Todas las formas de sacar una tarjeta SIM atascada del móvil

David Girao

Casi todos los smartphones de última generación cuentan con el método de bandeja deslizable para introducir nuestra tarjeta SIM y tarjeta de memoria. Estos ‘carritos’ solían dar muchos problemas en sus inicios, aunque poco a poco fueron mejorando. No obstante, no poder quitar la tapa trasera de nuestro smartphone hace que en ocasiones nos enfrentemos al gran problema: ¡La bandeja de la tarjeta se ha atascado!

No es que sea algo habitual. Meter y sacar una tarjeta telefónica no tiene ningún misterio, pero hay ocasiones en la que la bandeja que expulsa la tarjeta SIM puede atascarse, tu móvil no la reconozca. Aunque las variantes para que esto ocurra son muchas, las más habituales son dos o tres. Para nuestra suerte, son varias las opciones que podemos llegar a probar para intentar quitar el bloqueo que nos está impidiendo poder abrir la bandeja del smartphone. Pero ante todo, lo que debemos hacer es no forzar en ningún momento la bandeja ni la tarjeta SIM, puesto que esto puede llegar a dañar sobremanera nuestra tarjeta hasta el punto de que quede totalmente inutilizada

¿Por qué se queda atascada la tarjeta SIM?

Cuando la ranura para la tarjeta del teléfono no se abre, lo más común es que la propia se haya desplazado haciendo imposible que el slot se abra con normalidad. Lo más oportuno en este momento es tratar de saber lo que le pasa al móvil y evitar forzarlo de ninguna de las maneras. Pero, para que podáis tener más claro a qué se ha podido deber el problema con la bandeja, principalmente, estos serán los motivos más habituales:

  • Tarjeta SIM recortada: Si nuestra tarjeta ha sido adaptada a otro formato mediante un corte y este no ha sido limpio, las muescas y restos restantes pueden atascar la bandeja. Es posible que no lo notemos al introducirla, pero al intentar expulsarla notaremos el problema.
  • Caída o golpe: Aunque tengamos carcasa de protección, un buen golpe o caída puede hacer que cualquiera de las tarjetas, ya sea la que nos suministra acceso a la Red o la tarjeta de memoria se muevan en el interior de nuestro teléfono, haciendo que la bandeja se atasque totalmente sin que podamos expulsarla.
  • Se ha hinchado la batería: Si la batería se hincha puede afectar a cualquier componente interno del teléfono, ya sea la placa base, la cámara, el chip NFC o, en este caso, la bandeja de la tarjeta SIM. Si notas que el smartphone está abultado, no hagas nada y lleva el smartphone a un servicio técnico pues el problema es más grave de lo que piensas y hay riesgo de explosión.pincho iphone

Como ves, tienes ante ti diferentes problemas que pueden estar causando este atasco de nuestra tarjeta SIM, habiendo unos más graves que otros como ya hemos especificado, pero hay soluciones que os explicaremos a continuación.

Antes de nada, mira la garantía

Comprueba la garantía antes de quitar una tarjeta SIM atascada, pues retirarla sin conocimiento puede causar daños que hagan que el teléfono deje de estar cubierto por el soporte del fabricante. Incluso si no está cubierto, te recomendamos no intentar sacarla por lo delicado del proceso y acudir a un centro de soporte a menos que el teléfono sea más antiguo y prescindible.

No hace falta decir que cualquier manipulación interna de nuestro smartphone anula automáticamente su garantía. Si una bandeja SIM se ha atascado por si sola, nuestra tarjeta está correctamente introducida y el pincho usado es el original, no deberíamos tener ningún problema en que el fabricante se haga cargo en garantía, de desatascar nuestra bandeja.

herramientas-reparacion-moviles

Muchos expertos en reparación de teléfonos móviles tendrán la experiencia y todas las herramientas para sacar tarjetas atascadas y se asegurarán de extraerla sin causar más daños al smartphone, algo que tú no podrás decir con tanta seguridad, pero claro, tiene un coste. Si, al contrario, el fallo ha sido nuestro (meter mal la SIM, corte defectuoso o caída) o ya no estamos cubiertos por la marca, podremos acudir a alguna de las cientos de tiendas de reparaciones que existen para que nos desatasquen la bandeja. En este caso, dependerá del modelo de tu móvil, ya que no todos requieren del mismo tiempo y la misma fórmula para ser abiertos.

En el sondeo que hemos realizado con algunas de estas tiendas de reparaciones, nos cobrarían entre 25 y 45 euros por abrir y liberar la bandeja, lo que realmente no es tanto si lo comparamos con una reparación de pantalla, cambio de batería, u otro componente del hardware del dispositivo. Por lo que, antes de forzar la bandeja, lo ideal será que vayamos cuanto antes para quitar el atasco.

Formas de sacar la SIM del móvil

Si aun así prefieres no pagar nada, ni pasar por un soporte técnico y quieres quitar la tarjeta por ti mismo, tomate un minuto para considerar el proceso antes de intentar ponerte manos a la obra. No es fácil, pero, si conoces los riesgos, hay varias posibilidades de retirar la tarjeta SIM de forma segura sin causar daños a la tarjeta, a la copia bandeja de la tarjeta o al teléfono.

Usa un objeto punzante

Si hemos intentado abrir la bandeja con el pincho de serie y no funciona, es posible que la solución esté en utilizar un objeto algo más contundente para hacer saltar el resorte que empuja la bandeja hacia fuera. En este caso podremos usar un destornillador de aguja fino. Su empuñadura nos permitirá hacer más fuerza que la que realizamos con el pincho de serie.

Si la bandeja aún puede desatascarse mediante este método, con imprimir algo más de fuerza de lo normal debería abrir. En caso contrario, es preferible parar, antes de forzar en exceso y estropear algún componte interno. Si esto último ha sido tu caso, lo cierto es que lo suyo será que vayamos directamente al soporte técnico. Básicamente, porque podríamos estropearlo todavía más y la reparación podría llegar a ser mucho más costosa.

Limpia la bandeja

Las bandejas de tarjetas SIM que parece que están atascadas, por lo general, no se abren porque está sucia y pequeñas motas de polvo impiden que la expulsión se lleve a cabo normalmente. Si este es el caso te recomendamos coger una toallita húmeda o incluso un paño húmedo y limpiar el área alrededor de la bandeja. El uso de un hisopo de algodón con un toque de alcohol también puede eliminar la suciedad de las grietas.

De igual manera, puedes usar una pequeña ‘pera de aire’ para dirigir un pequeño chorro de fuerza hacia la bandeja para eliminar cualquier tipo de mota de polvo u otro elemento que pueda hacer que la misma se abra con normalidad. Después utiliza un clip o una herramienta de expulsión para presionar el botón de expulsión al mismo tiempo que aplicas muy poca humedad con la toallita o el hisopo. Si sigue sin abrirse, gira el teléfono boca abajo para que la bandeja esté orientada al suelo y presiona el botón de expulsión varias veces. La fuerza extra de gravedad puede ayudar a que la bandeja se abra.

pera de aire

Desmonta el teléfono, bajo tu responsabilidad

Cuando la bandeja está totalmente atascada solo tenemos dos opciones, o intentar abrir nosotros mismos el teléfono hasta llegar a la bandeja y desatascarla, o acudir a un profesional. Si optamos por el primer método y a poco manitas que seamos, hay muchos tutoriales en YouTube que indican cómo realizar el proceso paso a paso. No necesitaremos grandes herramientas, ya que con un pequeño secador, una carta y un cúter, podremos abrir la tapa trasera para acceder a la bandeja

Eso sí, ten en cuenta que quizá comprar las herramientas para hacerlo, unido al riesgo de romper otros componentes, quizá no merezca la pena. Todo depende de la seguridad que tengas de hacerlo y si le das mucho valor al teléfono o no. Por lo que aquí entrará en juego diferentes factores clave que podrán llevar a hacerlo por nuestra cuenta o no. En cualquier caso, si nos decidimos por sacar una tarjeta SIM atascada del teléfono, debemos tener claro que el proceso conlleva una serie de complicaciones y riesgos a tener en cuenta, especialmente, porque podríamos dañar el dispositivo todavía más.

Si por el contrario, no nos atrevemos a desmontar nuestro teléfono móvil, te recomendamos que te pongas en manos de un profesional para poder desatascar nuestra tarjeta SIM. Un proceso que no deberá darnos muchos quebraderos de cabeza en función del móvil que sea, pero que si no tenemos los conocimientos suficientes, lo mejor es que lo haga un profesional y nosotros evadamos esa responsabilidad que, por supuesto, puede acabar dañando y mucho nuestro teléfono móvil. Además, en el caso de que aún tengamos disponible nuestra garantía, lo mejor será darle uso y que este arreglo no nos cueste dinero.

¡Que no vuelva a pasar!

Si vas a usar una nueva SIM, comprueba que está perfectamente troquelada y que no tiene aristas que puedan hacer que se vuelva a bloquear en el futuro. Ya uses la nueva o la antigua limpia bien ambos lados de la tarjeta con un paño seco o papel tisú antiestático. Repite la operación con la bandeja para la SIM. De esta manera, será la mejor manera de asegurarnos de que no va a volver pasarnos este mismo problema con la tarjeta física del móvil.

Aquí es importante comprobar que la tarjeta no tenga algún residuo adhesivo debido a ir pegadas en un cartón al enviarse por correo o algo similar. Si ves alguna zona pegajosa deberás limpiarla de nuevo con un paño seco y asegurarte de que ninguno de los dos lados estén sucios o dañados. Pues esto podría ser un factor clave en el caso de que se nos hubiera atascado recientemente. Si no es así, deberemos comprobarlo igualmente.

De todas maneras, habiendo ocurrido ya este problema, tendremos que poner el foco en los diferentes casos que pueden ocurrir o que ya nos han ocurrido para cuidar más detalladamente nuestro teléfono móvil y procurar que el mismo no vuelva a sufrir puesto que podría tener problemas mucho más severos.

¡Sé el primero en comentar!