Por qué Facebook no me deja compartir

Uno de los usos más básicos de Facebook es el de compartir contenido, lo que nos permite mostrar noticias, fotos u opiniones a nuestros amigos. Sin embargo, hay quienes se están encontrando con la situación de que Facebook no les permite completar este paso, haciendo desaparecer el botón de compartir y solamente nos ofrece el botón para dar me gusta o bien, comentar la publicación.

Antes de echarnos las manos a la cabeza, vamos a tratar de resolver todas las dudas que están apareciendo, por lo que no dejamos de preguntar el motivo por el cual esto pasa en nuestro perfil. Básicamente, nos encontramos con dos casos en los que esto puede suceder y en ninguno de ellos se basa en que nos hayan bloqueado otras personas, como muchos piensan.

El usuario no quiere que se comparta

Entre las opciones de privacidad que tenemos dentro de la aplicación de Facebook, hay un apartado que limita las publicaciones que hacemos por defecto, impidiendo que otras personas puedan compartir nuestras publicaciones. Esto limita el alcance, por otro lado, evita que gente que no nos conozca, pueda llegar a ver nuestras fotos publicadas.

privacidad Facebook

En los casos en los que tratamos de pulsar sobre compartir en Facebook, pero no aparece la clásica flecha, estaremos viéndonos ante esta situación explicada. No hay manera, por tanto, de saltarnos esta limitación y solamente podrá modificarlo el propietario de la publicación si en algún momento decide hacerlo.

Para saber si esto es exactamente lo que está ocurriendo, tan solo tenemos que fijarnos en las publicaciones de otros usuarios o páginas de la red, las que si deberíamos poder compartir con normalidad.

Facebook ha puesto medidas contra nosotros

El otro caso ante el que nos podemos encontrar, que limitará todas las cuentas y publicaciones que nos parezcan en el feed, tiene que ver con restricciones impuestas directamente a nosotros. Esto impedirá durante un número limitado de horas todo lo que hacemos en la red social, lo que puede ir desde las 24 horas, hasta varios días, dependiendo de cómo la empresa haya decidido castigarnos. Entre los posibles castigos está el que nos impide compartir nada en Facebook, aunque puede llegar a otros extremos, como por ejemplo, que no podamos tampoco publicar nada, ni siquiera hacer comentarios o dar me gusta.

Lo que podemos haber hecho para que se produzca este control sobre nosotros es lo siguiente:

  • Hemos realizado muchas publicaciones en un periodo corto de tiempo.
  • Hemos hecho publicaciones que se han marcado como no deseadas.
  • Se han infringido las Normas comunitarias en nuestras publicaciones.

Cuando esto sucede, tenemos que recordar todo lo que hemos hecho y poner en el punto de mira las notificaciones o el correo electrónico, donde Facebook nos explicará lo sucedido. A través de estos medios, también nos pueden informar del periodo que estaremos vetados y lo que no podremos hacer. En caso de que no prestemos atención a los avisos y continuemos una vez superado el castigo, con el mal uso de la red social, Facebook podría limitarnos durante más tiempo e incluso permanentemente, al no hacer un uso responsable.

¡Sé el primero en comentar!