¿En qué cambian los diferentes cables y conectores USB para cargar el móvil?

Móviles

Aunque los usuarios no le solemos dar la importancia que se merece, el cable USB que utilizamos para cargar el móvil tiene una estrecha relación con la velocidad de carga del móvil, así como con los resultados que nos ofrece. Por esto es importante que sepamos las diferentes tecnología a nuestra disposición, desde lo más básico hasta lo más avanzado que podemos saber sobre estos cables.

Entre tanto conector y tecnología es fácil que nos confundamos, por eso la Unión Europea quiere crear un estándar único que iría dirigido al USB Tipo C. Sin embargo esto no es sencillo y tendremos que esperar aún varios años hasta que sea una realidad o que llegue el momento en le que las tecnologías de carga inalámbrica dominen el panorama de los móviles u otros dispositivos.

Diferentes conectores USB para móviles

Desde que el primer USB vio la luz allá por el año 1996 de la mano de empresas tan importantes como Compaq, DEC, IBM, Intel, Microsoft, NEC y Nortel. Este conectador nos lleva al día de hoy, con una evolución sorprendente. Esto nos ha llevado a pasar de un clásico puerto USB que aunque modificado sigue vigente, hasta adaptaciones como el USB Tipo C que nos permiten más posibilidades, velocidad y otros cambios más relevantes.

conectores entradas usb movil

La variedad de conectadores USB que nos encontramos puede resultar abrumadora, aunque no todos los que os mostramos se han utilizado en móviles y mucho menos se utilizan a día de hoy. Sin embargo, es importante conocerlos todos para saber diferencias los cables USB en móviles actuales o de generaciones pasadas.

  • USB Tipo A: Se trata de la entrada que se viene utilizando desde el origen de estos contadores para cargar los móviles, aunque no se conecta al smartphone. Este estándar que sigue vigente a día de hoy es el que se suele usar mayoritariamente como extremo opuesto al móvil. Nos permite cargar el móvil y transferir datos, dependiendo la velocidad de su generación.
  • USB Tipo C: El conector de entrada y salida más actual en los móviles. Se prevé que se convierta en una entrada universal, siendo válida para cargar el móvil y transferir datos a gran velocidad. Una ventaja que tiene frente a sus antecesores es que es reversible y por lo tanto no importa de qué lado lo utilicemos.
  • Mini USB: Se trata del estándar que se utilizaba en los primeros smartphones y cámaras digitales, sin embargo no duro mucho tiempo en el mercado y rápidamente fue sustituido, además de superado por el siguiente.
  • Micro USB: Este conector seguro que si suena a la mayoría de usuarios, pues fue el que formo parte del gran progreso en los móviles. Es el conector de carga que vio nacer a marcas como Xiaomi y formo parte de modelos tan míticos como el Samsung Galaxy S3. Su desventaja ante el USB Tipo C que lo ha superado, es que la velocidad de carga y transferencia de archivos se ve limitada y no es reversible, con unos conectores que se dañan fácilmente.
  • Lightning: No nos podemos olvidar del conector clásico de Apple, el cual solo se utiliza en sus móviles y dispositivos. Es reversible y aunque es una buena solución, no ha evolucionado tanto como si lo ha hecho el USB y Apple se resiente a dejar de utilizarlo.

Otros conectores que jamás se ha utilizado en los móviles son el USB Tipo B y el USB Micro B, los cuales han estado destinados a conectar periféricos al ordenador.

Diferencias de las tecnologías en cables USB

movil huawei conectado por usb

USB 1.0

El primer estándar USB que conocimos en 1996 nos ofrecía una velocidad de carga de 1.5 Mbps, la cual se incrementó hasta los 12 Mbps en la versión USB 1.1. Actualmente resulta muy difícil encontrarnos con unos de estos cables que por suerte para nuestro móvil han pasado a mejor vida o del contrario sería imposible disfrutar de cargas rápidas.

USB 2.0

Un gran salto adelante pudimos ver con la llegada del USB 2.0 que nos ofrecía velocidades de hasta 480 Mbps. Esto sin embargo no duró mucho, pues la tecnología de los móviles y otros dispositivos estaba avanzando a pasos agigantados y se necesitaba de mejoras.

USB 3.0

En enero de 2010 tuvimos el placer de conocer el cable con tecnología USB 3.0 y velocidades de transferencia de datos hasta 5 Gbps. Este paso adelante fue una gran revolución en el sector de los móviles, comenzando a poder disfrutar de las primeras cargas rápidas con 2,5 W de potencia.

USB 3.1

Aunque podría parecer una mejora menor, los nuevos estándares para cables y conectores de los móviles con tecnología USB 3.1 ofrecían otro paso importante en la industria para permitir 10 Gbps en la primera generación y en la segunda generación bajo el nombre USB 3.2, permitiendo una carga rápida de hasta 20 Gbps.

USB 4.0

La última generación presentada hasta la fecha y la cual nos permite cargas de velocidad máxima de 40 Gbps es toda una esperanza gracias ala compatibilidad Thunderbolt 3. Este estándar para los cables es el paso que faltaba para que las cargas rápidas de los móviles sean lo que todos soñamos con hasta 100 vatios y ya empezamos a ver en algunos fabricantes. Por ahora resulta casi imposible encontrarlo, pero se espera que en 2021 sea más habitual y comencemos a disfrutar de sus ventajas vinculadas directamente al conector USB Tipo C.

Escrito por Rubén De la Calle