Vigila y cambia los permisos que tienen las apps en tu Android

Con el uso de nuestro teléfono Android lo más lógico es que, tarde o temprano, se llene con decenas de aplicaciones, incluyendo aquellas que llegan instaladas de manera predeterminada por la propia marca del móvil. Además, si somos ese tipo de usuarios que hacen un uso intensivo de su terminal, la cosa se podría llegar a complicar, pudiendo llegar a contar con centenares de apps instaladas, cada una de ellas con sus pertinentes permisos. Por esto, es importante saber controlarlos.

Y es que, si nunca te lo has planteado, ya siendo hora de que lo hagas. Más que nada porque los diferentes permisos en Android que vamos concediendo son unos de esos elementos que pueden afectar a nuestra privacidad y seguridad. Es por ello por lo que los expertos en seguridad, e incluso la propia Google, pone a nuestra disposición algunas herramientas automáticas o manuales para controlar este aspecto. Además, al descargar una aplicación de Google Play podremos ver la información o las funciones de nuestro móvil a las que tiene acceso como el micrófono o la ubicación.

Antes de instalar las aplicaciones

En el momento en el que vamos a descargar una aplicación desde la tienda de Google, Play Store, la gran mayoría solicitarán autorizaciones para tener acceso a funcionalidades, con el fin de poder ofrecer todas sus características. Estos pueden ser muy variados, pero todos, deberían estar en consonancia con el uso que vamos a dar a la aplicación.

Esto quiere decir que no tendrá sentido que una app, por ejemplo, para editar fotos tenga acceso al micrófono, aunque ya debería resultarnos hasta sospechoso. U otro caso en el que, por ejemplo, un juego offline requiera acceso a nuestra cámara si esta no es usada en ninguna función del juego.

google play

Por tanto, los permisos que requieren las aplicaciones suelen ser los siguientes tipos:

  • Actividad física: pueden acceder a nuestra información sobre la actividad física que realizamos, como paseos a pie o en bici, recuento de número de pasos, trayectos en coche y más.
  • Archivos y contenido multimedia: tienen acceso a nuestras fotos, contenido multimedia y otros archivos de tu teléfono.
  • Calendario: utiliza tu calendario predeterminado.
  • Cámara: tienen el acceso para hacer fotos o grabar vídeos.
  • Contactos: las apps podrán consultar tu lista de contactos.
  • Micrófono: podrán grabar audio.
  • Registros de llamadas: pueden leer y cambiar tu historial de llamadas.
  • Sensores corporales: obtienen información de sensores sobre tus constantes vitales.
  • Dispositivos Bluetooth cercanos: las aplicaciones pueden detectar y conectarse a dispositivos cercanos. Consulta cómo funciona Nearby.
  • SMS: tendrán acceso para leer y enviar SMS.
  • Teléfono: permite hacer y gestionar nuestras llamadas.
  • Ubicación: esta autorización sirve para obtener la ubicación del dispositivo.
  • Almacenamiento: guarda fotos y otros archivos en tu teléfono.

En versiones antiguas de Android, el usuario podía revisar estos , y decidir si instalar o no la aplicación en función de lo que considerase o no oportuno. En las versiones de Android a partir de Android 6.0 Marshwallow, podremos elegir qué permisos aceptar o no cuando iniciemos la propia aplicación. Incluso, nos podremos topar con Permisos adicionales:

  • Leer y Escribir mensajes instantáneos: puede permitir que las apps escriban o lean los datos del proveedor de contenido de Google Talk.
  • Información sobre el coche: pueden conocer información de nuestro vehículo.
  • Radio FM: entrar y controlar este servicio.

Controla los permisos

Cada vez que vamos a instalar una app en concreto en nuestro teléfono Android, lo más probable es que acabe pidiéndonos alguna que otra autorización para poder tener acceso a diferentes funcionalidades del propio smartphone.

Y todo con el supuesto objetivo de llegar a funcionar correctamente. Aunque, independientemente de que se los concedamos o no, después será posible acceder al gestor de autorizaciones en cualquier momento para ver cuáles hemos otorgado. Teniendo en nuestras manos la decisión de activarlos o desactivarlos.

permisos de whatsapp

Además, es bastante habitual que una app necesite permisos para ver la ubicación, micrófono, cámara o hasta los contactos de tu dispositivo. Por ello, es importante tener bajo control estas autorizaciones a los que tiene acceso cada software de nuestro teléfono, eso sí, solo podremos una vez queda instalada en nuestro dispositivo.

No obstante, os explicaremos algunos puntos importantes que deberías saber antes de instalar cualquier tipo de software en vuestro móvil. Y no solo esto, sino que más adelante os enseñaremos a cómo gestionarlos en Android para que podáis decidir siempre a qué podrá acceder una app.

Con el gestor

Lo ideal es comprobar estos accesos antes de instalar, ya que os hemos mostrado todos los tipos que podríais autorizar a un software. Sin embargo, siempre podréis revisarlos por vuestra cuenta una vez que ya tengáis una determinada aplicación descargada en vuestro Android. Para ello, tan solo deberemos utilizar el propio Gestor de permisos que viene integrado entre los propios ajustes de vuestro teléfono. Para ello, tendremos que entrar a Ajustes > Aplicaciones y notificaciones > Avanzado > Gestor de permisos. Dentro de este apartado veréis todos los tipos, así como las apps que os han solicitado acceso a las diferentes funciones del móvil.

Gestor de permisos Android

Si entráis en cada uno de sus tipos, os aparecerán las aplicaciones que utilizan esas herramientas. Al pulsar sobre cada software, tendréis la oportunidad de Permitir o Denegar su acceso.

Con las apps instaladas

También puede ocurrir que las aplicaciones que ya tengamos instaladas actualicen sus autorizaciones en sucesivas actualizaciones. En este sentido, pueden cambiar, por lo que podemos no estar de acuerdo con esos cambios. Es un viejo truco usado incluso por el malware, que se instala en forma de una inofensiva app con autorizaciones más livianas, pero se actualiza solicitando uno para acceder a la cámara, contactos, ubicación etc… No es necesario volver a aceptarlos cuando estas actualizaciones tengan lugar, pero si la app se ha actualizado y añadido uno nuevo, se nos pedirá acceso al volver a iniciar la app.

Activar o desactiva

La buena noticia es que como ya habíamos visto con el gestor podemos cambiarlos en cualquier momento. Al desactivarlos, es posible que no podamos usar algunas de las funciones de esa determinada app. Además, contamos con otra opción para poder cambiarlos. Para ello, deberemos ir a Ajustes > Aplicaciones y Notificaciones > Información de las aplicaciones > Después tocamos en la app que necesitemos modificar y tocamos sobre Permisos. En ese momento, tendremos que elegir los accesos que queramos otorgar o revocar de dicha aplicación.

Permisos de una app en Android

Por ejemplo, es posible que usemos WhatsApp todos los días, pero nunca hagamos una videollamada. En ese caso puede apetecernos revocar el acceso a la cámara a WhatsApp con el fin de ser más recelosos de nuestra privacidad. Sin embargo, tendremos que volver a activar esta autorización si en alguna ocasión necesitamos hacer una videollamada o enviar una foto como adjunto cuando la sacamos directamente desde la app de cámara.

Consejos prácticos

Siempre deberemos tener cuidado con aquellas apps que nos piden todo tipo de permisos sin que tenga ningún tipo de sentido, como os habíamos explicado anteriormente. Por tanto, tener que tirar de lógica y ser listo a la hora de concederlos. Es por ello por lo que será muy importante que seamos conscientes de los aspectos básicos a tener en cuenta antes de instalar cualquier app en nuestro teléfono móvil Android.

Descargar de fuentes fiables

El primer factor que deberemos tener en cuenta será el hecho de no descargar ningún tipo de software de fuentes poco fiables, es decir, deberemos acudir a la propia tienda de apps de nuestro fabricante o de Google para instalar nuevos softwares. Básicamente porque existe una gran cantidad de enlaces, bazares alternativos y sitios de dudosa fiabilidad que ofrecen aplicaciones gratis, o versiones modificadas de apps de pago. Aunque está claro que no todas las apps externas supondrán un peligro para nuestra privacidad y datos, pero el peligro siempre estará presente.

Play Protect

Y es que, al no pasar por el filtro de Google Play, podremos estar instalando software malicioso o una app especializada en recopilar datos personales.

Comentarios y puntuación

Por mucho que cuenten con la aprobación de Google, siempre será importante ir un paso por delante, por lo que no vendrá nada mal revisar los comentarios y puntuación de cualquier aplicación antes de proceder a su instalación. También lo es volver a hacerlo tras una actualización de software, ya que nos puede poner en la pista sobre cambios en los permisos, problemas que surjan, etc… Por tanto, os recomendamos que no tengáis las actualizaciones automáticas, así podréis revisar sus permisos acudiendo a Google Play y pulsando sobre la aplicación que tiene una nueva actualización. Dentro de sus detalles, podréis ver si os pedirán nuevas autorizaciones.

Los no asociados

Además, otro aspecto relevante que no deberemos dejar de lado es que hay que valorar que finalidad tiene un software en concreto y las autorizaciones que nos reclama para tener acceso a una funcionalidad del dispositivo Android. Aunque esto ni siquiera nos garantiza que no puedan darse agujeros en nuestra privacidad. Es por ello por lo que os recomendamos contar solamente con aquellas aplicaciones imprescindibles.

¡Sé el primero en comentar!