¿Siempre tienes mala cobertura? No es culpa de tu operadora

Quien más o quien menos ha tenido que convivir en algún momento con situaciones donde necesitaba utilizar el móvil para realizar una llamada o para conectarse a internet mediante datos móviles, pero ha resultado imposible. Cuando solemos tener poca cobertura o nula, le echamos la culpa a nuestra compañía, pero sin embargo no siempre es el culpable.

El lugar donde nos encontramos tiene mucho que ver con la cobertura y por ello vamos a repasar los lugares con peor cobertura en los que podemos estar. Esto te puede servir de ayuda incluso si estás pensando en mudarte, para que lo tengas en cuenta antes de escoger piso o casa y te fijes en la señal que tienes antes en el móvil antes de decidirte.

Nadie se libra del ascensor

Por muy buena señal que tenga nuestra operadora en la zona donde estamos y aunque nuestro móvil cuente con todas las bandas posibles, el ascensor en una caja metálica donde las señales eléctricas no son capaces de penetrar. En la parte exterior del ascensor nos vamos a encontrar con cargas positivas y por el propio material cargas negativas, provocando que la cobertura en su interior sea nula.

ascensor botones

Esto tiene sin embargo y puntos a favor, dado que en caso de que caiga un rayo, nos encontraremos en una zona aislada y libre de peligro que nos protegerá como ocurre en los aviones. Dado los rápidos que son los ascensores, sería de extrañar que vayamos a necesitar el móvil en esos pocos segundos, aunque en caso de emergencia, estos siempre cuentan con un botón para esos momentos.

Lugares muy abarrotados

Estos fallos de cobertura también se pueden dar en aquel momento en el que nos encontramos alrededor de muchas personas, ya sea en una playa abarrotada de gente, en un estadio o en un concierto. Las antenas de cobertura no están adaptadas a soportar tal carga de datos en la zona y al tener que repartir la señal entre más usuarios, se provoca que la cobertura se vea muy limitada para todos ellos. En los últimos tiempos se ha trabajo en ello, pero sigue habiendo situaciones donde no nos podemos librar.

En lo alto de la montaña, en el campo o en barcos

Lugares donde no nos debería extrañar quedarnos sin cobertura es en aquellas donde las antenas no existen. Ocurre incluso en algunos pueblos de pocos habitantes, aunque por suerte en España esto ocurre ya en contadas ocasiones. Al no haber demanda de conexión, las operadoras no se han preocupado por llevar hasta allí la señal o las zonas donde sí existe se basan meramente en ofrecer cobertura para llamadas y ni mucho menos nos encontraremos con 4G o 5G.

Hombre haciendo senderismo

Las montañas al estar por encima del nivel de las propias antes quedan fuera del rango de actuación. Por estos motivos los escaladores o deportistas más aventureros suelen ir acompañados del walkie talkie o de sistemas de comunicación alternativos como los teléfonos vía satélite, que nos permiten comunicarnos estemos donde estemos. Los pescadores o tripulantes también tienen que convivir con esto, dado que al estar en el mar tienen que ingeniárselas para poder contar con tierra vía satélite.

Cerca de edificios gubernamentales

Todos aquellos edificios donde se toman decisiones importantes están protegidos por inhibidores de frecuencia como medida de seguridad, por ello cuando pasamos cerca de alguno de ellos podemos encontrarnos con que no hay manera de usar el móvil. Pero la señal no solo afectará a la cobertura, también puede afectar al cierre de nuestro coche, provocando que no entramos en una situación muy extraña.

Las cárceles o zonas militares

Del mismo modo que ocurre con los edificios oficiales, las cárceles cuentan con inhibidores de fluctuar, en este caso aún más potentes con la intención de que quien hay dentro no pueda contactar fácilmente con el exterior. En las zonas militares del mismo modo, siempre tratando de velar por la seguridad de todos, aunque eso conlleve no poder conectarse a internet o realizar una llamada con los móviles tradicionales.

¿Y en mí casa?

Aunque dentro de lo que cabe, podemos entender que en ciertos lugares no haya cobertura, hay quienes se preguntan porque motivo en su propia casa no tienen cobertura. Para averiguarlo tendremos que conocer los alrededores, por si hay una zona militar cerca de nosotros, una cárcel, un edificio oficial o antiguamente estaba allí ubicado y no se han retirado esas medidas de protección.

Usar el móvil en el baño

Pero sin tantos avances tecnológicos esto también puede ocurrir, debido a que las paredes del edificio o casa sean muy gruesas o incluso estén hechas de tierra (en los pequeños pueblos). Dentro de los cuartos de baño esto puede incluso agravarse, puesto que los azulejos que se colocan en las paredes se convierten en un escudo contra la señal, ya no solamente la señal móvil, también para el WiFi de nuestra casa.