Cómo usar el móvil como datáfono para cobrar en tu negocio

Cómo usar el móvil como datáfono para cobrar en tu negocio

Rubén De la Calle

Cada vez usamos menos el dinero físico y más las tarjetas o el móvil, algo que no es un problema porque la mayoría de móviles ya tienen NFC, permitiéndonos pagar fácilmente. El problema está para quienes necesitan un datáfono o TPV para cobrarnos, ya que muchos desconocen que también pueden usar el smartphone como accesorio de cobro.

Desde hace tiempo esto ha dejado de ser un problema hasta ahora, tal y como puedes ver en las siguientes líneas donde vamos a explicarte cómo puedes usar tu móvil como si fuese un datáfono. O, más bien, vamos a utilizar el teléfono como intermediario entre el terminal de pagos y las tarjetas de crédito de los clientes.

El proceso no es tan complicado como suena y para nada laborioso, pero sí que debemos tener varias cosas en cuenta antes de lanzarnos al dinero virtual en nuestra tienda, bar o negocio en general.

Así puedes transformar tu móvil en un TPV

Te estarás preguntando, qué es lo que necesitas para que tu tienda comience a admitir los pagos con tarjeta. Muy sencillo, un acceso a la red a través del datáfono o bien, como es el caso que nos ocupa, un intermediario, el cual será nuestro móvil. Al transformar el móvil en nuestro TPV, la conexión se produce mediante Bluetooth, recibiendo la señal de la tarjeta en el datáfono que hemos utilizado y después pasando la información de manera segura y cifrada al smartphone.

datafono movil

En este punto, el teléfono solamente se convertirá en el punto de unión que se conectará a la red con el banco para recibir la cantidad insertada en el datáfono. Un proceso que puede resultar más complejo explicar que de ver en un sencillo esquema como el que os hemos mostrado.

Pero antes de conseguir nuestro datáfono, es importante conocer que la mayoría requiere de una app propia, como se indica en las instrucciones para que realicemos la conexión entre el móvil y el TPV para que el proceso sea un éxito. Podríamos compararlo a la configuración de un smartwatch, por lo que practicante cualquiera puede ponerlo en marcha sin ser un experto ya que todo el proceso es bastante sencillo y no requiere de grandes conocimientos en informática o tecnología.

Solo hace falta instalar la app que va asociada al terminal de cobro, encender el bluetooth, activar el dispositivo y seguir los pasos que nos parecen en la pantalla de la aplicación descargada desde la tienda de apps. Una vez listo, en el datáfono pondremos el coste de lo que se ha adquirido y pasamos al cobro o incluso algunos en la app móvil ofrecen integrar nuestros productos para hacer los cobros más rápidamente.

Los mejores «kit» para cobrar «desde el móvil»

Es importante recordar que el cobro realmente no se hace con el smartphone, sino que la información de la tarjeta, smartphone o smartwatch con el que los clientes pagan accede al datáfono para ser enviada al móvil y procesar la orden con los bancos.

Es por eso que los clientes no verán diferencia con respecto a otros locales y la seguridad seguirá estando presente gracias a ser dispositivos certificados por VISA, Mastercard, Maestro, American Express, Discover, Union Pay y las principales entidades que desarrollan las tarjetas. Pasamos a mostrarte cuáles son los datáfonos que podemos adquirir como accesorio para cobrar con tarjeta en el smartphone sin la necesidad de alquilar un datáfono a las entidades.

Kit de pagos en el móvil SumUp

Esta alternativa que nos encontramos es una de las más completas dado que más que un datáfono, hace que dispongamos de un completo TPV con el que podremos cobrar con tarjeta, imprimir facturas y realizar toda la configuración de una forma sencilla con el dispositivo o con el smartphone. Su conexión con el móvil promete ser estable y permitirnos estar cobrando en todas las mesas o lugares de la tienda sin problemas de conexión.

datafono movil

No incluye ninguna cuota mensual, solo tendremos que pagar una comisión de 2 céntimos por cada euro de compra. Está desarrollado para admitir todo tipo de herramientas de pago, como pueden ser las tradicionales tarjetas, un móvil o el reloj inteligente con acceso a Google Play o Apple Pay. Su batería cuenta con capacidad para admitir hasta 800 cobros sin estar conectada a la corriente, lo que la convierte en independiente gracias a su conexión WiFi disponible.

Cobrar con tarjeta con Sumup Air-Pago

Otro modelo de la misma marca que ofrece un sistema de pagos rápido y eficaz vinculado a nuestro móvil es este dispositivo. Mucho más barato y portable, permitiéndonos las mismas ventajas prácticamente aunque sin una conexión independiente. Este es el ejemplo perfecto de la importancia, no ya del smartphone, sino de nuestro plan de datos ya que en este caso el móvil tendrá una mayor presencia al actuar como router. Eso sí, hace posible que cualquier tienda tenga un datáfono con una comisión de 1,5% por transacción.

datafono movil mini

Al igual que el modelo anterior y todos los que veremos, necesita de una configuración previa en la app del móvil y después mantiene la conexión a través del Bluetooth para enviar la señal con todos los datos a los bancos. En esta coacción también permite y admite pagos con el móvil o el smartwatch, aunque con Samsung Pay hay quienes mantenido algún problema y por ello solo se recomienda optar por Google Pay o Apple Pay en los dispositivos tecnológicos.

Lo malo de que sea un terminal más pequeño y portadle es que su batería no tiene la misma capacidad que el modelo anterior, así como tampoco podrá realizar la impresión de tickets.

Haz tu tienda inteligente con myPOS Go

Otra alternativa que podemos adquirir con el mismo funcionamiento basado en Bluetooth, con una amplia compatibilidad con tarjetas y sistemas de pagos móviles es myPOS Go. Este TPV móvil nos ofrece tener datáfono por precio mínimo, aunque sus valoraciones no son tan buenas como nos gustarían. Tiene algún que otro inconveniente con la conexión móvil, por lo que estaría indicado para quienes solo vayan a usarlo en caja y no moviéndose por diferentes zonas.

tarjeta datafono

Este no es un dispositivo pensado, por ejemplo, para cobros a domicilio donde la conectividad es imprescindible, es un dispositivo pensado para usar en un mismo lugar con una conexión estable.

Su aplicación sigue teniendo muchas opciones, al igual que su rival, dándonos la posibilidad de almacenar datos bancarios, comprobar el nivel de ventas por días, horas y diversos resúmenes de datos que pueden ser relevantes para el negocio. En este caso la comisión es de 1,45 % por venta, pero no hay información sobre la duración de la batería.

Deansh Máquina POS de Mano

Este sistema es compatible con casi todas las apps comerciales de Android pero su principal característica es que, además de admitir pagos con el móvil, permite aceptar pedidos e imprimir sus recibos en un TPV portátil. De esta forma puedes facilitar los tickets de compra a los clientes sin importar el lugar dónde estés, solo tendrás que preocuparte de tener papel.

datafono densh

Según reza la descripción del producto, tiene una pantalla HD de 1280 X 720 perfecta para hacer las gestiones de cobro sin necesidad de mirar el smartphone, la mencionada con capacidad para un rollo de 58 mm x 50 mm y una batería de 5000 mAh que ofrece una autonomía más que suficiente para aguantar todo el día sin necesidad de carga.

Eso sí, su punto negativo es que es el equipo más pesado de todos. Al tener pantalla, impresora y capacidad para un rollo de papel, alcanza un peso de 421 gramos. No obstante sigue siendo un terminal portátil y fácil de sostener con una mano.

¿Son sistemas seguros y de fiar?

Aunque podamos pensar que su privacidad no va a ser tan elevada como la de los datáfonos que ofrecen los bancos, lo cierto es que las medidas de protección son idénticas y están vinculadas a las empresas que desarrollan los sistemas de pagos. A fin de cuenta los aparatos de cobro clásicos no dejan de ser un terminal inalámbrico con una conexión a la Red de lo más sencilla.

En el caso de estos accesorios que te hemos recomendado para hacer más moderno tu negocio, cuando el sistema integrado en el datáfono detecta algo sospechoso, cancelará el pago y nos lo hará saber en su pantalla, además de en la app del smartphone, por lo que tendrás todo Tip one información al alcance de tu mano.

La seguridad del mismo proceso de pago estará más ligada a nuestra red WiFi que al proceso de conexión Bluetooth entre el móvil y el TPV. Por ello, cada vez son más los que se animan a optar por esta solución si es que las ocasiones les salen más rentables y se ahorran alquileres en datáfonos.

Además, no debemos obviar las principales ventajas de tener un teléfono como terminal de cobro en una tienda, como:

  • Comodidad: son una forma de reducir la cantidad de efectivo manejado en la tienda, todos tenemos un smartphone encima y los pagos se pueden procesar de forma rápida y eficiente.
  • Mejor servicio: este dispositivo permite proporcionar un mejor servicio, más rápido y fácil, haciendo que los empleados o vendedores atiendan a más clientes y proporcionen una mejor experiencia a los clientes.
  • Costes: Aunque debas acompañar a tu teléfono de un pequeño accesorio, el coste es menor al de usar un datáfono del banco y te va a permitir ahorrar en tus cuentas empresariales.

Nueva tecnología para los pagos

Recientemente se dio a conocer que Apple permitirá que sus teléfonos sean usados como terminales TPV para llevar a cabo los pagos acercando simplemente nuestro móvil o tarjeta al iPhone receptor para realizar el pago. Esta función llamada «Tap to Pay», no requiere de ningún tipo de instalación de software ni hardware para llevarla a cabo más que nuestro propio iPhone y una tarjeta o teléfono móvil para efectuar dicho pago a través de la tecnología NFC. Este servicio será soportado por los modelos posteriores al iPhone XS, este inclusive. Diferentes pasarelas de pago se han sumado ya a este proyecto iniciado por Apple siendo la primera de ellas Stripe aunque ya han sumado otras como Square.

Este sistema será protegido con la misma seguridad que lo hace Apple Pay, encriptando las transacciones de tal manera que ni la propia Apple sabe ni lo que se está comprando ni quién lo realiza. Por desgracia, esta funcionalidad solo se encuentra disponible de momento en Estados Unidos, teniendo aún que esperar para que se haga presente en España u otros países. Un retraso que se debe a las diferentes regulaciones bancarias que existen entre países y que facilitan su implementación en el territorio, aunque esperamos que no tarden tanto en llegar como otros servicios de Apple.

¿Y no puedo usar Google o Apple Pay para cobrar?

De lo que presumen ambas compañías es que, gracias a la tecnología Smart Tap, se permite que, con sólo acercar el teléfono al terminal de pago NFC, los clientes puedan pagar de forma sencilla en dos segundos además de consular instantáneamente sus puntos y recompensas. Pero, a pesar de que las opciones de Google y de Apple ofrecen servicios para empresas, siempre se va a requerir de un datáfono para funcionar, por lo que vas a tener que comprar uno de los accesorios que hemos mencionado anteriormente.

Tus clientes podrán pagar a través de estos sistemas de pago móvil pero el datáfono lo vas a tener que poner tú, por lo que el problema que nos estábamos encontrando anteriormente, lo seguiremos teniendo actualmente, por lo que el datafono seguirá siendo un problema.

Alternativas de cobro

A la hora de cobrar a nuestros clientes, con el avance de la tecnología están surgiendo numerosas posibilidades que nos permiten olvidarnos del datáfono a la hora de cobrar y de tener que estar echando mano a otros dispositivos. De tal manera, solo tendremos que usar el teléfono móvil para recibir los pagos de nuestros clientes. Nos referimos al uso de aplicaciones de pago instantáneo como puede ser el caso de Bizum, la más extendida en nuestro día a día y además, la que mejor integrado tiene este sistema de cobro.

Y es que más allá de poder poner nuestro teléfono para que la gente realice sus pagos, podremos ir un paso más allá con Bizum gracias a los códigos de pedido o de comercio, que son unos códigos que se generan por la misma app y que puede automatizar aún más el pago. Por ejemplo, se puede crear de manera automática un código de pedido y cuando el cliente Introduzca ese código en su app de Bizum, se le cobrará el importe del pedido. Sí que es cierto que para poner en marcha estas funcionalidades se necesita configurarlo todo previamente, peor es una cuestión que si lo que buscamos es actualizar nuestro comercio y eliminar procesos, nos vendrá de perlas.

¡Sé el primero en comentar!