Deja como los chorros del oro la funda de tu móvil

Es raro que nos decidamos por no poner una carcasa a nuestros teléfonos. Más que nada porque así evitaremos de que, ante una caída tonta, se acabe rompiendo, o al menos, consigamos que el daño sea menor. Sin embargo, con el paso de los meses y los años, estos accesorios poco a poco van perdiendo su aspecto original. Y no solo eso, sino que se van volviendo amarillentas o cogen demasiada suciedad. Por esto mismo, vamos a contarte algunos trucos para que la funda del móvil se muestre casi como nueva.

El otro inconveniente que deberemos tener en cuenta siempre es que son muchos los tipos de fundas que podemos llevar con nuestro terminal. Por lo que, dependiendo de los materiales con los que cuente, será mejor utilizar un método u otro, porque a veces unos pasos o productos erróneos pueden dejar peor este accesorio de lo que estaba antes.

Limpiar la carcasa del móvil no solo es algo que mejora la estética de nuestro smartphone, sino que también hace de ella algo más salubre, ya que se suelen acumular muchas bacterias en ellas con el uso diario. Por lo que, de vez en cuando, es recomendable que retiremos la suciedad que se ha ido acumulando en estas por pura higiene.

Nunca hagas esto

Antes de pasar a lo más importante del tema, está claro que no siempre podremos utilizar los mismos productos y trucos de limpieza para todos estos accesorios. Más que nada, porque sus materiales serán diferentes y si no tenemos cuidado que productos utilizamos para quitar su suciedad, podríamos dañarlas de manera irreversible. Por esto mismo, deberemos prestar atención a lo que sí y a lo que no tendremos que usar en ningún momento para las carcasas de los smartphones según el material del que estén fabricadas

Por ejemplo, algo que no deberemos hacer será utilizar agua caliente, bajo ninguna circunstancia. Aunque no deberemos hacerlo de manera directa en la carcasa, pero sí de forma indirecta como veremos más adelante. Básicamente, porque podríamos dañar el material de esta, por lo que, en estos casos, será mejor utilizar agua fría siempre y cuando os recomendemos hacerlo. Otro de los productos con los que deberemos tener cuidado será la lejía u otro que sea igual de fuerte, pues puede estropear para siempre la carcasa de nuestro terminal. No obstante, hay un tipo en concreto en la que sí podremos llegar a usar este producto como veremos más adelante. Por esto mismo, deberéis prestar mucha atención a cada uno de los pasos que os diremos.

Aunque, nuevamente, todo dependerá del material del que esté hecha la carcasa que tengamos para nuestro teléfono, no será lo mismo limpiar una que sea de silicona, a una carcasa que esté hecha con madera, de cuero o de piel. Por lo tanto, iremos una a una viendo lo que podremos usar en cada una de ellas para eliminar la suciedad que se ha ido acumulando con el paso del tiempo.

limpiar funda móvil

¿Qué material quieres limpiar?

Es algo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir unos u otros materiales para poder quitar la suciedad de la funda del móvil. Dependiendo de los materiales con los que esté fabricada, será más adecuado limpiarla con un producto u otro. Aunque ya te avisamos, que para todas ellas hay un elemento que va a ser imprescindible en este proceso, hablamos de los paños de microfibra.

Este es el paño de microfibra, un material cada vez más de moda y eficiente para poder limpiar las fundas con todas las garantías posibles, y sobre todo con el cuidado que requieren los materiales de los que están compuestas la mayoría de estos accesorios. Puedes comprar algunos packs en los que vienen multitud de ellas con un tamaño perfecto. De esta manera, te asegurarás de tener en todo momento los elementos necesarios para poder quitar la suciedad de este protector que tienes puesto en tu smartphone. Además, para que te sea mucho más fácil, te diremos paso a paso lo que deberás hacer en todo momento dependiendo del tipo que tengas en tu móvil.

De silicona

Estas son las carcasas más comunes, y las más queridas por los usuarios de móviles y, por tanto, es muy probable que la tuya también sea una de ellas. Pues bien, para limpiar este tipo de accesorios, además del paño de microfibra, podemos utilizar un cepillo de dientes con el que podamos sacar toda la suciedad de la superficie sin deteriorar la propia funda. Junto con el paño y el cepillo lo mejor es usar un jabón de lavavajillas o similar.

En cualquier caso, deberemos tener sumo cuidado, pues no son tan duraderas y resistentes como las de plástico, por lo que no deberemos aplicar ningún producto químico fuerte como la lejía. Después de tener en cuenta este aspecto, es el momento de pasar a retirar la suciedad siguiendo estos simples pasos:

  • Moja el cepillo con agua caliente y jabón.
  • Y, lo aplicas sobre toda la superficie de la funda, especialmente sobre esas zonas donde hay más suciedad.
  • La acción del jabón con el cepillo de dientes quitará toda la suciedad más visible.
  • Una vez limpiemos las zonas más difíciles con el cepillo, pasa el paño humedecido en agua caliente junto con el jabón y restriégalo sobre todas sus zonas para quitar el resto de la suciedad más superficial.
  • Ahora déjala secar antes de colocarla de nuevo en el móvil.

No obstante, si en tu caso tiene excesiva suciedad, también te recomendamos probar con una solución con bicarbonato de sodio, con la que podremos retirar todas las manchas y sin dañarla en ningún momento. Especialmente si la funda de silicona era transparente y se ha ido poniendo amarilla. Esto es algo muy habitual en este tipo de carcasas. Sin embargo, sí actuamos a tiempo, lograremos quitar o eliminar buena parte de ese color amarillento que se ha ido formando en este accesorio.

Lava la funda con agua y jabón

El primer método será el más sencillo de todos, pero puede que no sea el más eficaz de todos los que vamos a presentar. Aunque, como os decíamos, será el que menos esfuerzo nos lleve realizar, más que nada porque todos contaremos con agua y jabón. Por tanto, empezaremos rellenando cualquier un tazón o vaso con agua y jabón. Eso sí, os recomendamos usar un jabón suave para que no acabe dañándola.

Después, necesitaremos un cepillo de dientes, el cual humedeceremos para luego frotar la carcasa del smartphone. Tras pasar el cepillo por cada uno de sus rincones. Y aunque podremos llegar a utilizar una esponja o un paño, lo cierto es que con el cepillo podremos limpiar cualquier parte sin ningún tipo de problema. Luego será el momento de aclarar con agua la carcasa. Por último, tendremos que secarla con una toalla limpia y dejarla secar durante al menos media hora.

Limpia la carcasa con alcohol isopropílico

Para esta alternativa necesitaremos contar tanto con un paño de microfibra totalmente limpio como con alcohol isopropílico. Cuando contemos con estos dos instrumentos, será el momento de pasar a la acción. Por ello, moja un poco el paño con el alcohol y comienza a frotar este por todas las manchas amarillentas que veas en el protector transparente de tu dispositivo móvil. Además, será una segunda opción viable tras realizar el primer método, pues acabaremos con las manchas que anteriormente no conseguimos quitar.

Limpiar funda transparente amarilla

A la hora de empezar a frotar la carcasa, será mejor que hagas movimientos circulares y sin mucha presión. Más que nada porque podemos dañar el propio protector. Luego, tendremos que secar la funda con otro paño de microfibra que esté totalmente seco y limpio. Por último, deja que el protector se seque por sí mismo durante unos diez minutos aproximadamente.

Usa lejía, pero con cuidado

La tercera opción que también tendremos disponible en cualquier hogar será el uso de la lejía. Además, de que la cantidad que necesitaremos para limpiar este protector no será demasiado, puesto que estamos ante un producto de limpieza con un nivel de acción bastante incisivo. Por ello, será uno de los últimos métodos que os hemos traído hoy, ya que puede acabar dañando la carcasa.

Para quitar las manchas amarillentas de una funda de este tipo lo primero que debes hacer es ponerte guantes. Siempre que trabajemos con estos productos es importante proteger nuestra piel de posibles daños. Después tienes que diluir el líquido abrasivo con agua. Lo recomendable es una parte de lejía por 20 de agua y tampoco vamos a necesitar mucho más a menos que queramos fregar un elevado número de fundas.

Vierte una cantidad minúscula en cualquier recipiente que tengas por casa y deja durante unos minutos en reposo la protección. Tras esto, sácala y vuelve a mojarla, pero esta vez con agua totalmente limpia. Repite la operación dos o tres veces hasta eliminar el olor a lejía y poder usar la funda con tranquilidad.

Lava la funda con bicarbonato de sodio

El último consejo del día para poder limpiar por completo y acabar de una vez con este tono tan desagradable será usar bicarbonato de sodio y un poco del jugo de un limón. Cuando tengamos estos dos, tendremos que comenzar a hacer una especie de pasta con la que cubriremos posteriormente la carcasa de nuestro dispositivo móvil.

Tras esto, tendremos que dejar que haga efecto durante al menos una hora. Después, tendremos que frotar con una esponja o cepillo de dientes, pero no de cualquier forma. Frota el cepillo de dientes hacia adelante y hacia atrás sobre la mancha, hasta que no quede evidencia de la mancha. No cambies de dirección o lo más probable es que acabes dejando marcas sobre la funda de silicona.

Por último, solo nos quedará aclarar con agua limpia y esperar a que se seque por sí misma.

Usa un quitamanchas

Es posible que no puedas eliminar todas las manchas con bicarbonato de sodio, ni con lejía y, por supuesto, tampoco con agua y jabón. Si ha estado frotando durante un tiempo y la mancha no termina de irse, poco más puedes hacer, a menos que sea recomendable.

Puedes probar a mezclar agua, jabón y una pequeña gota de lejía, pero el resultado no va a ser muy diferente, lo que sí puedes probares a poner en un recipiente agua con un poco de detergente para lavadora. Estos materiales están pensados para eliminar restos de suciedad difíciles y puede ser la solución que estás buscando.

Incluso puedes añadir a la mezcla algún tipo de quitamanchas que se emplean también para lavar la ropa en seco, ya que su composición es la que más te puede ayudar a acabar con el aspecto amarillento de la carcasa de tu móvil.

BONUS: Evita que se ponga amarilla de nuevo

Es prácticamente inevitable que una funda de silicona transparente no llegue a ponerse de un tono amarillento. Y es que no solo deberemos tener en cuenta el paso del tiempo ni el uso que hagamos de ella, ni siquiera la limpieza continua que realicemos. Si no que la propia luz del sol juega en nuestra contra. Por esto mismo, el único remedio que os podremos dar para evitar que se vuelva de un color amarillo es que el material no sea silicona.

Básicamente, porque es poroso, por lo que más tarde o temprano acabará teniendo un tono amarillento. Además, dará igual que sea más cara o barata, todas y cada una de ellas acabarán con este color. Por tanto, para poder ayudar a que tarde más en el tiempo en volver a ponerse amarilla, os aconsejamos que lavéis la carcasa al menos una vez a la semana, con el objetivo de que no se vuelvan a formar estas manchas.

Además, también será fundamental cómo de sucias estarán nuestras manos a la hora de coger el dispositivo móvil. Más que nada porque nuestra propia piel va dejando una serie de rastros, por lo que con el paso del tiempo iremos manchando poco a poco el propio protector sin darnos cuentas, y a esto hay que sumarle el sudor. Por esto mismo, es aconsejable realizar una limpieza semanal siguiendo alguno de los métodos que os hemos explicado anteriormente. Aunque, como os decíamos, será prácticamente inevitable que no se vuelva a poner amarillenta. Pero, de esta forma, conseguiremos que las manchas tarden mucho más tiempo en salir a flote.

iPhone

Las de plástico

Este tipo de material se ha quedado rezagado de los demás materiales, pero eso no significa que no puedas optar todavía por ellas. Básicamente porque siguen siendo una de las opciones más duraderas para proteger los smartphones. Las carcasas de plástico tienen como extra que se podrán limpiar fácilmente, si las comparamos con el resto de los tipos que os hemos traído hoy.

Los productos que podemos usar para quitar la suciedad o bacterias de estos accesorios son varios: lejía, jabón de manos o agua. Además, podremos utilizar esponjas, cepillo de dientes y trapos. Todo dependerá de lo que tengamos más a mano por nuestras casas. En el caso de que uses lejía, te recomendamos ponerte unos aguantes antes de empezar a limpiarla, ya que son las únicas que podríamos llegar a limpiar con este producto específico. Después, deberás seguir estos pasos:

  • Primero coge un recipiente, echa agua y una pequeña cucharada de jabón o lejía.
  • A continuación, sumerge la funda durante unos minutos en la mezcla que acabamos de hacer.
  • Luego, sácala y frótala con el cepillo o la esponja.
  • Por último, sécala y deja que termine de hacerlo de forma natural antes de volver a colocarla en el terminal.

Funda de plástico del móvil

Las carcasas de goma

Este tipo de funda es bastante similar a las de silicona, y suelen presentar acabados parecidos a los del caucho de un neumático. Este tipo de material suele atrapar no solo la suciedad, sino también el polvo. Para limpiar estas carcasas, necesitamos también mezclar agua y jabón de lavavajillas. Una vez tengamos estos elementos, deberemos hacer lo siguiente:

  • Con un cepillo de dientes remojado en esta mezcla frotamos sobre las zonas más sucias hasta que podamos quitar las manchas.
  • Después para una limpieza integral de la suciedad más superficial debemos pasar el paño de microfibra por toda la funda para eliminar toda la humedad restante.
  • Por último, si hay alguna zona de esta que sigue mostrando cierta suciedad, podemos mezclar bicarbonato de sodio con un poco de agua para extenderla por todas partes. Con esta mezcla debería desaparecer el resto de la suciedad.

Funda de POCO M3 Pro 5G

De madera

No son muy numerosas, pero existen fundas de este tipo, con acabados en madera. Estas, al fin y al cabo, se comportan como cualquier objeto de este material. Como sabéis la madera necesita cuidados, y cuando se trata de limpiarla todavía más, ya que es necesario ser muy cuidadosos con lo que aplicamos sobre ella. Hay que tener claro que no debemos aplicar materiales corrosivos sobre la propia superficie de la funda, sino que en todo caso debemos aplicarlo siempre sobre el paño de microfibra, en una cantidad pequeña, y después ir frotando con mucho cuidado la superficie de la madera. Por lo tanto, deberemos seguir estos pasos:

  • Echa una pequeña cantidad del producto de limpieza en el paño de microfibra.
  • Después, frota el paño por la carcasa.
  • Si el residuo se resiste más de lo normal, podemos aplicar un poco de vinagre en el paño para pasarlo con mucho cuidado sobre la funda de madera, de tal forma que con movimientos circulares la suciedad vaya desapareciendo.
  • Por último, sécala de tal manera con un paño de microfibras o papel para retirar lo que acabamos de aplicar a este accesorio. De esta manera, conseguiremos dejarla totalmente reluciente, llegando incluso al nivel del primer día.

Fundas de piel

En el mercado tenemos aquellas que imitan el aspecto de la piel, y otras que realmente son de este material tan noble. En este caso cuando hablamos de piel, hay que evitar también productos que sean demasiado corrosivos, ya que nos arriesgamos a decolorar el tejido o dañarlo. Por tanto, en esta ocasión lo mejor es utilizar jabón de manos neutro. Después de contar con estos materiales, deberemos llevar a cabo el siguiente proceso:

  • Este lo aplicaremos con un paño de microfibra húmedo, de tal forma que de manera suave vayamos aplicando el jabón por toda la superficie de la funda.
  • Lo normal es que en una carcasa de piel la suciedad se muestre localizada en las zonas por donde la agarramos, mostrándose la zona más oscura.
  • Por tanto, aplica la solución de jabón de manos por el paño y frótalo suavemente hasta que recobre su color original.

Eso sí, es muy importante hacerlo con una cantidad de agua moderada, porque corremos el riesgo dañar la piel con un exceso de agua, así que hay que prestar especial atención a este aspecto y limpiar con paciencia este tipo de materiales. Además, una vez que hayamos terminado de retirar la suciedad de la carcasa del móvil, tendremos que secarla. Y, como en los anteriores casos, deberemos ponerla en un lugar que pueda secarse de manera natural.

Funda de libro Xiaomi Mi 11i

¡Sé el primero en comentar!