La resistencia del Realme 8 Pro a prueba. ¿Acabará destrozado?

Con la llegada a la gama media del Realme 8 Pro, muchos han sido los que han pasado a pensar en este smartphone como el sucesor de su viejo móvil, aunque antes de decidirnos es importante tener todo en cuenta. Esto incluye también la resistencia y lo que es capaz de aguantar el Realme 8 Pro hasta romperse, rajarse o en definitiva hacerse notar los daños.

Aunque se trata de un smartphone que está fabricado en plástico, no es la primera vez que nos encontramos un smartphone con estos materiales que es capaz de aguantar las peores torturas. Tras pasar por la mesa de pruebas de Jerry Rig Everything, el smartphone de Realme ha demostrado que está capacitado para aguantar y ha conseguido dejar unas buenas sensaciones.

¿Cómo aguanta el Realme 8 Pro las torturas?

En líneas generales cómo ya os adelantamos, este smartphone consigue sorprender a pesar de que se trata de un móvil de precio ajustado, lo que nos hace pensar que en su interior los materiales no son de mala calidad o al menos no lo parecen. En la primera prueba el Realme 8 Pro deja ver como es fácil de arañar sin apenas hacer esfuerzo alguno en su parte trasera. Un plástico con imitación al cristal que marca la diferencia entre el Realme y el Poco F3, donde en el primero quedan marcas sin hacer fuerza y por lo que la funda debe ser un elemento clave. Tanto es así que el propio YouTuber llega incluso a hacer un dibujo en la parte trasera con el cúter.

test resistencia realme 8 pro

Las pruebas de arañazos en la pantalla de este modelo nos devuelven al pasado dado que la resistencia Corning Gorilla Glass 3 que integra el Realme 8 Pro nos permite ver cómo el terminal aguanta bastante bien hasta llegar a la presión de nivel siete. En todo lo anterior, no queda prácticamente marca alguna, y nos hace plantearnos si realmente esta fue la mejor protección y pro eso se ha utilizado en este modelo.

test cristal realme 8 pro

El cúter también pasa por los marcos del dispositivo, por las cámaras traseras y prácticamente todo el terminal es igual de fácil arañar, por lo que si alguna vez queremos reparar los marcos del móvil, tendremos que pasar por caja. Tan solo se salvan las lentes del smartphone y la pantalla, las cuales también incluyen protección. Al arañar la pantalla justo en el lector de huellas frontal, sí que es capaz de seguir funcionando a pesar de ello. Unos daños que podríamos evitar con una funda para este Realme 8 Pro.

Para finalizar, las pruebas de presión a las que se somete el Realme 8 Pro demuestran que por mucha fuerza que se hace con ayuda de las dos manos sobre el centro del teléfono, la pantalla y al parte trasera terminan volviendo a la posición original sin verse ajadas ni afectadas por toda la presión soportada. Algo que contrasta con otros dispositivos del mismo precio que hemos podio ver con un resultados mucho peores.