado en su página web para ayudar a los poseedores del iPhone 4S a sacar el máximo partido de su batería.

El calor, enemigo de nuestro teléfono

El primer parámetro a tener en cuenta, aunque tal vez se trate más bien de información técnica, es la temperatura a la que exponemos al teléfono. Las altas temperaturas son incompatibles con la electrónica y más aún con las baterías. El rango para un funcionamiento correcto se encuentra entre los 0 y 35 grados centígrados aunque la temperatura óptima es de 22 grados (temperatura ambiente). Aunque esta medida no afectará a la mayor parte de los usuarios, se recomienda aplicar un ciclo de carga completo cada mes para mantener en buen estado las propiedades eléctricas de sus componentes.

Conocer qué aplicaciones gastan más

Otro parámetro de especial interés son las estadísticas de uso. El análisis nos expone las horas que el terminal ha estado activo al igual que el tiempo en espera. Así podremos comprobar, si tenemos en cuenta el porcentaje de batería, los tiempos de autonomía aproximados acorde al uso que le demos al smartphone. De esta forma nos beneficiaremos del factor previsión y así cargar el teléfono previamente si intuimos que la batería no va a soportar las necesidades que precisemos durante un determinado tiempo.

Servicio push y geolocalización, en su justa medida

Las aplicaciones instaladas en el teléfono y su uso condicionan en gran medida la autonomía del iPhone 4S. Así por ejemplo las redes sociales, mensajería instantánea, correo electrónico y la geolocalización afectan notoriamente en la vida de la batería. Más en concreto son las notificaciones push, que nos avisan en tiempo real de los cambios, las culpables y el uso del GPS (mapas, geolocalización en general) las funciones que requiere un alto consumo energético. El consejo de Apple es usar estrictamente estas funciones el tiempo necesario y desactivarlas si no se usan. En el caso del correo electrónico, la firma nos indica que tenemos la posibilidad de activar la opción manual para recibir las actualizaciones solo cuando accedemos a la bandeja de entrada.

WiFi, Bluetooth y 3G

Otro de los apartados que influyen negativamente en la autonomía es la conectividad del terminal. Apple aconseja desactivar la conexión WiFi cuando no se use, aunque a modo de información explica que utilizar las redes 3G requiere mayor gasto energético. En el caso del Bluetooth estamos ante una situación parecida y el consejo es el mismo. Si no necesitamos  mantener todo el rato activa esta conexión inalámbrica para utilizarla con el manos libres es preferible desactivarla, pues aunque esté en segundo plano consume energía inútilmente. Asimismo, los de Cupertino nos informan que en situaciones de baja o nula cobertura es recomendable activar el modo avión. La parte inalámbrica de nuestro iPhone demanda mayor cantidad de energía para seguir conectado a la red del operador en este tipo de situaciones, por lo que si nos vamos a encontrar bajo estas condiciones es preferible activarlo.

Brillo en automático

Aunque a muchos nos gusta disfrutar del alto brillo de las actuales pantallas táctiles, es interesante recordar que es uno de los factores que más debemos cuidar si queremos una autonomía decente. Activar el brillo automático o ajustarlo al mínimo nos permitirá alargar bastante los tiempos de uso del smartphone. A este respecto cabe mencionar que es interesante activar el bloqueo de la pantalla pasado un tiempo, de forma que la pantalla no permanezca encendida en el bolsillo sin beneficio alguno.

Estar al día con las actualizaciones

Por último, es interesante comprobar de vez en cuando el estado de las actualizaciones del sistema operativo. En el caso del iPhone 4S tenemos varias alternativas. Bien con el smartphone conectado al PC mediante el cable de datos e iTunes o bien desde el apartado Ajustes/General/ Actualización de software, función disponible a partir de iOS 5. Tener la última versión del software de Apple nos previene de errores y nos garantiza contar con las últimas optimizaciones del fabricante.

Fichas técnicas Apple

Fuente