6 cosas que haces mal con tu móvil sin darte cuenta

Un smartphone es sinónimo de compañero de viaje. No importa el destino, allá donde vayamos siempre lo llevamos con nosotros, pues sus múltiples funcionalidades lo convierten en una navaja suiza que puedes emplear en una enorme cantidad de situaciones de las que puedes sacar provecho.

Ya sea para escuchar música de camino a clase, para encontrar el camino más coroto hacia tu destino e incluso puedes usar tu móvil para pagar sin necesidad de NFC. La lista de funciones que incluye podría ser prácticamente infinita. Seguro que tú, querido lector, también exprimes al máximo las facultades de tu dispositivo, pero hay ciertas acciones que no deberías realizar en ningún momento.

¡Ni se te ocurra!

El simple hecho de llevar el teléfono siempre encima implica que en ciertas ocasiones se vea sometido a entornos o actividades inadecuadas. Por este motivo, si quieres que su estado sea óptimo y permanezca en perfectas condiciones debes abstenerte de llevar a cabo lo siguiente.

No metas el móvil en el baño

Introducir el smartphone en el cuarto de baño es sumamente habitual. Sobre todo, para poner música mientras nos duchamos. Esto a largo plazo puede generar diversos problemas en el terminal, pues el vapor generado por el calor puede llegar a entrar en su interior.

Por no hablar del ingente número de usuarios que han visto cómo su dispositivo acababa en el retrete. Además, este lugar es una fuente de bacterias que no queremos que ocupen la pantalla.

Procura que el sol no impacte directamente

Un calor excesivo puede llegar a causar daños en la batería realmente graves. El sobrecalentamiento es uno de los principales motivos de su deterioro y por esta razón debes evitar colocarlo en un sitio donde la luz del sol caiga sobre él. Y más cuando se quedé sin energía, ya que luego, para encender un móvil sin batería, podría ser más complicado si su temperatura es elevada.

evitar sobrecalentamiento xiaomi

Lo mejor para eludir esta problemática es guardarlo en nuestro bolso o bolsillo para ubicarlo en la sombra. De este modo, nuestro smartphone estará a salvo de las altas temperaturas

Dárselo a tu primo para jugar

Los móviles son dispositivos delicados que ni por asomo debes dar a un niño de temprana edad. Principalmente, porque es lógico y comprensible que apenas tengan preocupación por este tipo de cosas.

Lo más seguro es que lo acabe tirando o dejándolo en algún sitio que luego te resultará imposible encontrar o que acabe sumergido en algún lugar poco recomendable.

Cargarlo de manera inadecuada

No es recomendable dejar que la batería se agote por completo para proceder con su respectiva carga. Los ciclos de carga indican de forma aproximada la vida útil del componente y con esta práctica lo único que conseguirás es recortarla aún más.

Trata de poner a cargar el terminal cuando la energía se aproxime al 20% de su capacidad para mantener activa su autonomía sin desgastarla en exceso.

No realizar copias de seguridad

Cuando menos te lo esperes existe la posibilidad de que tu teléfono experimente problemas que te obliguen a restaurarlo de fábrica. Lo más habitual es que se apague en plena actualización del sistema, aunque también pueden ocurrir otros factores.

copia seguridad Android

Es por ello por lo que resulta aconsejable hacer copias de seguridad periódicas para anticiparnos a este error y tener a mano toda nuestra información.

No utilizar un método de bloqueo

Lo primero que debes hacer al adquirir un nuevo smartphone es establecer un patrón de bloqueo o PIN para acceder a su interior. De lo contrario, cualquiera que lo obtenga lograría acceso a todos los documentos y datos privados.

La privacidad es un aspecto fundamental y los fabricantes ponen de su parte para que no la sobrepasen. Utiliza las herramientas que estos proporcionan para evitar situaciones desagradables.

¡Sé el primero en comentar!