Análisis del Samsung Galaxy S22 Ultra: Lo mejor de la marca, con algún que otro ‘pero’

Tras nacer con la familia Galaxy S20, nos encontramos antes el tercer modelo «Ultra» de los topes de gama de la firma coreana. Esta vez el diseño es muy distinto al del resto de integrantes de la gama Samsung Galaxy S22, al igual que sus características, donde se potencia su cámara, su pantalla y su batería, aunque no tanto como nos gustaría.

La ficha técnica del Samsung Galaxy S22 Ultra lo deja bastante claro, es uno de los mejores smartphones que vas a encontrar en 2022, pero, si por algo es especial, es por todo lo que puedes hacer con el S-Pen que, esta vez sí, viene integrado en el propio teléfono, motivo por el que la firma ha decidido acabar con la gama Note.

Características Samsung Galaxy S22 Ultra
Pantalla6,8 pulgadas AMOLED - 120 Hz / WQHD+
Dimensiones y peso163.30 x 77.90 x 8.90 mm / 229 gramos
ProcesadorExynos 2200 a 2,8 GHz
Memoria8 + 128 GB / 12 + 256 GB / 12 + 512 GB / 12 + 1 TB
Cámara traseraPrincipal de 108 Mpx + Gran angular de 12 Mpx + Teleobjetivo 3X de 10 Mpx + Teleobjetivo 10X de 10 Mpx
Cámara frontal40 Mpx
Batería5.000 mAh / Carga por cable de 45W / Carga inalámbrica de 15W
Sistema operativoAndroid 12 + One UI 4.1
Otros5G / Wi-Fi 6E / NFC / GPS/ Bluetooth 5.2 LE / IP68 /Altavoces estéreo / Sonido Dolby Surround / Huella en pantalla / S-Pen / Sin cargador en caja
PrecioDesde 1.259 euros

Ahondamos en cada uno de los apartados del móvil para que te quede bien claro cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles del que está llamado a copar los ‘tops’ con los mejores móviles del año.

Diseño: No al nivel del resto

El S22 Ultra no se parece en nada al S21 Ultra anterior. En vez de eso, parece que tenemos en las manos un Galaxy Note 20 Ultra con esquinas rectas, una pantalla curvada en los extremos y un espacio dedicado a guardar el S-Pen, como en la ya extinta familia de phablets, junto a la ranura para la SIM y el USB Tipo C.

Galaxy S22 Ultra

No vamos a mentir a nadie, con su pantalla de 6,8 pulgadas y un peso de 227 gramos es un smartphone grande y pesado, pero es como llevar un ordenador en el bolsillo. No es que sea muy incómodo de usar, aunque si vienes de un teléfono ‘menos pro’ es algo bastante notable.

En la parte posterior está el otro cambio respecto al lenguaje de diseño de la línea S22: el módulo de lentes de la cámara. O mejor dicho, una falta total de un módulo de cámara. Las lentes se distribuyen de forma individual desde la carcasa trasera y, aunque muy elegante, tiene un contratiempo, es un nido de polvo. Nada más sacar el smartphone de la caja verás como se llena de motas de polvo enseguida, por lo que es recomendable usar una de las fundas oficiales de la marca lo antes posible.

Galaxy S22 Ultra diseño

El smartphone de Samsung se redondea con lo habitual, unos controles de volumen ubicados en el perfil derecho junto al botón de encendido y apagado y algo imprescindible en un tope de gama como es el sensor de huellas dactilares en la pantalla. Aquí gracias a la tecnología ultrasónica es posible desbloquear el Samsung Galaxy S22 Ultra casi instantáneamente.

Galaxy S22 Ultra diseño

Eso sí, ten en cuenta que además de ser grande y pesado, la carcasa resbala bastante al utilizarse cristal en su fabricación, aluminio y una pantalla curva. Cuanto más tiempo sostengas en vilo el teléfono más miedo tendrás de que se te caiga y eso es algo que podía paliar la presencia de Corning Gorilla Glass Victus para proteger el smartphone de golpes y arañazos, pero el miedo ahí está.

Pantalla: Sobresaliente

En MovilZona no somos muy fans de las pantallas curvas, pues tienen más inconvenientes que beneficios como el mencionado agarre o una mayor dificultad de reparación, pero es evidente que al dispositivo le otorga una sensación muy premium. Si pasamos por alto esto, es uno de los mejores paneles que te vas a encontrar en un smartphone.

Galaxy S22 Ultra pantalla

La marca tiende a preferir mostrar una serie de colores vibrantes, y ese es el caso del S22 Ultra. Samsung dice que la pantalla es capaz de alcanzar los 1.750 nits de brillo y la verdad es que podrás pasear por la calle con el brillo a la mitad, sin necesidad de subirlo. Es una pantalla muy, pero que muy brillante y con una acertadísima representación del color, fruto del uso de la tecnología Dynamic AMOLED 2x, la verdadera mejora del teléfono para ir más allá en términos de contraste y brillo.

Además, su tasa de refresco de 120 Hz es perfecta para visualizar vídeos o jugar de la mejor forma y los ajustes de One UI permiten configurar los ajustes de la pantalla al máximo. Puedes cambiar el tamaño de letra, el contraste, los colores, la resolución (recuerda que este panel tiene una calidad WQHD+) etc. La mayoría del tiempo lo usarás en FHD+ pero si quieres exprimir el móvil (y la batería) al máximo, siempre podrás configurar la calidad más alta.

También hay que destacar que la pantalla ofrece una frecuencia de muestreo táctil de hasta 240 Hz, que si no encuentras es porque solo se habilita cuando el teléfono está configurado en modo de juego. No es tan alta como la presente en otros smartphones 100% gaming, pero perfecta para jugar sin problemas a títulos exigentes.

Hardware: Potencia a raudales

Hay móviles con más memoria RAM que este modelo, pero la realidad es que no se necesita para nada. A día de hoy contar con 12 GB de RAM es más que suficiente para trabajar con varias apps al mismo tiempo, jugar a títulos tan exigentes como Fortnite, aprovechar el Game Pass en el móvil o editar vídeo como un loco. Si a ello le sumamos el Exynos 2200, el mejor procesador jamás fabricado por Samsung, lo que conseguimos son unos resultados como los siguientes:

Android 12 y One Ui 4.1, permiten administrar los recursos de forma perfecta. De hecho, no se nota esa «trampa» tan polémica que reduce el rendimiento del smartphone para mantener la energía de la batería. Como demuestra AnTuTu, el teléfono se cuela entre los más potentes del año, siendo solo superados por aquellos modelos que han apostado por Qualcomm para ir un poco más allá.

Durante nuestras pruebas del Samsung Galaxy S22 Ultra, hemos estado jugando a CoD Mobile durante cerca de 2 horas al mismo tiempo que manteníamos abiertas apps como WhatsApp, Facebook y alguna que otra red social y el comportamiento ha sido excelente. No hay tirones, no hay lag, ni hay un solo problema que nos impida usar el smartphone con normalidad. Sí que es cierto que, como es normal, el terminal se sobrecaliente un poco, pero nada excesivamente grave.

Cámara: Mejorando lo presente

Quien se acerque a interesarse por el Samsung Galaxy S22 Ultra se quedará por sus cámaras. Pero antes de nada hay que aclarar una cosa, estas lentes son casi las mismas que las que vimos el año pasado en el S21 Ultra. Samsung ha optado por montar por objetivos casi idénticos esta vez, pero sumándole una peculiaridad, y es que ambos teleobjetivos son un poco más anchos. A ello le sumamos un mejor procesamiento por parte del procesador Exynos y de One UI 4.1, el software de la marca.

Galaxy S22 Ultra cámara

Como de costumbre, el tope de gama de Samsung hace muy, pero que muy buenas fotos y, como os mostramos a cotinuación, su amplio rango de zoom sigue siendo una característica impresionante y útil. En este ejemplo puedes ver un pequeño rocódromo cuyos elementos son imposibles de diferenciar a simple vista, pero cuando trabajamos con el impresionante zoom 10x óptico del teléfono, la cosa cambia. Podemos ir mucho más allá, pues la propia app nos deja jugar con rangos de 30 y hasta 100 aumentos, aunque en este caso ya hablamos de una ampliación digital. En este altísimo zoom, cuesta bastante enfocar con precisión y aun así el resultado obtenido es bastante interesante.

Cada vez que tomas una captura pasan unos milisegundos hasta que la ves ‘postptrocesada’. Esta edición automática de la foto no es muy agresiva cuando trabajamos con el zoom óptico, pero en cuanto pasamos al digital, es bastante evidente. Por suerte ayuda más que entorpece.

El modo de retrato también es impresionante, difuminando el fondo del sujeto fotografiado a la perfección tanto en 1x como en 3x, pero cuando pasamos al modo nocturno notamos ligeras deficiencias. Y es que este tipo de fotografías son las más complicadas de conseguir con un teléfono móvil.

Eso sí, si algo nos ha sorprendido para bien es el modo nocturno cuando no tratamos de hacer retratos. La siguiente fotografía ha sido capturada alejado de toda fuente de luz, con únicamente la luna llena sobre nosotros y donde ni siquiera nuestros ojos podían distinguir lo que hay frente a nuestras narices. Al coger el móvil y disparar con este modo habilitado, este es el resultado obtenido:

Modo noche completamente a oscuras S22 Ultra

Modo Nocturno

¿Y qué pasa con los selfies? Ni un solo pero. Su lente de 40 MP alojada en el agujero de la pantalla responde a la perfección incluso en situaciones complejas como escenas de sol y sombra. El modo belleza no es tan agresivo como el de otras marcas que parece que te han pintado la cara por completo y el desenfoque permite un buen recorte del pelo y otros elementos del rostro.

Selfie S22 Ultra

Selfie

Por último tenemos el vídeo, donde la marca estrena tecnologías como Advanced Auto Framing que se encarga de seguir al objeto principal de la grabación y mantenerlo enfocado en todo momento, aunque se acerque o se aleje de nosotros. Y gracias al sensor de 2,4um podemos presumir de grandes clips nocturnos por medio de funciones avanzadas como Nightography, disponible tanto en la cámara frontal como en la trasera de este y el resto de modelos de la familia S22.

En definitiva, un muy buen smartphone para hacer fotos, con pocos rivales en el mercado más allá de teléfonos como el iPhone 13 Pro o el Huawei P50 Pro, terminal que parte en desventaja al no contar con los servicios de Google.

Batería: No tan buena como querríamos

¿Y en cuanto a la duración de la batería? Aquí sí que hay alguna queja. La mayoría de las noches, el smartphone acaba con la alerta de batería baja bajo un uso normal. La celda de 5.000 mAh, aunque pueda parecer exagerada, se antoja insuficiente cuando estamos ante un smartphone 5G de gran tamaño de pantalla. Se podría haber suplido con una velocidad de carga mayor, pero la realidad es que nos tenemos que conformar con 45W de potencia, lo que implica esperar algo más de dos horas en que la celda se llene por completo.

Eso, por supuesto, si contamos con un cargador compatible con esta tecnología porque, un año más, la firma ha optado por no incluir el adaptador de corriente en la caja con el objetivo de preservar el medio ambiente. Si no tienes uno, te verás obligado a pasar por caja y, ya que lo haces, deberás comprobar que al menos sea de 45W.

De todas maneras, aquí hay que tener en cuenta que la mayoría de las personas cargan sus teléfonos todas las noches, por lo que llegar al final del día con un pequeño porcentaje de energía tampoco es algo como para rechazar el teléfono. Simplemente, debes saber que la autonomía no es su punto fuerte.

Jugosos extras

Lo primero que nos viene a la mente al hablar del Samsung Galaxy S22 Ultra es el poder usar el S-Pen con el teléfono. Ya el S21 Ultra funcionaba con el S Pen, pero no tenía dónde guardarlo. Ahora si y por eso el S22 se siente más como un sucesor de la familia Note que como un miemtro de la gama Galaxy S.

Respecto a este accesorio, ni una queja. Se ha reducido la latencia para que escribir sea más parecido que nunca a hacerlo sobre papel y las funciones clásicas de la experiencia Note se replican en este S22 Ultra. El software funciona bien, y están presentes funciones como la capacidad de sacar el lápiz y escribir inmediatamente una nota sin desbloquear el teléfono. Puede hacer dibujos, capturas de pantalla, tomar fotos a distancia, etc.

El smartphone es 5G, por lo que vas a navegar y jugar a la máxima velocidad, pero más importante aún es que también cuenta con Wi-Fi 6E, hasta dos veces más rápido que Wi-Fi 6. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenemos al teléfono conectado a una red de 6GHz donde, si bien no alcanza la velocidad máxima que ofrecen estas redes, pues depende de varios factores, si vemos que es capaz de descargar contenido a 1133 Mb por segundo.

El móvil cuenta con un doble altavoz estéreo, aunque quizá peca un poco de potencia insuficiente. Suena bien y Dolby surround permite disfrutar de un audio envolvente, pero es cierto que cuando subimos el volumen al máximo no disfrutamos de toda la calidad que podríamos esperar de un equipo de estas características. Y si quieres mejorar la experiencia usando unos cascos, debes recordar que no hay ni conector para auriculares ni adaptador para el USB tipo C en la caja.

Samsung Pay para pagar con el NFC del móvil, Samsung Knox y sus muchas herramientas de seguridad para proteger nuestros datos, Samsung Wallet para llevar nuestros carnets e incluso llaves en el móvil o Bixby, el asistente virtual de la firma, terminan de redondear un gran terminal.

Nuestra opinión del móvil

No es un móvil para todos, es un smartphone para el que busca lo mejor de lo mejor de la casa, aunque la batería aún debería haberse mejorado más. Su cámara es una brutalidad, tanto de noche como de día y ver tus fotos y vídeos en una pantalla tan enorme y de alta resolución es una gozada. Si usas el móvil para trabajar o para jugar no vas a notar un ápice de lag o mal funcionamiento.

Su precio no es el más económico, y no es apto para cualquier bolsillo, pero tampoco el más alto. Hay móviles que se venden sin los servicios de Google y cuestan incluso más. Partiendo de 1259 euros te aseguras un smartphone que te va a durar años, más aún teniendo en cuenta que ahora la marca te ofrece hasta 4 años de actualizaciones de Android.

¡Sé el primero en comentar!