El Xiaomi Mi 11 se somete a su primera gran tortura. ¿Saldrá airoso?

Xiaomi

Xiaomi ya ha realizado el pistoletazo de salida para la venta del Xiaomi Mi 11 en España. No obstante, aún habrá que esperar hasta final de mes para poder comprarlo, en las dos variantes de memoria en las que se pondrá a la venta. Mientras esperas y si tienes pensado ser uno de sus primeros propietarios, tal vez te convenga echar un vistazo a la primera gran prueba de resistencia del dispositivo, con la que podremos ver si su consistencia también está a la altura de lo que se espera en un terminal de gama alta.

Generalmente, los móviles de gama alta tienen fama de ser más frágiles, debido a la integración de elementos como el cristal en algunos componentes de su construcción. En las pruebas de resistencia que vemos habitualmente en el canal JerryRigEverything, hemos sido testigos de resultados de todo tipo. Hemos visto como terminales de gama alta y gran coste mostraban un rendimiento demasiado endeble para su precio, así como otros terminales más económicos daban la talla con todo lo contrario. Una prueba que habría superado mucho mejor con algunas de estas fundas para el Xiaomi Mi 11.

xiaomi mi 11 colores

Mi 11 rayado, quemado y doblado

Ahora le toca el turno al Xiaomi Mi 11, el último buque insignia de Xiaomi, y que acaba de pasar por las manos de este Youtuber especializado en torturar móviles. Como suele ser habitual, la primera prueba ha sido la de poner a prueba la dureza de su pantalla. El Mi 11 cuenta con tecnología Gorilla Glass Victus, que es a priori, el cristal más duro de los disponibles en el mercado mejorando con creces Gorilla Glass 6 y las anteriores generaciones y una protección que no tiene el Mi 10T Pro.

Sin embargo, el envite del punzón revela resultados similares a otros móviles de gama alta. Esto significa, que los daños se aprecian a partir del nivel 6, con más incidencia en el nivel 7. Tanto la cámara frontal como las cámaras traseras no se rayan de ninguna manera, mientras que todo el contorno del dispositivo con su chasis metálico, se raya fácilmente como es habitual. La zona del sensor de huella en pantalla también es rayada, pero sigue funcionando correctamente con cada intento de desbloqueo.

También podemos ver la prueba de “fuego”, ya que el Mi 11 permanece bajo la llamada durante varios segundos. El terminal parece recuperarse tras unos segundos, pero vemos cómo una mancha permanece sin desaparecer. Esto puede deberse a que ha permanecido demasiado tiempo debajo de la llama y algunos pixels  han ido dañados.

Por último, el Mi 11 es doblado con fuerza, pero el terminal, pese a ceder, no muestra signos de daño, revelándose como un móvil muy compacto y bien fabricado. En esta prueba, donde se ejerce la máxima presión, hemos visto cómo algún otro móvil se ha partido literalmente sin resistir, pese a sus tintes de gama alta.

Escrito por David Girao