Las cámaras duales regresan a la gama media, ¿tendencia en 2022?

Durante los últimos años hemos visto cómo nuestros teléfonos móviles no solo han estrenado cámaras con sensores más grandes, con resoluciones de hasta 108 megapíxeles, sino que también el número de estos sobre todo en las cámaras traseras ha crecido hasta contar con cuatro o cinco diferentes, incluso en los modelos más baratos. Pero las cámaras duales acechan, y podrían ser tendencia de nuevo.

Hasta hace apenas tres años, era bastante normal contar con una sola cámara en la parte trasera del teléfono, hasta que comenzaron a aparecer los terminales que presumían de dos cámaras detrás. Una tendencia que podría volver el próximo año.

¿Adiós a las cámaras con tres o cuatro sensores?

Es habitual ver móviles de gama media y de entrada con una cámara de tres o cuatro sensores. Estas normalmente se componen de un sensor principal, un ultra gran angular, de un macro o de otro de profundidad. Como decimos esto ha sido así incluso en los casos de móviles más económicos, de alrededor de 100 euros. Pues bien, en los últimos meses estamos viendo observando una tendencia que poco a poco está ganando terreno, y que supone un retroceso en este aspecto. Ya que muchos fabricantes están optando de nuevo por las cámaras duales, con dos sensores en la parte trasera.

Redmi Note 11 5G azul

Uno de los mejores ejemplos es el Redmi Note 11, un teléfono que en España conocemos como Poco M4 Pro 5G, y que ahora cuenta con una cámara dual con dos sensores, el principal y un ultra gran angular. Por lo que respecto de su predecesor el Redmi Note 10 ha perdido los sensores macro y de profundidad. Este es solo un ejemplo, pero cada mes conocemos nuevos modelos que han dado este paso y han adelgazado sus cámaras, contando con menos sensores traseros. Ya son varios fabricantes los que están introduciendo esta tendencia tanto en móviles de gama media como de entrada, aunque en estos últimos nunca han desaparecido del todo esos cuatro sensores.

¿Por qué este cambio de tendencia?

Aunque no tenemos una fuente oficial por parte de algunos fabricantes que nos diga por qué se están produciendo estos cambios en las cámaras de la gama media, la verdad es que no parece difícil imaginarse por qué se están tomando estas decisiones. Y es que parece que los sensores macro y de profundidad son los más perjudicados, sencillamente porque son los que menos se utilizan por parte de los usuarios. Durante años se han añadido estos sensores para no ser menos que la competencia y también como un gran reclamo de marketing, pero parece que ese reclamo ya no es tan fuerte.

Los nuevos móviles POCO M4 5g

Y parece que muchos usuarios no van a echar de menos estos sensores. Y es que muchos usuarios ignoran las posibilidades que ofrece una cámara macro o directamente no lo necesitan. Y el sensor de profundidad normalmente mejora los retratos, pero el software de estos modos cada vez es más sofisticado, y no necesita apoyarse tanto en estos sensores. Por eso todo apunta a que la tendencia en 2022 es la de volver a esos dos sensores poco a poco, veremos si ocurre también con la gama alta, aunque es menos probable. Al fin y al cabo un móvil de alta gama debe presumir siempre de las mejores cámaras de fotos, y eso quiere decir que no puede quedarse sin un buen modo macro, y un gran sensor de profundidad o de otro tipo para poder hacer los mejores retratos.

Poco M4 Pro cámara

Incluso se puede dar cabida a un quinto sensor con un telefoto, pero es que el cliente que busca este tipo de teléfonos es diferente, y sí valora una cámara completa y con todos los sensores posibles a su disposición. Por eso, en una gama media o de entrada donde el usuario medio no se preocupa tanto de la cámara, no tiene tanto sentido meter cuatro sensores. De ahí que es probable que las vayamos viendo más habitualmente en el futuro. Además la reducción de los sensores dará más libertad a los fabricantes para introducir otros componentes y adelgazar el grosor de estos teléfonos.

¡Sé el primero en comentar!