La potencia de los OnePlus 9… ¿está falseada?

Los OnePlus 9 se han visto envueltos en una polémica que puede no haber gusta mucho al fabricante asiático. Esta marca siempre ha presumido de contar con una buena optimización en sus dispositivos móviles, además de tener un rendimiento bastante superior debido a lo ágil que es OxygenOS. Sin embargo, según las últimas investigaciones, estos terminales podrían haber estado ofreciendo una potencia totalmente diferente de la que se conocía hasta ahora.

Supuestamente cuentan con un limitador propio de rendimiento a nivel de software. Esto deja ver que podrían estar capando el procesador de estos terminales cuando el usuario está utilizando algunas de las diferentes aplicaciones. Por lo que, la polémica en torno a estos smartphones de OnePlus está servida.

Los OnePlus 9 fuera de Geekbench

A raíz de este último descubrimiento de la mano de Anandtech, se comprobó que la propia capa de la firma asiática está limitando el funcionamiento de diferentes apps. Además, los usuarios ya llevaban un tiempo quejándose de este hecho, pero ahora se ha podido comprobar que es una realidad.

El principal problema es que, hasta hoy, no se tenía constancia de que dentro de los OnePlus 9 se encontraba un software capaz de capar la potencia de ciertas apps, logrando hacerlo hasta una quinta parte de su capacidad. La manera de actuar es la siguiente, estos modelos van limitando el uso del propio procesador según van detectando la ejecución de diferentes software.

De esta forma, las diferentes pruebas que han realizado los investigadores han demostrado que el rendimiento empeora. De esta forma, todas las prestaciones que nos pueden llegar a ofrecer los procesadores de estos modelos de OnePlus en algunas apps como WhatsApp, YouTube, Facebook, entre otras, no es tan bueno como debería, especialmente en el modelo Pro de esta serie.

Además, este hecho ha provocado que Geekbench, una web que se encarga de medir el rendimiento de las CPU, decida eliminar temporalmente estos smartphones de la marca asiática de su base de datos hasta que se aclare el asunto, lo que deja fuera al más barato de la serie OnePlus 9 y al resto. Básicamente porque consideran podríamos estar ante una manipulación de los resultados del benchmark que se han ofrecido.

Incluso, a través de una publicación en su cuenta oficial de Twitter, ha asegurado que revisará otros modelos. Todo con el objetivo de averiguar si cuentan con este mismo comportamiento. De ser así, ya han dejado claro que también los borrarán de su base de datos. No obstante, no es la primera vez que un fabricante se ve envuelto en una polémica similar. Ahora, queda esperar para ver si hay respuesta oficial de la marca.

Fuente > phoneArena

¡Sé el primero en comentar!