5 móviles brutales que no cumplieron las expectativas

Desde el comienzo del siglo XXI hemos visto cómo la cantidad de marcas de telefonía móvil, así como el número de lanzamientos, se ha elevado exponencialmente. Hoy en día es bastante difícil decantarse por un dispositivo u otro dado el amplio abanico de posibilidades que existe.

Esto implica que hay smartphones de todo tipo y clase, tanto para aquellos que busquen un uso básico como para los que pretenden disfrutar del apartado gaming al máximo. Son incontables los terminales que se lanzan cada año. Por ello, es completamente lógico y comprensible que algunos de ellos no alcancen las expectativas que prometían. En este caso nos encargaremos de hacer una breve lista de algunos que no lo consiguieron.

Ojo, esto no quiere decir que se traten de teléfonos de mala calidad, pues nos toparemos con algunos que disfrutan de propiedades espectaculares, sino que no terminaron de convencer por un cierto motivo.

Google Pixel 4a

Disfrutar en tus manos de Android puro es toda una gozada. Sin embargo, esto no fue suficiente para el Google Pixel 4a. Este smartphone trataba de asimilarse al iPhone Mini en lo que a ser compacto se refiere, pero lo único que se le parecía era el tamaño.

pixel 4a y ondas de sonido

Si bien es cierto que no iba mal acompañado en el apartado técnico, pues lleva integrado un Snapdragon 730, además de contar con un procesado de imágenes casi impecable. Su precio de 500 euros es algo elevado en comparación con el resto de los terminales en ese rango de precio.

iPhone 4

Hubo un momento en el que Apple no se caracterizaba especialmente por la calidad de sus smartphones. De hecho, su nacimiento se produjo mientras Nokia seguía reinando en el sector de la telefonía. Por aquel entonces se comenzaba a definir lo que hoy conocemos como teléfono inteligente, pero aún estaba lejos de triunfar.

Era uno de los mejores que se podía comprar en aquella época, pero su precio resultaba bastante abusivo, puesto que, pese a garantizar un rendimiento excesivo no se diferenciaba de los demás lanzamientos notablemente.

Realme X50 Pro

La marca china está experimentando un crecimiento más que considerable en el mercado español. El principal motivo de ello es la familia GT, en la que se encuentran casos como el del potente Realme GT, uno de los buques insignias de la compañía.

Realme X50 Pro 5G

Si nos fijamos en sus características nos daremos cuenta de que, sin lugar a duda, nos encontramos ante un dispositivo de garantías Por otro lado, el Realme X50 Pro deja bastante que desear si lo equiparamos a su compañero. El primero no solo tiene a su disposición un procesador más potente, sino también una batería de mayor autonomía. Resulta decepcionante en cierto sentido que tu tope de gama sea superado. Sobre todo, teniendo en cuenta que su precio original se sitúa cerca de los 800 euros.

Samsung Galaxy Trend

Llegó para colocarse como el Samsung Galaxy más económico de la fecha y no era ninguna mentira, pero a cambio sacrificaba prácticamente todo lo demás. El rendimiento del Galaxy Trend era pésimo en casi todos los sentidos. Una mala noticia para todos aquellos que trataron de introducirse en la familia de la marca coreana.

Era un verdadero reto navegar por la interfaz del celular y las aplicaciones sin enrabietarse, Muchos usuarios afirman que es una de las peores cámaras que han visto nunca y que sus resultados eran tan pobres como era de esperar viendo el resto de sus propiedades.

OnePlus Nord 2

Desde sus orígenes, OnePlus se ha dedicado exclusivamente a la gama alta. No ha sido hasta hace relativamente poco que ha comenzado a desarrollar terminales de gama media para expandir su público objetivo.

El OnePlus Nord fue un paso firme en este camino, ya que traía incorporado un procesador Snapdragon 765 que proporciona una potencia soberana para un supuesto gama media. No solo eso, sino que garantizaba unas imágenes muy competentes gracias a su sensor Sony.

OnePlus Nord 2 5G

Todo se fue al traste con el OnePlus Nord 2. Es un gran teléfono, de eso no hay duda, pero se esperaba una mejora de las cualidades de su predecesor. En cambio, se introdujo un MediaTek Dimensity 1200, el gama alta de la compañía china, aunque Qualcomm sigue estando por delante.

Únicamente se mejoraron apartados relacionados con la batería y su carga rápida, mientras que la calidad de imagen de sus sensores también se vio afectada. De hecho, si uno se dirige a Amazon se percatará de que el primer modelo es más caro que este, que se encuentra próximo a los 400 euros.

¡Sé el primero en comentar!