Pasa de Android a iPhone y viceversa. ¿Qué ganas y qué pierdes?

A la hora de escoger smartphone, los usuarios primeros tienen que escoger entre Android e iOS. Dos sistemas que han conseguido liderar en el mercado con puntos clave, los cuales nos hacen plantearnos a la hora de cambiar nuestra elección habitual si hasta ahora hemos sido usuarios amantes de Android, pero nos pica la curiosidad por pasarnos a un iPhone por las buenas opiniones que reciben.

Los usuarios de iPhone defienden a capa y espada iOS junto a las funciones de los iPhone. Mientras que aquellos que tienen un terminal Android tienen sus argumentos preparados cuando alguien saca a relucir su nuevo iPhone. Son varias las ventajas e inconvenientes que se producen al pasarnos de Android a un iPhone y te las vamos a descubrir antes de que te lances al cambio.

Las ventajas de Android

Comenzamos por conocer todos aquellos aspectos en los que el sistema operativo Android 12, o versiones anteriores, y los smartphones que utilizan este, son mejores. Puntos drásticos que no vamos a recuperar en iOS y que se han convertido en insignia de las muchas marcas que engloban el sistema operativo más extendido en todo el mundo.

Diseño

Desde hace años las marcas vinculadas a Android han demostrado la capacidad de diferenciarse e irse olvidando de copiar a los iPhone en diseño. Esto los ha llevado a conseguir revolucionar el sector con estilos que marcan la diferencia como es el caso de los terminales todo-pantalla, con cámaras emergentes, agujeros en la pantalla e incluso con cámaras frontales invisibles.

Con esto se consigue una sensación de evolución muy superior a lo que vemos en los iPhone, donde el clásico notch lleva presente mucho tiempo y nos lleva al año 2015 en Android. Las diferencias en el diseño de marcas como Samsung, OPPO o Xiaomi entre otras nos ofrecen la capacidad de marcar estilo y no llevar un smartphone idéntico al del resto de la gente. Por esto mismo, dentro del panorama de los smartphones con este sistema operativo vemos como el diseño cambia bastante, siendo uno de los puntos clave para decidir cambiar de iOS a Android.

camara emergente del xiaomi mi 9t pro

Más personalización

Desde sus orígenes se ha conocido al sistema Android por sus enormes capacidades de personalización al estar basado en Linux. Si te gusta modificar tu móvil hasta las entrañas, encontrarás más problemas y limitaciones en los iPhone. iOS es un sistema operativo más cerrado y al que cuesta mucho más modificarlo.

La red está inundada apps de terceros y software creado para modificar los parámetros originales. Incluso las capas de personalización añaden extras para darle un estilo totalmente distintivo a cada teléfono. Por lo que, las puertas que se abren dentro de este sistema operativo serán muchas más que en el caso del software de los iPhone. Por lo que, al cambiar a un teléfono de Apple, perderemos opciones de personalización.

Tecnología puntera

No cabe duda de que la feroz competencia dentro del mundo que entraña el sistema operativo de Google hace que los fabricantes se lancen a la piscina con tecnologías que, en ocasiones, pueden no llegar a nada o al revés, convertirse en una tecnología puntera dentro del sector de los smartphones. A pesar de ello muchos de esos cambios llegan para quedarse y convencernos con resultados de sobresaliente.

Con aspectos tan claves como el diseño que hemos mencionado antes, pero también al ofrecernos pantallas plegables con más posibilidades, más y mejor batería apoyándose en la carga más rápida, lentes con más megapíxeles y otras capacidades que los usuarios de los iPhone envidian, aunque no siempre lo admitan.

precios plegables samsung

Calidad – precio

Marcas como Xiaomi o Realme han puesto de moda la ansiada relación calidad – precio, permitiendo que hoy en día en Android nos encontremos con opciones en todas las marcas que buscan dar lo mejor sin que el usuario pague dinero de más. Además de que no han sido las únicas firmas que han ido apostando por lanzar teléfonos baratos, pero que incluyen grandes prestaciones.

Una mentalidad muy diferente de la que encontramos en torno a los iPhone, aunque también han tratado de imitarla con los iPhone SE. Pues sus smartphones no bajan de precio. Por lo que el desembolso que deberemos hacer para comprar un teléfono Android será muy inferior, y no por ello será de peor calidad. Por lo que estamos ante otra gran ventaja de cambiar a este sistema operativo y olvidarnos de iOS.

Además, en el mercado de la telefonía Android tenemos muchas marcas y modelos entre los que escoger. Mientras tanto en Apple solo podemos decidirnos por un único modelo. Aquí nos encontramos una clara ventaja no solo pensando en el diseño, sino también en la variedad para encontrar exactamente el móvil con la batería, pantalla y cámara que necesitamos.

Lo mejor de Apple

Aunque por otro lado nos encontramos con puntos importantísimos donde iOS 15, además de otras versiones de este sistema operativo, han demostrado pasar por encima a los smartphones con Android. Del mismo modo que hay aspectos en los que engloba a la marca Apple marcan la diferencia y ningún smartphone de la competencia por mucho que lo intente copiar, consiguen.

Software

En el panorama que engloba a iOS la gran ventaja de muchas opciones está en la sencillez. Pasar de un Android a otro puede suponer cambios debido a las capas de los diferentes fabricantes, pero cambiar de iPhone significa seguir moviéndote como pez en el agua dado que todo es muy intuitivo. Pues es un sistema muy limpio que no entraña ninguna dificultad.

Muchos usuarios que pasan de Android a iPhone tienen esa sensación de que todo es más práctico y no conlleva problemas, algo que si ocurre a la inversa. Pues dentro de Android nos encontramos con todo tipo de capas de personalización que cambian por completo sus menús, opciones, funciones, personalización, etc.

ios 15 iphone

Actualizaciones

Aunque en Android se está tratando del luchar contra la fragmentación, quienes mejor lo hacen son los iPhone de Apple. Si cuentas con un terminal de la manzana con 3, 4 o más años de antigüedad, podrás seguir disfrutando de la última versión del sistema operativo. Esta es una de las enormes ventajas respecto a Android, donde es raro el fabricante que actualice la versión de Android más allá de los dos años.

Por esto mismo, la vida útil de un iPhone se alarga en gran medida, superando a los teléfonos con el sistema operativo de Google. Básicamente, porque los usuarios que tiene un móvil de Apple tienen asegurados varios años de actualizaciones de software y seguridad, por lo que van disfrutando de más optimizaciones, novedades en el software, entre otras ventajas.

Menos virus

Jamás estamos libres de amenazas o estafas, pero es cierto que el sistema operativo de Google es un campo de minas, sobre todo al salir de la Play Store. No obstante, en iOS al ser un sistema cerrado y más limitado, resulta más complicado que haya amenazas, además la propia Apple es la encargada de proteger a todos los modelos sin que haya otros intermediarios que retrasen las soluciones que necesitan velocidad para no comprometer los datos.

Por eso mismo, cada vez que vemos noticias relacionadas con apps con virus nos damos cuenta de que se han ‘colado’ dentro de Play Store. Es por esto por lo que los iPhone, concretamente iOS, se convierten en un sistema operativo más seguro si lo comparamos con el panorama del sistema operativo de la compañía de la gran G.

virus codigo qr

Ecosistema

Las firmas tratan de permitir la máxima compatibilidad y facilidades en el mundo Android entre gadgets, pero ninguna integración llega a ser como la de los iPhone. Apple ha conseguido crear con los años un ecosistema donde el iPhone, el Mac y el Apple Watch son como hermanos que ofrecen una sincronización perfecta. La desventaja es que para experimentarlo tendremos, además de tener el iPhone, ir completando este kit de productos Apple con el precio que eso conlleva.

Además, el tiempo no afecta al software de los iPhone y su valor no se ve afectado por mucho tiempo que pase, contar con un iPhone en nuestro bolsillo es una opción segura tanto si queremos venderlo en un futuro para renovarlo, como si únicamente queremos guardarlo como objeto de coleccionista. Esto en Android es inimaginable, pues tras los años de actualizaciones el precio cae en picado.

¿Qué es mejor?

No hay una respuesta sencilla que nos permita saber a ciencia cierta qué opción es la tenemos que escoger, pues muchas veces estos aspectos se contraindican. Sin duda alguna el precio es un factor diferencial y tendremos que escoger por lo tanto si queremos, preferimos o nos podemos permitir con mayor facilidad comprar un terminal que dure más tiempo o bien preferimos optar por renovarlo en un periodo de tiempo menor.

Además, la experiencia de cada uno juega un factor determinante, dado que, si llevamos toda la vida en Android, nos será muy fácil pasarnos a iOS, incluso mover los gadgets que tengamos, pero no a la inversa. Se trata de un salto importante del que posiblemente no volvamos nunca atrás, pero también existen casos de usuarios que se han cansado de llevar un terminal igual al del resto del agente, no contar con opciones aventajadas como una gran carga rápida o hacer virguerías con la personalización.

Definitivamente, todo dependerá del presupuesto que tengamos a la hora de comprar un teléfono móvil. Y no solo esto, sino que deberemos valorar la capacidad que nos ofrece en cuanto a la personalización, además de las funciones que nos da el software del teléfono, así como los años de actualización del sistema operativo. Ambos sistemas tienen pros y contras, por lo que deberemos elegir el que más se ajuste a nuestras necesidades.

iOs vs android

¡Sé el primero en comentar!