Android 11 llega a móviles con casi 10 años. ¿Cómo es posible?

Hoy en día estamos inmersos en una curiosa dualidad. Por un lado tenemos todos esos smartphones que apenas reciben una actualización de sistema operativo y «mueren» y, por el otro» la promesa de Google y Qualcomm de llevar a los móviles del futuro hasta 4 años de actualizaciones.

El tema de las revisiones de Android para nuestros teléfonos siempre ha generado bastante polémica pues muchos usuarios no entienden como moviles «aparentemente» nuevos, tardan tanto en recibir una actualización o ni siquiera la reciben. Esto es algo que cada día se extiende más y más, sobre todo al ver como algunos desarrolladores son capaces de llevar una versión tan nueva como Android 11 a un móvil tan antiguo como el Samsung Galaxy S2.

Android 11 para el Samsung Galaxy S2 de 2011

¿Puede el Samsung Galaxy S2, un smartphone lanzado a las tiendas allá por el lejano 2011, presumir de Android 11 en pleno 2020? Sobre el papel, parecería algo imposible pero para los chicos de XDA Developers parece que esta es una palabra prohibida.

Aunque el Samsung Galaxy S2 está pendiente de cumplir 10 años en 2021, este móvil Android todavía ocupa un lugar especial en los corazones de los fans y modders Android. Gracias, precisamente a uno de ellos, el antiguo smartphone de Samsung viaja al futuro y puede probar algunas de las novedades de Android 11. ¿Dónde está el truco?

Samsung Galaxy S2

Como era de esperar, no hablamos de una versión oficial del sistema operativo sino de una versión alfa de la popular ROM personalizada LineageOS. Concretamente estamos hablando de su versión 18, basada en Android 11, que ahora es compatible gracias a una serie de modificaciones con el Samsung Galaxy S2.

Aunque es una capa con algún que otro fallo, sorprende que el smartphone mantenga la mayoría de características esenciales, como la conectividad WiFi y Bluetooth, o la app de cámara, la cual no parece tener ningún problema. No obstante no es un sistema operativo pensado para usar a diario pues aunque, por ejemplo, podemos hacer llamadas, es imposible recibirlas.

Estas ROMs aparecen en el mercado más con una clara idea de demostrar las capacidades de modding de los desarrolladores que como un sistema operativo funcional. A fin de cuentas, pocos usuarios contarán, a día de hoy, con un Samsung Galaxy S2 guardado en un cajón y desee convertirlo en su teléfono de uso diario.

Y tú, ¿si tuvieras que devolver un smartphone antiguo a la vida, cuál elegirías de entre los grandes clásicos de la telefonía móvil?