El iPhone 13 estrenaría una característica que lleva 4 años en Android

Quien diga que no se decepcionó brutalmente al ver como los iPhone 12, lanzados a finales de 2020, lucían pantallas con una tasa de refresco «clásica» de 60 Hz, miente. Mientras que la marca se centró en destacar una y otra vez las bondades del 5G, como si su teléfono fuera el primero compatible con estas redes, la pantalla pasó a un triste segundo plano.

Con el 5G ya establecido en el catálogo de los de Cupertino, una de las mayores actualizaciones que se esperan en la próxima serie de iPhone 13 es el cambio a pantallas de alta frecuencia de actualización, una característica que se ha convertido en algo habitual en los teléfonos Android desde que se lanzara al mercado el primer móvil con tasa de refresco de 120 Hz, el Razer Phone.

Nueva pantalla para el iPhone 13

Según un informe de The Elec, Apple utilizará los paneles OLED LTPO de Samsung Display para el iPhone 13 Pro y el iPhone 13 Pro Max. Ya se han realizado pedidos para las pantallas y Samsung actualizará su línea de producción exclusiva de Apple en la primera mitad de 2021. De hecho se ha establecido un objetivo de producción de 70.000 unidades al mes.

Se espera que Samsung sea el proveedor exclusivo de dichos paneles LTPO, mientras que LG y BOE serán los proveedores de otros paneles OLED. Los paneles de óxido policristalino de baja temperatura de Samsung, que esto significa LTPO, tienen como principal ventaja un consumo más bajo de energía mientras funcionan, gracias a funciones como la frecuencia adaptativa, que puede variar la tasa de refresco en la pantalla automáticamente.

iPhone 13

Esto es algo que ya hemos visto en algunos dispositivos de la marca coreana, como el Note 20 Ultra, el S21 Ultra e incluso el Asus ROG Phone 5. El OnePlus 9 Pro también contará con esta tecnología que permite que la pantalla funciones a un máximo de 120 fps al jugar, mientras que bajará a 30 fps mientras miras ves series o películas, e incluso bajar hasta 1Hz durante escenas estáticas para ahorrar aún más.

Con el lanzamiento del iPhone 12, Apple alegó que no usó una mayor tasa de refresco en sus teléfonos para mantener un consumo de energía aceptable. Al ofrecer una frecuencia de actualización variable, los paneles LTPO de Samsung podrían dejar de lado este efecto secundario en el iPhone 13 y mantener una buena autonomía a pesar del cambio de panel.

Se espera que los nuevos iPhone 13 lleguen en septiembre de este año siempre y cuando la crisis de procesadores no lo impida.