Trump se despide con otro duro golpe a Huawei

Trump se despide con otro duro golpe a Huawei

Miguel Martínez

Sabíamos que Trump no iba a dejar el cargo de presidente de EE.UU de forma tranquila. Después de añadir a Huawei en su Entity List hace más de un año, la semana pasada hizo lo propio con Xiaomi (aunque con diferencias) y ahora vuelve a atacar a Huawei en forma de revocación de licencias temporales.

El veto de Trump evolucionó a lo largo del año pasado en forma de que cualquier empresa de chips que empleara componentes fabricados en Norteamérica precisaba de una licencia del gobierno estadounidense para trabajar con Huawei. Ahora Reuters indica que todas estas licencias están siendo revocadas.

guerra EEUU huawei

Licencias revocadas

El gobierno americano está revocando las licencias que autorizaban a algunos proveedores de Huawei vender componentes a la marca al mismo tiempo que advierte que se van a anular todas aquellas que se produzcan en las próximas semanas.

La agencia de comunicación ha detectado un correo electrónico, emitido por el Departamento de Comercio estadounidense, donde se explica «la intención de denegar un número significativo de solicitudes de licencia para exportaciones a Huawei y una revocación de al menos una licencia emitida anteriormente». Fuentes cercanas al Departamento de Comercio afirman que ya se ha producido  más de una revocación y que se retiraron ocho licencias de cuatro empresas diferentes.

veto-de-Trump-a-Huawei-segundoenfoque-1-735x400

Con la llegada al cargo de Joe Biden este mismo miércoles, probablemente esta sea la última acción de Trump contra empresas chinas. El último de una serie de intentos de debilitar a uno de los mayores fabricantes de teléfonos móviles que, recordemos, antes de toda esta polémica, consiguió desbancar a Apple (empresa americana) como el segundo mayor vendedor de teléfonos a nivel mundial.

La revocación de estas licencias impide a Huawei hacer us de procesadores, chipset o cualquier otro componentes que cuente con participación estadounidense en su desarrollo, motivo por el que firma ya ha tenido problemas para dar vida a sus CPU Kirin.

¿Y ahora que?

Por el momento estamos en un limbo de información. La situación de Huawei parece no ser una de las propiedades para el futuro del gobierno de U.S.A liderado por un Biden más preocupado, lógicamente, de posibles ataques de la extrema derecha en suelo americano y de controlas una pandemia totalmente desbocada en suelo norteamericano.

Cuando la situación se calme, puede que las negociaciones con China avancen hacia un punto donde Huawei pueda salir de la «lista negra» del Departamento de Comercio de EE.UU y, entonces, decidir que camino seguir.

Fuente > Reuters

¡Sé el primero en comentar!