Por qué los móviles de POCO son una apuesta segura

La cantidad de fabricantes que uno puede encontrar actualmente en el mercado de la telefonía es abismal. Las compañías no paran de crecer con el paso de los años, y aunque aparezcan nuevas y prometedoras marcas, POCO sigue manteniéndose firme y destacando por encima de la mayoría.

La subdivisión independiente de la gigante tecnológica Xiaomi ofrece un abanico de móviles algo limitado. Esto no es ni por asomo una cualidad negativa, puesto que todos y cada uno de ellos son una apuesta segura en términos de rendimiento. Principalmente, porque si en algo destacan los smartphones de la firma asiática es por su excesiva potencia a tan bajo coste, siguiendo la línea y filosofía de venta de la principal corporación.

Snapdragon a bajo coste

Cuando uno piensa en procesadores de última generación suele relacionarlos directamente con la gama alta de terminales. Sin embargo, en lo que a POCO respecta, varios de sus móviles incorporan un chip de la mano de Qualcomm que gozan de una potencia abrumadora.

Esta es una de sus principales bazas y que lleva a los usuarios a decantarse por alguna de sus alternativas, las cuales cumplen creces sin necesidad de desembolsar una suma importante de dinero.

De hecho, gran parte de su catálogo disponible en la actualidad traen consigo un Snapdragon que suele acompañar a los topes de gama de otras compañías. Un claro ejemplo de ello son las características del POCO X3 Pro, que porta un Snapdragon 860 a un precio cercano a los 250 euros.

xiaomi redmi note 10 snapdragon

Si uno se fija en el teléfono más top de la empresa china, es decir, el POCO F3, puede ver que integra un procesador Snapdragon 870 que además permite conectividad a redes 5G a un coste de 350 euros.

El POCO M3 es el gama de entrada de la marca, pero no por eso rehúsa del rendimiento. En este caso la bajada de precio influye directamente en el modelo de CPU, pero disfrutar por 150 euros de un Snapdragon 662 es toda una delicia. Por otro lado, su modelo Pro apuesta por un MediaTek Dimensity con conexión 5G a una cifra cercana a los 200 euros. Convirtiéndose, de este modo, en uno de los casos más baratos para disfrutar de esta propiedad.

Pantallas ideales

Hemos visto cómo el rendimiento no siempre va ligado al coste final de un producto, pero es que en POCO la calidad no significa nunca un incremento de este. Los procesadores son solo una muestra, ya que las pantallas de gran parte de sus dispositivos son dignas de elogio.

Es cierto que únicamente dos modelos de los disponibles para su compra hoy en día incorporan paneles AMOLED. Estos son nada más y nada menos que el POCO F3 y F2 Pro, los dos estandartes de la firma. Además, desde sus ajustes podemos ver el tiempo de uso que hacemos del móvil Xiaomi para poder controlar el consumo de su batería.

POCO X3 Pro reproduciendo un juego

En cambio, en casos más económicos como el POCO X3 Pro y X3 NFC, pese a renunciar al uso de esa tecnología, sus pantalla muestran cualidades verdaderamente interesantes y que también es raro ver en opciones tan poco costosas. Hablamos de una frecuencia de actualización y de muestreo táctil de 120 Hz y 240 Hz respectivamente, que se corresponden con la fluidez que logra la pantalla y la eficacia de la respuesta ante nuestros toques en ella. Especificaciones perfectas para el gaming.

Sin lugar a duda, POCO es el claro ejemplo de que no hace falta gastar mucho para obtener un teléfono de grandes prestaciones. Aproximadamente por unos 250 euros puedes conseguir un terminal idóneo para ejecutar diversas actividades a una calidad extrema y sin sufrir ralentizaciones.

¡Sé el primero en comentar!