Cambia la intensidad de la vibración en móviles Samsung

Samsung

La vibración de nuestro móvil es un elemento importante y que nos puede servir de soporte cuando los sonidos están desactivados. No obstante, en ocasiones puede no ser suficiente su intensidad, o precisamente lo contrario, que necesitemos disminuir su potencia. Lo que hasta hace unos años era un parámetro inamovible, puede ahora modificarse fácilmente en los móviles de Samsung.

El motor de vibración que integran los móviles de Samsung puede recibir órdenes para que su intensidad esté a nuestro gusto. Es una opción que en muchas ocasiones, el usuario no encuentra a simple vista, pero que es muy útil. Una vibración sutil puede hacer que nos enteremos de una llamada entrante, pero una vibración demasiado fuerte en plena reunión, puede ser igual de molesta o más que el tono de llamada.

Cambiar la intensidad de la vibración

Cuando silenciamos nuestro móvil, la vibración puede hacer las veces de servicio de alerta para saber todo lo que ocurre en nuestro móvil, sin necesidad de molestar a los demás. La buena noticia es que los Galaxy de Samsung pueden modificar tres tipos de vibraciones, lo que permite identificar mejor qué tipo de alerta está recibiendo nuestro móvil, ya que con el tiempo podremos identificar la intensidad de cada vibración. No obstante, antes tendremos que acudir a los ajustes para cambiar los parámetros de la vibración.

Para poder modificar la intensidad de la vibración debemos ir a Ajustes y entrar en el apartado “Sonidos y vibración”. Una vez dentro tocamos sobre “Intensidad de vibración”. Una vez en este menú veremos tres opción y barras deslizantes para ajustar a nuestro gusto cada vibración.

vibración en samsung

Tres vibraciones a modificar

Samsung nos permite modificar esta opción tanto para las llamadas entrantes, así como para las notificaciones o las respuestas de interacción con la pantalla táctil. Como decimos, cada usuario deberá modificarlas a su gusto. No obstante, un buen consejo es configurar cada una a una intensidad diferente, para poder identificarlas mejor cuando tenemos el móvil en el bolsillo o vibra encima de una mesa. Por ejemplo, podremos dejar las llamadas entrantes (cuya vibración es más duradera) en una vibración más suave, mientras que las notificaciones pueden ser más fuertes para asegurarnos que no perdemos ninguna.

Cuidado con la batería

No obstante, hay que recordar que cuanto más fuerte sea la intensidad de la vibración, más energía necesita el motor para funcionar y por ende, más gasto energético se requiere, lo que al final supone un gasto de batería que debemos tener en cuenta.

Escrito por David Girao