Análisis del rendimiento del OPPO Reno4 Pro, ¿vale para todo?

Ya hemos comprobado el rendimiento que ofrece el teléfono OPPO Reno4 Pro. Este es un modelo que tiene como objetivo ofrecer una alta solvencia que le coloque entre los que destacan en la gama de producto media (siempre hablamos de las opciones Premium) y, lo cierto, es que para nada desentona este dispositivo.

El terminal llega con un hardware bastante competente, con algunos detalles como se ve en la ficha del OPPO Reno4 Pro que son bastante llamativos. Un ejemplo es que la RAM es de 8 GB, una cantidad que es más que suficiente para que el sistema operativo Android no muestra debilidad alguna en la ejecución de multitarea. El procesador es un Snapdragon 720G, muy habitual ahora en la gama media, y que no tiene flaqueza alguna en líneas generales, ya que con sus ocho núcleos (los mejores son dos Kryo 465 Gold a 2,3 GHz). Por lo tanto, no desentona para nada este terminal y ofrece lo que se espera de él.

Por cierto, algo que nos ha gustado bastante, ya comenzamos a comentar los resultados en las pruebas, es que el almacenamiento que ofrece, que puede ser de 128 o 256 GB, es tipo UFS 2.1. No es una gran novedad, pero lo cierto es que en los procesos de lectura (los más importantes porque con ellos son con los que se ejecutan las aplicaciones), su comportamiento es realmente bueno. Se consiguen unas medias de trabajo muy altas tanto en procos directos como en secuenciales, lo que es un excelente síntoma de buen funcionamiento.

Gran experiencia de uso con el OPPO Reno4 Pro

Esto es algo que nos ha quedado muy claro, en el uso diario no hemos detectado problema alguno de «lag» en el funcionamiento habitual. Esto es así con muchas apps abiertas y, también, como en el inicio de desarrollos que son especialmente pesados. Se nota que todo se ejecuta con fluidez y sin retardo, lo que consigue que se tenga una sensación de tener más potencia escondida que se puede aplicar si así se necesita.

Cuando los procesos necesitas del uso de un único núcleo, el smartphone tiene un comportamiento mucho mejor que si se demanda que se enciendan más cores del procesador. Pero en general el móvil se comporta bien y, eso sí, el salto cualitativo respecto al Reno3 Pro (con SoC MediaTek) es evidente. Por lo tanto, si no tienes una necesidad extrema, el OPPO Reno4 Pro es un modelo que será más que suficiente para que quedes satisfecho.

¿Funcionan los juegos con el OPPO Reno4 Pro?

Sí, y los que tiene gráficos en tres dimensiones no van mal. Un ejemplo es la última versión de Asphalt, donde no hay una bajada de cuadros por segundo que sea perjudicial en la experiencia de uso. Eso sí, con títulos más exigentes como por ejemplo PUBG el rendimiento baja y, sin ver un retardo excesivo, sí que se nota que a la GPU Adreno 620 le cuesta un poco desenvolverse con la máxima soltura.

No es un drama lo que decimos, ni mucho menos, pero no es el modelo para los más jugones de los que hay en el mercado. Eso sí, nada impedirá que disfrutes de este tipo de aplicaciones sin muchos problemas.

Un par de detalles finales

El primero es que el funcionamiento de la conectividad es excelente. La verdad es que nos ha dejado un excelente sabor de boca el comportamiento del adaptador WiFi, con una cobertura que ha superado a todos los modelos de gama media con los que compite en la actualidad. Y, esto, son palabras mayores. También funciona bien Bluetooth, donde no hemos encontrado fallo alguno en las sincronizaciones.

Imagen lateral del OPPO Reno4 Pro

El segundo detalle es que el funcionamiento del lector de huellas óptico bajo la pantalla que incluye el OPPO Reno4 Pro trabaja a la perfección tanto en fiabilidad como en rapidez de respuesta. Y esto es así incluso si se tiene las manos húmedas, lo que habla bien del hardware utilizado.

¡Sé el primero en comentar!