Así es la protección Gorilla Glass para móviles: el cristal con mayor resistencia

Móviles

Cuando comprobamos las características de un móvil lo habitual es que el terminal cuenta con una tecnología de protección, ya sea Gorilla Glass u otra. ¿Por qué? Es algo muy común, puesto que dejando a un lado a los protectores y fundas que podamos poner al terminal, los fabricantes también hacen su parte poniendo la mejor protección posible al dispositivo contra golpes o arañazos.

Y es que, hoy en día, para muchos usuarios se trata de uno de elementos más importantes para poder garantizar una mayor resistencia. Pero, muchos se preguntan qué es exactamente esta protección, cómo se fábrica y se realmente protegen tanto como las compañías aseguran.  Además, con el paso de los años se han ido sucediendo diversas generaciones, en las que se han ido introduciendo distintos cambios provocando una importante evolución en esta protección.

Qué es y cómo se fabrica

Esta protección, que es resistente a golpes y arañazos, está fabricada por Corning Inc., y aunque comenzó su desarrollo en 2005, su arranque oficial se dio en 2008. Asimismo, no fue hasta el 2010 cuando empezó a tener éxito y, desde entonces, ha logrado aumentar de manera imparable su popularidad entre los fabricantes. Una fama que se dio gracias a que las compañías necesitabas proteger los paneles de los móviles que cada vez eran más grandes.

Gorilla Glass cristal

El Gorilla Glass está fabricado con un material llamado aluminosilicato alcalino, el cual se forma con la unión del aluminio, silicona y oxígeno. Por lo que no es un material que se encuentre en ningún lugar de la naturaleza, de manera habitual, y supone un extra en el coste de los terminales. Además, es un material que se ha diseñado de tal forma para que sea lo más ligero posible y delgado, contando con apenas 0,4 mm de grosor. Pero, esto no quita que tenga una gran capacidad de resistir daños y arañazos. Para su fabricación, debe ser calentado a altas temperaturas (superiores a 400 grados) en un molde, para después poder extraerlo y enfriarlo, dándole finalmente la forma de lámina protectora.

Sin embargo, es cierto que no fue el primer cristal de este tipo que surgió en el mercado, puesto que ya había otras empresas y marcas que también estaban trabajando en este segmento. Y como hemos comentado anteriormente, con la llegada de los smartphones la acogida de Corning fue cada vez mayor, convirtiéndola en la opción más usada por los fabricantes. Aunque es cierto que existen otras como Dragontrail, que también tienen presencia en muchos teléfonos móviles.

Las generaciones de esta exitosa protección

Gorilla Glass 1

Los primeros cristales protectores Gorilla Glass aparecieron entre 2005 y 2006, comenzado su gran éxito al ser incluidos en el primer iPhone de Apple. En la presentación del primer teléfono iOS en 2007, se presentó el dispositivo con una tecnología Gorilla Glass de 1,5 mm de grosor acompañado de un revestimiento oleofóbico, capaz de repeler las grasas, que minimizaba las marcas de las huellas dactilares y manchas en el panel.

Gorilla Glass 2

En 2012, pudimos apreciar una clara evolución de la lámina protectora, ya que consiguió reducir su espesor en un 20%, llegando a los 1,2 milímetros. Además, aumentaron la resistencia con presiones de hasta 50kg sin romperse ni. Un dato curioso, es que fue instalado en más de 600 millones de móviles, ayudando a que los fabricantes pudieran desarrollar modelos mucho más ligeros y finos.

Cristal Gorilla Glass

Gorilla Glass 3 y 3+

La siguiente versión, estrenada en 2013, trajo consigo como novedad un aumento de un 35% en la resistencia a golpes y arañazos. Además, fue la primera vez que se integró la tecnología NDR (Native Damage Resistance). Y años más tarde, para ser exactos en 2019, llegó al mercado la versión 3+ para mejorar la protección contra en los teléfonos inteligentes de gama baja-media contra las caídas. Aportando grandes resultados, ya que es capaz de resistir caídas de 0,8 metros de altura sobre superficies duras y rugosas. Por lo que se convierte en la opción más asequible para para proteger la pantalla de terminales más económicos.

Gorilla Glass 4

El Gorilla Glass 4, que se presentó en 2014, aumentó en dos veces su resistencia a caídas y a las gotas en comparación a su predecesor. También se implementó una mejora en su película repelente anti-huellas.

Gorilla Glass 5

La quinta generación vio la luz en 2016, aunque eso no impide que sea muy utilizada a día de hoy. El Gorilla Glass 5 logró superar en durabilidad a su antecesor en cuatro veces, soportando caídas de hasta 1,2 metros de altura. Además, su groso puede variar de los 0,4 a los 1,3 milímetros. Además, de que el fabricante garantizó que la tecnología de esta versión es capaz de inhibir hasta un 80% de las caídas en superficies muy rígidas en alturas de hasta un metro.

Anuncio oficial de cristal Gorilla Glass 5

Gorilla Glass 6

Por ahora, esta versión que fue lanzada en 2018 es una de las que están más presentes en la actualidad en los móviles de gama alta del mercado. Además, lograron reducir su espesor una vez más y eso no es todo, ya que su resistencia aumento el doble con respecto al Gorilla Glass 5, aguantando caídas de hasta 1,6 metros de altura.

Gorilla Glass Victus

El año pasado se presentó la última versión de la compañía, Gorilla Glass Victus, o también conocida como Gorilla Glass 7. Fue estrenado en el Samsung Galaxy Note 20 Ultra y tiene un grosor de solo 0,4 milímetros, aunque su grosor puede variar hasta los 1,2 mm. Según Corning, han desarrollado el Gorilla Glass más resistente hasta fecha, tanto para las caídas como para los arañazos.

Lo más llamativo es que, en las pruebas de laboratorio que se han realizado a este cristal, ha logrado superar caídas sobre superficies duras y rugosas de hasta 2 metros de altura. Por lo que estaríamos hablando de un aumento de hasta cuatro veces más su resistencia con respecto a la versión anterior.

Pero, ¿tiene ventajas?

Dejando a un lado que el Gorilla Glass permite que los teléfonos sean mucho más resistentes, se ha podido demostrar que el uso de este cristal permite lograr un diseño y acabado de alto valor estético y puede optimizar la función de carga inalámbrica, la cual está presente en móviles de alta gama. Incluso, resultará beneficioso para las conexiones 5G en los móviles que cuenten con un acabado metálico. Esto se debe principalmente al aumento que supondrá esta tecnología en el número de canales y frecuencias que exigirá un mayor rendimiento de las antenas

Escrito por Daniel Caballero