Todo lo que puedes guardar en una tarjeta SIM

Hoy en día los móviles cuentan con una ingente cantidad de prestaciones y funciones en su interior. Es por ello por lo que solemos utilizarlo para prácticamente cualquier cosa sin importar la situación. Sin embargo, muchas de estas características quedarán inhabilitadas si no disponemos de una tarjeta SIM por parte de nuestra operadora.

Estas constituyen una parte esencial del teléfono, puesto que su misión es ofrecer conexión a la red de la compañía contratada, quien envía esta tarjeta al consumidor al establecer el acuerdo. Estas con el paso del tiempo han reducido su tamaño en exceso y en la actualidad llega a hablarse incluso de la opción de introducirla de manera virtual en el terminal para evitar procedimientos aparatosos. Por no hablar de los terminales actuales que incluyen hasta dos ranuras para tarjetas SIM.

Una práctica que también evitaría situaciones desafortunadas en las que acabamos perdiendo la tarjeta, así como la información que contiene en su interior. No obstante, son muchos los que desconocen los datos que almacena y es justo por este motivo por el cual vamos a explicaros qué se encuentra dentro de ella.

Los datos de tu tarjeta SIM

Lo cierto es que tu tarjeta SIM no se encarga única y exclusivamente de proporcionar acceso a la red de la empresa en cuestión, garantizando de esta forma la posibilidad de realizar llamadas o utilizar datos móviles. Esta incluye en su interior información sobre distintos aspectos clave relacionados con el dispositivo, aunque en realidad tú solo puedes guardar unos datos específicos.

Tarjetas SIM

Esta clase de tarjeta no disponen de un almacenamiento considerable, más bien, todo lo contrario. De hecho, su capacidad suele situarse entre los 64 y 512 kb, aunque el estándar generalmente ronda los 128 kb. Esto quiere decir que el espacio es bastante limitado. De ahí que la información que tenga en su interior sea la siguiente:

  • Número de móvil personal
  • Contactos
  • Datos de la operadora
  • Informe de facturación
  • Código de país
  • IMEI
  • Estado de la tarjeta

Tal y como podréis apreciar, se trata de información básica que está destinada principalmente al funcionamiento de nociones básicas del teléfono. Entre ellas, la única susceptible a ser guardada por el propio usuario son los números de los contactos, aunque a día de hoy puedes optar por otras soluciones que mantendrán intactos el listado en el supuesto caso de que tengas que cambiar de tarjeta SIM.

Cómo guardar contactos fuera

El hecho de contar con una capacidad de almacenamiento concreta implica que no tenemos el placer de guardar tantos contactos como sea necesario. No obstante, te interesará saber que la tarjeta SIM no es el único método para almacenarlos, puesto que tienes a tu alcance los servicios de Google para acumularlos en tu cuenta. Esto significa que en el caso de cambiar de tarjeta tus contactos permanecerán en el smartphone al estar vinculados a tu correo electrónico. Estos son los pasos para ello:

  1. Abre la aplicación Contactos en tu móvil.
  2. Pulsa sobre el símbolo “+” de la parte inferior derecha para crear un nuevo contacto.
  3. Introduce los datos correspondientes.
  4. Antes de confirmar la operación, echa un vistazo a la zona de arriba de la pantalla y podrás ver un apartado denominado Guardar en.
  5. Pulsa sobre esta sección y escoge tu cuenta de Google.
¡Sé el primero en comentar!