Mantén a salvo y en perfecto estado los móviles que ya no usas

Mantén a salvo y en perfecto estado los móviles que ya no usas

Daniel Caballero

Entre todos los dispositivos relacionados con la tecnología que tenemos por casa, los móviles posiblemente son los más difíciles de mantener con vida. Es muy fácil que un teléfono se rompa sin usarlo, ya que sus componentes no saben sobrevivir en determinadas situaciones.

Si eres de los que quieren guardarlo por si lo necesitan en un futuro, y quieres evitarte sustos con el móvil que vas a guardar en un cajón, te vamos a dar las claves para que los mantengas a salvo y sin problemas. Aunque, ya os dejamos claro que la batería es uno de los elementos en los smartphones que más problemas nos pueden dar por varios motivos y esperamos que tanto este, como el resto del teléfono se conserve de la mejor manera.

Por desgracia, por muy bien que guardemos el dispositivo con el paso de los años la tecnología se irá quedando atrás y comparado con los nuevos no podremos sacarle el mismo partido. El software llegará a quedarse antiguo, pero al menos tendremos una reliquia o un móvil para emergencias.

¿Para qué guardarlo?

Seguramente te hayas hecho esta pregunta, ya que, ¿qué sentido tiene meterlo en un cajón y dejarlo en el olvido? Pues bien, vamos a convencerte con una serie de razones por qué es buena idea.

Principalmente, lo que todos piensan es que pueden vender ese smartphone, dárselo a un amigo o familiar. Sin embargo, no vendrá para nada mal conservarlo, ya que nunca se sabe cuando el nuevo móvil que acabamos de estrenar se puede llegar a romper. De un momento a otro, lo cierto es que esto nos puede pasar. Por esto mismo, contar con un teléfono de reemplazo, es uno de los principales motivos por los que será buena idea guardarlo.

móvil Huawei antiguo

Y no es el único, ya no solo puede servir como sustituto el día de mañana, sino que también lo podremos utilizar para multitud de cosas. El smartphone viejo que tenemos por casa lo podemos llegar a convertir en un marco de fotos, una webcam, una dashcam para el coche, una cámara de seguridad para nuestra casa, en un ratón y teclado para el PC o hasta para usarlo como mando a distancia o como un peque router personal con el que compartir Internet.

Los usos que podemos hacer de un móvil son varios. Por lo que, nunca se sabe cuando necesitaremos tener a mano un segundo teléfono. Por ello, siempre os recomendaremos que, si no tenéis muy claro que hacer con el terminal antiguo que estaba en perfectas condiciones, lo guardéis. Más que nada, porque el día de mañana no sabéis si podréis comprar otro smartphone nuevo barato de reemplazo o si lo necesitaréis para que cumpla alguna de las funciones que os acabamos de dar.

Cómo hacerlo

Ahora que ya conocemos los diferentes motivos por los que será buena idea mantenerlo a salvo, es la hora de ver los diferentes consejos con los que conseguiremos mantener en buen estado el dispositivo para que el paso del tiempo no afecte a su hardware.

Guárdalo con la batería llena

El principal aspecto a tener en cuenta es que no podemos guardar nunca un smartphone sin batería o al límite. Aunque el dispositivo esté apagado necesita una pequeña autonomía para mantener el reloj interno activo y sobre todo para no hacer sufrir a la propia batería. Son muchas las personas que tras guardar el terminal un tiempo se han encontrado con que después el móvil no se enciende y no queremos que eso nos pase a nosotros.

problema bateria google pixel android

Para evitarlo las recomendaciones de los fabricantes marcan el límite en el 70% de batería, aunque la mejor opción es que guardarlo cuando tenga el 100% de energía.

Dejando el terminal con este alto porcentaje de batería estaremos asegurándonos que el smartphone no se quede al 0% tan rápido con el paso del tiempo, y no nos llevaremos sorpresas. Con esta autonomía será suficiente para guardar el móvil durante más de un año sin tener que preocuparnos por él y los mínimos consumos que realice, así como para proteger la vida útil de este componente en el mejor estado posible.

Cárgalo de vez en cuando

Relacionado con el punto anterior, para preservar un buen estado de la batería lo importante es dejarlo cargando cada cierto tiempo. De nada sirve guardarlo con la celda llena de energía si no lo vamos a volver a tocar en un año. Esto va a hacer que poco a poco la batería se vaya degradando pues, como te recomendamos más abajo, abre que encenderlo cada poco tiempo.

Lo más recomendable es que, cada dos meses más o menos, saques el smartphone del cajón donde lo has guardado y le apliques una carga completa. Después ya lo puedes apagar y volver a dejar en su sitio, pero te recomendamos no olvidar hacer esto de vez en cuando.

Enciende el móvil cada cierto tiempo

Aunque lo hayamos guardado con la batería completa, el teléfono puede sufrir problemas por no encender el móvil en mucho tiempo, ya sea porque los componentes no reciben energía, como acabamos de decir, porque la pantalla pierde capacidades u otros motivos.

problemas encender iphone

Para salvarnos de posibles problemas es conveniente tenerlo localizado allá donde lo hayamos guardado. Además, los expertos recomiendas encenderlo al menos de manera anual para comprobar que todo sigue funcionando y que no hay un problema con la batería entre otras cosas. Con solo encenderlo un par de minutos estaremos salvando la móvil de pasar al olvido. Es más, podemos aprovechar los momentos de carga mencionados anteriormente para encender el smartphone.

Ya sean dos meses o un periodo de tiempo mayor, nosotros os recomendamos hacerlo cada menos tiempo, para ir verificando que su funcionamiento todavía es correcto, además de que sus diferentes componentes siguen intactos al paso del tiempo.

Protégelo, aunque lo guardes en un cajón

No vale guardar el móvil de cualquier manera, lo mejor es guardarlo del mismo modo que venía cuando lo compramos: en su bolsita de plástico y dentro de la caja original. En caso de no mantenerla, siempre podemos usar alternativas de plástico y una caja de cartón que nos asegure consistencia y pueda evitarnos sustos mayores.

Además, otra buena manera si no queremos meterlo en la caja, o bien porque no la tenemos ya, lo mejor será ponerle un protector de pantalla, así como una funda. De esta manera, nos aseguraremos en todo momento que esté más a salvo de posibles golpes. Incluso, será buena idea que se guarde junto a un cargador. Así, el día de mañana cuando vayamos a encenderlo, tendremos a mano este accesorio para enchufarlo a la corriente y verificar que se enciende bien.

Aleja el móvil de la humedad

humedad movil

En los cajones o armarios a veces la humedad tiene una gran presencia, sobre todo en aquellos que no solemos abrir. La humedad es enemiga de la tecnología, por mucha protección que tenga el smartphone. Puede generar problemas de corrosión en los componentes o colarse por algún lado impidiendo el futuro buen funcionamiento del equipo. Por eso mismo, será mejor que corramos ningún riesgo si queremos que el terminal siga funcionando el día que nos haga falta.

Lo mejor que puedes hacer es meterlo en una de las cajas que te hemos dicho pero acompañado de bolas de sílice. Son esas bolsas con diminutas bolas en su interior que podemos encontrar en ajas de zapatos y otros materiales de textil cuya principal finalidad es preservar estos productos de posibles humedades.

Aléjalo del calor y el frio

Pero no solo el agua es un gran enemigo de los dispositivos electrónicos. Lo mismo sucede con el frio y el calor. Actualmente nuestros smartphones están preparados para soportar temperaturas extremas, pero aún así puedes dañarse si los exponemos demasiado a estos ambientes. La cosa es más peligrosa si el móvil que quieres guardar en un cajón es bastante antiguo, pues puede que no le siente nada bien ni el frio ni el calor debido al desgaste de sus diferentes componentes a lo largo del tiempo.

carga rápida móvil calor

El frio puede llegar a resquebrajar la pantalla del terminal de igual forma que el calor puede sentarle muy mal a los químicos que encontramos en la batería de algunos teléfonos. Por este motivo evita guardar el teléfono en sótanos o entornos fríos que en Invierno sean inaguantables, de igual manera que no es recomendable guardar el smartphone en un cajón o armario que vaya a estar expuesto a la luz del sol en verano.

Cuidado con lo que tenga a su alrededor

Al hablar de los problemas que puede tener nuestro teléfono móvil a la hora de ser guardado tendremos que tener mucho cuidado con cuestiones como las que hemos comentado ya pero también con lo que vamos a tener alrededor de nuestro móvil guardado. Y es que depende del sitio en el que guardemos nuestro móvil habrá una serie de componentes u otros que pueden acabar dañándolo y mucho. Nos referimos a componentes que pueden dañarlo como pueden ser elementos punzantes que puedan dañar la pantalla de nuestro teléfono recién guardado por mucho que el mismo se encuentre en una caja guardado

Incluso en este punto podremos hablar de objetos que suele ser habituales verlos en este tipo de cajones en los que se guardan objetos de ‘tecnología’ como es el caso de pilas, baterías u objetos que pueden acabar explotando y pueden derramar componentes tóxicos que pueden provocar corrosión en nuestro dispositivo. Por tanto, te recomendamos que a la hora de guardar el móvil, vigiles muy bien lo que se encuentra a su alrededor y en el caso de que haya algún objetivo que pudiera ser peligrosos, o bien lo quites y lo tires u optes por guardar tu teléfono en otro lugar en el que pueda estar más seguro.

¡Sé el primero en comentar!