¿Trae cuenta reparar un móvil o comprar otro en 2022?

¿Trae cuenta reparar un móvil o comprar otro en 2022?

Ricardo Fernández

Nadie quiere ver como su móvil experimenta daños que lo dejen inutilizado y a la espera de una reparación. Hay situaciones en las que el usuario no puede evitar estas desafortunadas situaciones, puesto que es posible que aspectos como la batería se deterioren con el paso del tiempo. Ante esta clase de desperfectos vamos a analizar si merece la pena arreglar el teléfono o apostar por uno nuevo en pleno 2022.

Este año está siendo complicado para el sector tecnológico y es que la crisis de procesadores junto a la energética, así como otros factores como puede ser la guerra entre Ucrania y China o las consecuencias postpandemia han generado que el coste de producción aumente. Esto hace que los smartphones incrementen su precio de venta final, aunque esto no se extrapola a todos los casos. De todos modos existen razones tanto para llevar a cabo una reparación como obviar la cuestión y preferir comprar un móvil, así que vamos a exponerlas para que puedas tomar la decisión cómodamente.

Reparar o comprar: esa es la cuestión

Escoger una opción u otra depende íntegramente de ciertos factores. Es por ello por lo que el objetivo de esta publicación es analizarlos y ver si merece la pena renovar tu dispositivo. Hay veces en las que uno le tiene mucho cariño a su teléfono, pero llega el momento de dar el salto.

Cómo está el precio de los móviles

Antes de entrar en profundidad en otros aspectos es importante comprobar el precio de los terminales en la actualidad. En plataformas como Amazon puedes consultar el catálogo al completo de las principales marcas de la industria y lo mejor es que suelen bajar mucho de coste.

Evolución precios OnePlusSi quieres cambiar de smartphone te alegrará saber que puedes encontrar grandes opciones relación calidad-precio. Ejemplo de ello son el Redmi Note 11 de Xiaomi por 199 euros, el Samsung Galaxy S21 del pasado año por 600 euros y un iPhone 13 por menos de lo habitual. En resumidas cuentas, hay alternativas de sobra en el caso de que no quieras someter tu actual dispositivo a una reparación.

Tipo de reparación

Claro está, existen ocasiones en las que arreglar el desperfecto del smartphone no conlleva un desembolso bastante significativo. De modo que esto es una faceta que hay que tener en cuenta, ya que quizá optar por un nuevo teléfono acaba siendo más caro.

Este es el caso de un reemplazo de batería o un botón que no funcione correctamente. En cambio, ponerle una nueva pantalla o cámara puede llegar a traducirse en un gasto considerable por el que no merece la pena pagar si el terminal tiene ya unos años. Es importante destacar que el establecimiento también es determinante, puesto que hay piezas que quizá no disfruten de la misma calidad que la original.

Garantía vigente

Este es un condicionante que tiene que ver con el caso anterior y es que hay que comprobar si todavía el producto tiene garantía. Principalmente, porque te ahorrarás la reparación por completo de tu bolsillo sin importar el tipo de arreglo que sea.

iPhone roto con sello de garantía

Es indiferente si queda un solo día para que venza la garantía, ya que aún podrás aprovecharla. Echa un vistazo al ticket de compra y revisa si se ha cumplido el plazo que dictamina la fabricante. De lo contrario, acude a la tienda más cercana para ello.

Depende de la gama del smartphone

A la hora de reparar un móvil también importa la gama a la que pertenece dado que las piezas de dispositivos de gama baja no cuestan lo mismo que las utilizadas para uno de gama alta. Esto quiere decir que si tienes uno que forma parte de esta última familia quizá deberías ir pensando en qué teléfono vas a comprar.

Eso sí, de nuevo aquí entra en juego la clase de arreglo que tenga pendiente, pues una batería hinchada es tan fácil de suplantar como adquirir una nueva batería. Por lo que debes prestar atención a lo qué le pasa realmente.

¿Tiene soporte de actualizaciones?

Si tu smartphone se enfrenta a daños severos que te van a obligar a pasar por caja es importante saber si está pendiente de actualizaciones, es decir, si el fabricante planea ofrecer soporte durante los próximos años.

Desactivar actualizaciones automáticas móvil

No obstante, si se da el caso en el que tu móvil ya no va a recibir más versiones o parches de seguridad, quizá sea recomendable cambiar de smartphone. De esta forma podrás seguir disfrutando de renovaciones del sistema y tener un dispositivo completamente nuevo.

¡Sé el primero en comentar!