Qué aporta el NFC de 360 grados a un móvil

Qué aporta el NFC de 360 grados a un móvil

Jorge Sanz

Como bien sabéis, la tecnología NFC se ha convertido en algo imprescindible en nuestros móviles, sobre todo cuando se trata de hacer pagos en establecimientos con ellos simulando a nuestra tarjeta bancaria. Ahora algunos teléfonos están estrenando la tecnología NFC de 360 grados, de la que nos preguntamos qué es lo que nos aporta en el terminal.

Muchos hemos interiorizado ya el gesto de acercar el teléfono a un datáfono para pagar nuestras compras, y es algo que vamos a hacer cada vez más, sobre todo después de haberse disparado el uso de este método en tiempos de pandemia. Sea como fuere, es una tecnología que lejos de haber tocado techo, es cada vez más interesantes.

Nueva tecnología NFC de 360 grados

Esta misma semana llegaba a España el nuevo Realme GT2 Pro, un teléfono que inicialmente se presentaba en el mes de diciembre con una innovadora tecnología de conectividad NFC. En este caso estamos ante una evolución del NFC, que busca ser una tecnología cada vez más versátil, y sobre todo más sencilla de utilizar. Eso es lo que ofrece precisamente esta nueva tecnología estrenada por el teléfono de Realme. Y las diferencias son evidentes cuando se trata de utilizar esta conectividad en nuestro terminal.

NFC

Actualmente cuando colocamos el teléfono en el datáfono, debemos hacerlo en la parte superior del terminal, y acercando una zona concreta del teléfono, que es precisamente lo que no pasaría con la nueva tecnología. Y es que ahora no solo se emite esta conectividad por la parte superior del terminal, sino que se ha multiplicado un 500% el área del sensor NFC, así como un 20% el rango de este. Esto permite a los teléfonos que cuenten con esta tecnología pagar una compra en cualquier ángulo, por lo que nos olvidaremos precisamente de esas situaciones en las que al acercar el teléfono no se termina de consuma la conexión con el datáfono, y por tanto se dificulta el pago de las compras.

Paga en cualquier ángulo

Aunque la antena del NFC sigue estando en la parte superior, con esta nueva tecnología da igual si el teléfono está colocado de cara o al revés, de un lado u otro, en cuanto lo acerques al datáfono para pagar en cualquiera de estas posiciones podrás realizar el pago rápidamente, sin tener que estar colocando el teléfono de una forma determinada. Esto lógicamente no se limita solo a los pagos, sino a cualquier otro proceso que necesite de la conectividad NFC de nuestro móvil.

NFC

Esta tecnología cada vez es más común en nuestros móviles, y lo normal es que la gran mayoría de los teléfonos que cuenten con un precio de entre 150 y 200 euros lleguen con esta conectividad al mercado, por eso cada vez es más habitual el uso de esta tecnología. Lógicamente cuanto más barato es el teléfono, más se limita el alcance de la antena NFC, y por tanto hay que ser más precisos a la hora acercar el teléfono para pagar. Algo que poco a poco irá siendo menos necesario a medida que tecnologías como la estrenada por Realme sean cada vez más comunes en nuestros teléfonos.

¡Sé el primero en comentar!